DIALOGOS › ¿POR QUé MARIELA BELSKI?

Todo empezó con una carta

 Por Andrew Graham-Yooll

Amnistía Internacional (o Amnesty International, en su nombre de origen) arrancó en Londres en 1961 luego de que el abogado Peter Benenson quedara impresionado por una noticia en el semanario The Observer sobre dos estudiantes portugueses sentenciados a siete años de prisión. Benenson escribió un artículo para el mismo periódico, que se publicó el 28 de mayo bajo el título “Los presos olvidados”. En esa carta instaba a los lectores a que escribiesen expresando su apoyo a los estudiantes que denominó “presos de conciencia”. Más de un millar de lectores participaron en esta acción. Sin darse cuenta, Benenson había dado forma a un nuevo tipo de activismo contra la injusticia y las violaciones de los derechos humanos.

Al cabo de un año, la nueva organización ya había enviado delegaciones a cuatro países para interceder por varios presos y se había hecho cargo de 210 casos. Había nacido Amnistía Internacional. En 1970, AI comenzó a actuar en Buenos Aires, a partir de la visita de un funcionaria de la organización, la sueca Inger Fahlander, y una comisión de Comité Internacional de Juristas.

El actual secretario general de Amnesty Internationl, el ciudadano indio Salil Shetty, ingresó como octavo en ese puesto en julio de 2010, luego de siete años trabajando en derechos humanos y cuestiones de pobreza en la ONU. Shetty comenzó en derechos humanos en Bangalore, India. Su madre participaba en actividades de grupos de mujeres y su padre estaba comprometido con el movimiento dalit. Su casa era un centro de reunión de activistas locales y nacionales.

Mariela Belski es abogada de la Facultad de Derecho de la UBA, con especialización en Derecho administrativo, en 1994, y tiene una maestría en Derechos Humanos en la Universidad de Essex, en el Reino Unido. Tiene varios diplomas en derechos humanos, tema en el que trabajó en Chile, Finlandia y Argentina. Fue asesora legal de distintas secretarías del gobierno nacional y del gobierno porteño. Entre 2003 y 2006, fue responsable del área de Acceso a la Información Pública de ADC. Desde 2006 se desempeñó como directora del área de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y en 2009 fue designada coordinadora institucional. Desde septiembre de 2011 se desempeña como directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Todo empezó con una carta
    Por Andrew Graham-Yooll
 
DIALOGOS
 indice
  • MARIELA BELSKI, DIRECTORA DE AMNISTíA INTERNACIONAL ARGENTINA
    Una nueva agenda de derechos humanos
    Por Andrew Graham-Yooll

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.