DEPORTES › OPINIóN

Regresar a cualquier precio

 Por Ariel Greco

El amor de Maradona por la Selección Argentina no se puede discutir. Ya entregó las piernas en el ’94, ahora está dispuesto a dar un brazo para volver a dirigirla y habrá que ver qué otro órgano podría llegar a resignar en pos de esa meta. Por eso, con ese objetivo en la mira, parece que no resignará ninguna oportunidad. La entrevista de ayer con Fernando Niembro fue una puesta en escena para intentar reinstalarse como candidato a director técnico de la Selección, justo cuando los tiempos para la elección comienzan a acortarse y la figura de Sergio Batista parece ganar cada vez más consenso.

Está claro que para Maradona cualquier bandera se puede bajar: aceptar someterse a las decisiones del Patrón, consensuar con traidores que ni siquiera saben cantar “La Felicidad”, dejar en el olvido a aquellos colaboradores por los que no pudo continuar en su momento por una cuestión de códigos o intentar captar el apoyo del matrimonio Kirchner. No existe ningún impedimento en el universo maradoniano y él mismo lo reconoce: “Mi prioridad era, es y será la Selección. Estoy desesperado por el buzo de la Selección”.

Por eso, su discurso tuvo balas de diferente calibre. Descalificó de todas las maneras posibles a su enemigo número uno de hoy, Sergio Batista, desde cuestiones morales, pasando por temas futbolísticos y hasta de fama. Denunció la connivencia de dirigentes menores con los barrabravas y atacó duro a Carlos Babington. Deslizó algún malestar hacia los jugadores y diferenció claramente a Tevez del resto.

Pero lo más llamativo (o no tanto) fue la liviandad con la que trató a Grondona y Bilardo. De aquel monólogo virulento en El Mangrullo a las balas de fogueo de ayer, con críticas ambiguas y edulcoradas, hay una clara intención de tender algún puente. Habrá que ver qué recepción tiene de la otra parte. Si se tratara de personajes comunes y corrientes, la situación sería irreversible. Pero cuando los involucrados se llaman Maradona, Grondona y Bilardo, cualquier destino es posible, por más inverosímil, grotesco o inesperado que parezca.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Regresar a cualquier precio
    Por Ariel Greco
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.