ECONOMíA › AJUSTES AL PLAN FINANCIERO PARA CUMPLIR LOS PRóXIMOS COMPROMISOS

El Nación asistirá al Tesoro

Con el vencimiento de intereses de los Boden 2012 encima, en Economía acomodan las piezas para encontrar oxígeno sin recurrir al mercado de crédito. Financiamiento del Banco Nación por 1000 millones de pesos.

 Por Cristian Carrillo

Mientras el Palacio de Hacienda encuentra la manera de acceder al mercado voluntario de crédito, continúa utilizando fuentes internas de financiamiento. El Banco Nación financiará al Tesoro nacional por un monto de hasta 1000 millones de pesos mediante un préstamo en julio, según una resolución publicada ayer en Boletín Oficial. El Banco Central facilita en tanto al Tesoro la compra de dólares para encarar la semana próxima el cumplimiento de los vencimientos de intereses de los Boden 2012. Se trata de unos 2200 millones de dólares remanentes del pago anticipado que lanzó el Gobierno en junio y al que accedió sólo un dos por ciento de los tenedores. Fuentes del organismo aseguraron a Página/12 que la operación no tendrá incidencia en el resultado patrimonial de la entidad.

En los próximos días se prevé además que se anuncien mayores precisiones sobre el canje de bonos indexados por CER. En la plaza bursátil especulan acerca de un título ajustado por tasa interbancaria Badlar. En la Bolsa porteña, los bonos arrojaron ayer un alza de hasta 4,5 por ciento.

El ministro de Economía, Amado Boudou, suele reiterar su intención de conseguir crédito externo. Pero para tal fin enfrenta las exigencias que el establishment financiero intenta imponer, como acordar con los holdouts que quedaron fuera del canje de 2005 y con los acreedores del Club de París. La necesidad de fondos se encuentra vinculada a un desbalance del 2010, debido a que las cuentas fiscales comenzaron a mostrar signos de agotamiento. Para este año no se prevén dificultades, de acuerdo con el Informe de Inflación de la autoridad monetaria.

Para reforzar las fuentes de financiamiento disponibles, el Banco Nación otorgará al Tesoro un crédito por hasta mil millones de pesos, según dos resoluciones conjuntas de las secretarías de Hacienda y de Finanzas. La entidad que preside Mercedes Marcó del Pont pondrá ese dinero a disposición del Estado para que logre cumplir con sus compromisos financieros. El desembolso se efectuará en las próximas horas y está condicionado al nivel de liquidez del banco. La amortización se efectuará en 24 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, con vencimiento la primera de ellas el quinto día hábil de enero de 2010, y a partir de allí igual en cada mes.

De todos modos, el gobierno nacional podrá cancelar anticipadamente el financiamiento, en forma total o parcial, debiendo comunicar la decisión de hacerlo con al menos cinco días hábiles a aquel en que la precancelación resultara efectiva.

En lo que va de 2009, el sector público continuó siendo un factor de contracción de la base monetaria, debido a la atención de deudas en moneda extranjera financiada principalmente con fuentes domésticas. Para cancelar sus deudas en otras monedas el Tesoro adquiere las divisas, con pesos, del BC. Este mecanismo se utiliza desde 2003, debido a que al país se le cerró el acceso a los mercados internacionales. En particular, se utilizó el 11 de septiembre de 2003 y el 9 de marzo de 2004 para pagar, respectivamente, 2892 millones y 3045 millones de dólares al Fondo Monetario, reseñó un colaborador cercano del titular del BC, Martín Redrado.

Lo mismo sucederá con el pago de intereses del Boden. La semana próxima, el Estado afronta el vencimiento más pesado del año: unos 2200 millones de dólares de esos títulos. “No modifica el patrimonio de la entidad ni ocasiona pérdida de respaldo de los pesos en circulación”, afirmaron a este diario desde el Central. Reconocen que el efecto inmediato “será una caída” del stock de reservas, pero advierten que será compensada por una reducción proporcional de sus pasivos (dinero circulante). No obstante, desde Economía descartan que exista alguna variación brusca en la reservas, ya que la Secretaría de Finanzas realizó sus compras de dólares “a cuentagotas” con anticipación. Según cálculos de la cartera que conduce Hernán Lorenzino, el Tesoro había concluido a fines de junio con la adquisición de dólares para completar la operación del lunes próximo. Además, habrá que contabilizar el ingreso de los Derechos Especiales de Giro (DEG), por la ampliación de capital del Fondo, que irá a engrosar el stock de reservas. También se esperan mayores definiciones del canje de bonos indexados por CER, aunque, previamente, debería conocerse el nombre de quién estará al frente de Finanzas.

Compartir: 

Twitter
 

Economía le da los trazos finos al programa financiero. El Nación y el Central, muy cerca.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.