DEPORTES › BOCA EMPATO 2-2 CON CERRO PORTEÑO EN ASUNCION

Terminó siendo buen negocio

A los 12 minutos vencía 2-0 y había marrado un penal, pero los paraguayos lo igualaron al ratito. Hay ventaja para la revancha.

En el fondo, el hincha de Boca terminó conformándose. Ya no sentía, cuando el pitazo final de Rezende, la furia atroz que lo consumía a la media hora del partido, cuando parecía que una oportunidad magnífica se había escapado y todavía quedaba una hora por jugar. Ni tampoco la angustia del último tramo, cuando Cerro Porteño cargaba desesperadamente en procura del triunfo heroico. En el final, el hincha aceptó que las cuentas que Basile y su tropa habían sacado no eran tan desventajosas.
Es cierto que Boca pudo haber aspirado a mucho más después del fulgurante comienzo del partido, a saber:
- 2 minutos, desborde de Cardozo por la derecha, toque al segundo palo de Aceval, Boca 1-0;
- 9 minutos, mano ridícula de Espínola en el área local, penal, ocasión que Schiavi desperdicia mandando la pelota a Saturno. Boca igual 1-0 y con ventaja en el juego;
- 12 minutos, desborde de Bilos por izquierda, guapeada y centro rasante que Palacios toca al gol en el segundo palo. Boca 2-0, con diferencia en el marcador y suficiencia en el juego.
Pero también es cierto que Boca todavía sufre dos agonías que duelen como heridas incurables:
- Ciertos problemas para recuperar la pelota en el medio cuando el rival tiene la iniciativa (la que Cerro se vio obligada a tomar pasado el cuartode hora) y que terminó derivando en la expulsión de Vargas a poco de comenzado el segundo tiempo, y
- La completa exposición ante la lluvia de pelotazos cruzados sobre el área, que hacen temblar a la defensa y provocan infartos en la platea.
El descuento llegó pronto tras un largo rebote que nadie pudo despejar, a propósito de la primera carencia, y que Fretes atinó a empujar a la red; el empate arribó como consecuencia de la segunda, cuando Benítez cabeceó solito ante Abbondanzieri.
Lo que siguió fue media hora más de ciego empuje del equipo paraguayo y otra media de enfriamiento del partido por parte del equipo argentino (y en los pies de Insúa), pensando ya (especialmente después de que Palacio se fue golpeado en un hombro tras una falta y la posterior, espectacular caída), en el empate como visitante, con dos (2) goles que eventualmente pueden valer doble. Entonces terminó siendo negocio. El fútbol puede esperar.


2-CERRO PORTEÑO
Aceval, Báez, Benítez, Espínola, Cristaldo, Fretes, Grana, Salcedo, Dos Santos, Avalos, Da Silva.
DT: Gustavo Costas.
2-BOCA
Abbondanzieri, Calvo, Schiavi, Díaz, Morel, Cagna, Vargas, Cardozo, Marino, Palacio, Bilos.
DT: Alfio Basile.
Estadio: Defensores del Chaco (Asunción).
Arbitro: Marcio Rezende (Brasil). Goles: 2m, Cardozo (B); 12m, Palacio (B); 19m, Fretes (CP); 30m, Benítez (CP).
Cambios: 53m, Delgado por Palacio (B); 58m, Insúa por Marino (B); 61m, Silvestre por Cardozo (B), 65m, Achucarro por Cristaldo (CP); 75m, Fernández di Alessio por Fretes (CP); 78m, Martínez por Da Silva (CP).
Incidencias: 10m, Schiavi (B) marró un penal; 59m, expulsado Vargas (B); 82m, expulsado Báez (CP).

Compartir: 

Twitter
 

Schiavi pelea por la pelota con Alejandro Da Silva.
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.