DEPORTES › OPINION

Hay que pensar en ganar más

 Por Carlos Manuel Morete *

River es, merecidamente, el campeón del fútbol argentino y eso no tiene discusión. Es el mejor de todos, de manera legítima. Porque fue el que sacó más puntos a lo largo del torneo, el que propuso un funcionamiento más ambicioso y vertiginoso y el que más ganas mostró para ir a buscar cada partido. Entre toda la mediocridad que propone el fútbol argentino, el conjunto dirigido por Diego Simeone venció, y por algo fue.

Estoy totalmente en desacuerdo con aquellos que sostienen que el mejor, a veces, no es el que gana, sino el que juega más lindo, debido a que la gente, hoy, no soporta eso y ejemplos hay varios. Uno puede aguantarse a lo sumo dos partidos en los que el equipo pierda jugando bien; sin embargo, después esa balanza se desequilibra. Por eso, el que saca más puntos es merecidamente el mejor y River lo es.

El equipo ganó el torneo con amor propio y me gustó mucho esa actitud. Fue veloz, vertiginoso y de esa manera pudo superar en menos de un mes la eliminación de la Copa, la derrota con Boca, las críticas de los hinchas y el peso histórico de varios años sin campeonatos, que son muy difíciles de superar. Para eso le sentó muy bien al grupo la impronta de Simeone, que sigue siendo el mismo tipo aguerrido y luchador que fue como jugador. El entrenador es el responsable número uno de esa inyección anímica que recibió el plantel porque le contagió todas sus ganas y su ambición. Para mí, el técnico se lleva diez puntos porque, por lo que demostró en dos años, es todo un triunfador. Además, luego de mucho tiempo formó un equipo con hambre, que luchó, que metió, que dio todo y que estuvo y está diez puntos físicamente, que hace muchos años en River no se ve.

Párrafo especial para dos jugadores como Diego Buonanotte y Ariel Ortega, que fueron claves. El alma del equipo, a mi parecer. Aunque no quiero dejar de lado a Juan Pablo Carrizo, Radamel Falcao y Oscar Ahumada, que también formaron el esqueleto de este River campeón.

Por eso, es tiempo de mirar adelante y de seguir. No hay que quedarse con este logro, ahora hay que pensar en ganar más. River tiene por delante la defensa del título en el Apertura que se aproxima y la posibilidad de ganar por primera vez la Copa Sudamericana. A eso hay que apuntar: a seguir siendo ganadores y a mantener esa impronta luchadora que mostró el plantel en este último momento, que muchos réditos le dará.

* Campeón con River en 1975.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.