DEPORTES › SIGUE EL CONFLICTO DE INTERESES POR LA PLATA QUE ENTREGA LA TELEVISION

El problema es repartir la torta

Los clubes se tienen que dividir los 180 millones de pesos de la TV, pero no llegan a un acuerdo y aumentan las disputas. Los clubes de tercer orden pretenden más dinero a costa de Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez, que no quieren aumentar la brecha con Boca y River.

 Por Gustavo Veiga

Un conflicto de intereses donde hay clubes que no quieren perder derechos adquiridos, otros que buscan mejorar sus ingresos de TV, y en el que también pesan el poder de convocatoria, los títulos conseguidos y las prebendas que concede la AFA, derivó en un campeonato paralelo para recaudar más dinero. Trece instituciones pretenden recibir un mayor porcentaje de la televisión, a expensas de Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez. Raúl Gámez, el vicepresidente 3 de este último, apuntó: “Arsenal no produce nada y no debería ganar más”. El club de la familia Grondona ya había respondido elevando una nota junto a la mayoría, para achicar la brecha con aquellos cuatro. Huracán, el único que no la firmó entre los que reclaman un aumento, especula con que se respete su lugar entre los seis grandes. Boca y River, mientras tanto, se mantienen al margen. Cómo se repartirán los 180 millones de los derechos televisivos es el problema de fondo. Y, por ahora, no hay acuerdo posible.

“Cada uno defiende lo suyo, algunos quedarán contentos y otros no”, comentó José Luis Meiszner. El hombre de confianza de Julio Grondona también informó que los clubes ya cobraron la primera cuota de las doce en que se distribuirá el aumento concedido sin mucha convicción por las empresas Televisión Satelital Codificada (TSC) y Torneos y Competencias (TyC). El incremento, de 93.500.000 a 180.000.000 de pesos, representa sumas muy distintas para los clubes que discuten por el reparto de la torta.

En la edición del 8 de julio pasado, Página/12 ya había adelantado en un recuadro (“Quieren achicar la brecha”) el problema que se venía. Gámez, el opositor más crítico al liderazgo de Grondona, le atribuye al presidente de la AFA “la generación de divisiones entre los clubes”. Pero, además, avanza sobre las entrañas de esta disputa que dejará beneficiados y damnificados.

“Quiero aclarar que ésta es mi posición personal y no la de Vélez, para que no se lo perjudique. A nosotros se nos sugiere achicarnos y nos parece desmedido. Si votáramos, tampoco sería justo porque ya sabríamos quién ganaría. Habría que buscar una fórmula de entendimiento, y hasta sería lógico repartir el dinero tomando en cuenta la posición en la tabla. Pero la verdad, no hay muchas ideas. Y si no existe un acuerdo, el dinero se repartirá como hasta ahora”, señaló el dirigente, quien asimismo cuestionó a los presidentes de dos clubes que están en la misma situación que Vélez.

“Rafael Savino (de San Lorenzo) y Julio Comparada (de Independiente), en lugar de renunciar a un cargo en la AFA o quejarse por los arbitrajes, deberían hacer lo mismo para que no nos sigan robando el dinero”, agregó Gámez. Por su parte, Alejandro Marón, el joven abogado que preside Lanús, describió como “complicada” la situación planteada por la distribución de los derechos televisivos. “Nos estamos canibalizando entre nosotros”, agregó.

Su grupo, el de instituciones que ocupan el tercer nivel de ingresos, lo integran Lanús, Estudiantes, Gimnasia (LP), Rosario Central, Newell’s, Banfield, Gimnasia (J), Colón, Argentinos Juniors, Arsenal y tres de los ascendidos, Olimpo, San Martín de San Juan y Tigre. Sus principales directivos ya se reunieron cuatro o cinco veces para intentar materializar un aumento que supere los 4.950.000 pesos que les corresponderían a los que estaban en Primera y 4.125.000 a los que subieron desde la B Nacional de acuerdo con los porcentajes que venían arrastrando. Argumentan que se ensanchará la brecha con Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez, que pasarían a cobrar alrededor de 11.550.000 pesos anuales. Las cuentas les dan así: con los nuevos valores, percibirán 6.600.000 pesos menos que los cuatro del segundo escalón, cuando antes la diferencia era de 4.000.000.

En este sector mayoritario, también se argumenta que a Racing, Independiente y San Lorenzo, la AFA los asistió demasiado en su respectiva quiebra y sendos concursos de acreedores, una ayuda que declaran, también se le proporcionó a Vélez cuando se estableció un fideicomiso para abonarles deudas atrasadas a los planteles profesionales en mayo de 2001.

A Boca y River estas diferencias puede que les sean ajenas, respaldados como están en su poder de convocatoria, la fuerza de venta que nadie les discute y el peso político que heredaron de su historia. Los dirigentes de otros clubes no cuestionan lo que cobrarán (unos 20.265.000 pesos anuales) y es más, ni siquiera se les escuchó una queja cuando participaron, junto a la AFA, en las difíciles negociaciones donde TSC y TyC aceptaron pagar 180.000.000 por temporada a partir de este mes. “Si yo hubiera querido cobrar igual que Boca sería un tarado”, dijo un presidente.

Superadas aquellas bravatas de Grondona que invitaban a una ruptura del vínculo comercial con el grupo Clarín y olvidada la oferta por los derechos televisivos de un grupo extranjero que el presidente de la AFA difundió cierta vez, lo que queda del acuerdo por la temporada 2007-2008 es sólo una cosa: la disconformidad de la mayoría por cómo se repartirá el dinero. Incluso, la del propio Julio Ricardo Grondona, el presidente de Arsenal e hijo del máximo jefe.

Compartir: 

Twitter
 

Se ven más partidos, pero los clubes siguen recibiendo menos dinero del que pretenden.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared