EL PAíS › CONTRA INGLATERRA Y EL CONSEJO DE SEGURIDAD

El reclamo por Malvinas

 Por F. C.

Desde Nueva York

La Presidenta englobó las críticas al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y al Reino Unido, que es uno de sus integrantes, y los acusa de no acatar las resoluciones para volver al diálogo por la soberanía de las Malvinas. “No puede ser que los sillones permanentes del Consejo sean un ‘bill de inmunidad’ o de impunidad”, resaltó. Por otro lado, cuestionó las exploraciones de hidrocarburos que se están haciendo en la plataforma de las islas ante el peligro de desastre ecológico. Sostuvo que si una megaempresa petrolera como BP hizo lo que hizo en el Golfo de México, habría que preguntarse qué se podía esperar de las mucho más pequeñas e inexpertas firmas británicas que operan en el Atlántico Sur. “¿Quién las está controlando? ¿Quién se hace cargo si mañana ocurre un desastre?”, se interrogó.

En años anteriores, las críticas presidenciales habían estado centradas en la composición del Fondo Monetario Internacional, otro de los organismos multilaterales que surgieron como consecuencia del fin de la Segunda Guerra Mundial. Sesenta y cinco años después, la Presidenta sostiene que el mundo es otro, donde los países en vías de desarrollo tienen cada vez más importancia, y que eso debe reflejarse también allí. Ayer, en su discurso, Cristina Kirchner insistió en que los organismos financieros “han fracasado en su misión fundamental de mantener una economía estable a nivel mundial”. En ese sentido, consideró que “urge una legislación global en materia de fondos buitre que golpean sin piedad a las economías y en la necesidad de calificar y evaluar sobre calificadoras de riesgo”.

Pero los cañones esta vez los dirigió hacia el Consejo de Seguridad de la ONU, que cuenta con cinco miembros permanentes: Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Rusia y China. La Presidenta sostuvo que esos países que antes se dividían en dos bloques hoy son prácticamente aliados. Luego hay miembros no permanentes que se rotan. Argentina espera volver a tener un lugar allí en 2013.

En la visión que expuso la Presidenta, “el Consejo de Seguridad ha perdido funcionalidad” y hoy “no se comparece con el escenario ni los peligros del mundo actual”, que ya no es bipolar. “Ha cambiado el escenario mundial y el mundo ya no es aquel en el que se firmó la carta de San Francisco que creó el Consejo de Seguridad. Quienes estaban sentados tenían la posibilidad ante un botón colorado de provocar un holocausto nuclear”, analizó.

Aprovechó para unir dos situaciones: la del Consejo y la de las Malvinas. “Inglaterra, como otros países que tienen sillón permanente en el Consejo de Seguridad, hace uso y abuso de su posición. Y entonces las resoluciones que dicta esta organización solamente son aplicables a aquellos países que no tienen el poder suficiente o no tienen el derecho a estar sentados en un sillón permanente en el Consejo de Seguridad. Consejo que realmente debe ser reformulado porque no ha podido preservar hasta ahora la paz internacional ni la seguridad internacional”, marcó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.