ECONOMíA › AMPLíAN PLAZOS EN MERCADO DE FUTUROS DE TASA

Una jugada a favor del crédito

El Banco Central informó ayer que amplió de uno a dos años el plazo máximo de vencimiento de los contratos a ser negociados por la entidad en el mercado de futuros de tasa. Esta operatoria comenzó en septiembre con la intención de darle mayor impulso al crédito bancario y desde entonces el número de transacciones viene en crecimiento, situación que motivó la extensión de los plazos.

La intervención oficial para facilitar el crédito entre contrapartes se realiza por medio de la denominada “función giro”. Esta consiste en unir las posiciones de dos entidades (una que quiere vender y otra que quiere comprar) que muestren idénticos términos y se mantengan abiertas en pantalla, sin tomar posiciones, modificar los volúmenes de oferta y demanda, ni participar en la formación de precios en forma directa.

El Central afirmó ayer a través de un comunicado que en los meses previos a la puesta en marcha de la “función giro” las operaciones en este mercado habían sido esporádicas, pero luego comenzaron a crecer. En septiembre, primer mes de vigencia, se cerraron 2670 contratos, inclusive con vencimiento de un año de plazo, contribuyendo a la creación de una referencia para la estructura temporal de tasa de interés en pesos. En octubre, el volumen subió a 3240 contratos, 21 por ciento más que en septiembre, y la autoridad regulatoria adelantó que en noviembre “también se observa una tendencia creciente”.

La entidad que preside Martín Redrado sostuvo que cumplió un papel determinante para impulsar el desarrollo de este mercado, pero aclaró que fueron las entidades las que dieron cuenta del mayor volumen de las operaciones. De los 2670 contratos negociados en septiembre, sólo el 25 por ciento (670) se cursaron a través de la “función giro”. En octubre, por el contrario, se observó un aumento de lo operado a través de esta modalidad, en parte debido al paulatino agotamiento de algunas líneas de crédito entre entidades.

El riesgo que supone la variación de la tasa de interés afecta a toda la economía, pero fundamentalmente a los bancos, porque toman fondos a corto plazo y prestan a largo. Si al momento de renovar el fondeo la tasa sube, la entidad podría terminar perdiendo dinero. Eso lleva a los bancos a ofrecerles una tasa de interés baja a los depositantes y cobrarles una tasa de interés alta a quienes se le conceden préstamos para cubrirse frente a eventuales subas en el costo del fondeo. La ventaja del mercado de futuro de tasa de interés, es que sirve para atenuar esa diferencia dando una herramienta de cobertura frente a un eventual desfasaje. Asimismo, contribuye al crecimiento del mercado de capitales y la asignación más eficiente del riesgo en la economía, facilitando la valuación de instrumentos derivados y la cobertura de riesgos asociados a la tasa de interés.

Compartir: 

Twitter
 

Redrado informó ayer la novedad a través de un comunicado.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.