EL MUNDO › ES EL HIJO DE ABDULHOSEIN RUHOLAMIN, ALTO FUNCIONARIO

Un mártir de los reformistas iraníes

 Por Katherine Butler *

Un estudiante de Ciencias de la computación de 25 años se convirtió en el “mártir” más nuevo y de más alto perfil para la causa de los reformistas en Irán y la última amenaza para el sacudido régimen islámico mientras trata de mantener la tapa de la olla a presión. Mohsen Ruholamin fue detenido el 9 de julio durante una manifestación que marcaba el aniversario de una ofensiva estudiantil en 1999. Doce días más tarde se le dijo a la familia que había muerto.

Los reformistas han documentado varios casos escandalosos de jóvenes manifestantes que murieron encarcelados en la famosa prisión Evin al norte de Teherán desde las disputadas elecciones presidenciales en junio. Sus cuerpos apaleados fueron entregados a sus familias para un entierro apurado para evitar protestas antigubernamentales. Pero el caso de Ruholamin es diferente: era el hijo de Abdulhosein Ruholamin, un funcionario del régimen de alto rango que sirvió como asistente del político conservador Mohsen Rezai, candidato en las elecciones del 12 de junio. Un relato de cómo vio el atribulado Ruholamin –ex jefe del Instituto Pasteur, un prestigioso instituto de investigación científica– por primera vez al cadáver desfigurado de su hijo está circulando en Irán. Las circunstancias de su muerte son embarazosas para el gobierno y pueden encender nuevos descontentos.

“Cuando vi el rostro de mi hijo, estaba claro que su boca fue destrozada”, dijo. “Con la ayuda de alguien de las autoridades me permitieron, como un privilegio, ver el informe médico. El lugar de su muerte fue borrado, pero pude saber que fue herido y no cuidado, luego se infectó la sangre y tuvo fiebre por encima de los 40 grados, y después tuvo meningitis. Sé que mi hijo era un muchacho honesto y no mentiría.”

Los líderes de la oposición están buscando permiso para hacer una conmemoración pacífica el jueves para todos los mártires, y Mir Hossein Musavi, el derrotado candidato presidencial, advirtió ayer que habría más problemas si continuaban los arrestos. Es improbable que las autoridades, preocupadas por una tensa lucha interna por el poder entre los de la línea dura, sancionen cualquier cosa que pueda convertirse en una demostración de fuerza para la oposición. El presidente Mahmud Ahmadinejad despidió a su ministro de Inteligencia el domingo, un día después de retirar el nombramiento de su yerno como vicepresidente.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un mártir de los reformistas iraníes
    Por Katherine Butler *
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.