ECONOMíA › LA ACTIVIDAD CRECIó 9,7 POR CIENTO EN ABRIL, SEGúN INFORMó EL INDEC

La economía ya despegó y ahora vuela

La suba se explica por el repunte del consumo, la inversión y las exportaciones, que repercuten sobre los indicadores de producción industrial e importaciones. Además, incidieron la fuerte recuperación del sector agropecuario y de la demanda brasileña.

La economía creció en abril un 9,7 por ciento de forma interanual, según las cifras del Indec. En lo que va de 2010 acumula un alza de 7,5, superior tanto a los pronósticos oficiales como de analistas privados. La suba se explica por el repunte del consumo –sobre todo de bienes durables–, la inversión y las exportaciones, que repercuten sobre los indicadores de producción industrial e importaciones. Además, incidieron la fuerte recuperación del sector agropecuario y de la demanda brasileña. Sin embargo, hay una porción del aumento que es “efecto rebote”, por el magro rendimiento del año pasado a causa de la crisis internacional.

A medida que la salida de la crisis se consolidó, los pronósticos sobre el crecimiento económico en 2010 se tornaron más optimistas. Por ello, lo que a principios de año los analistas privados estimaban en un 3 o 4 por ciento, ahora ubican en un 5, 6 y hasta 7 por ciento. El propio Ministerio de Economía pasó de 2,5 a 5,1 y recientemente al 5,9 por ciento, según documentos de circulación interna.

Hasta abril, los números oficiales les vienen ganando a todos. El alza acumulada es de 7,5 por ciento, aunque es esperable que los incrementos se suavicen hacia fin de año, cuando las comparaciones comiencen a realizarse frente a los primeros meses de recuperación. Además, la economía creció 1,3 por ciento frente a marzo. El alza interanual de 9,7 por ciento es la mayor desde enero de 2008.

Un reflejo de la dinámica económica por el lado de la oferta es la actividad industrial, que en abril según el Indec avanzó 9,9 frente al mismo período de 2009 y acumuló hasta ese mes un alza de 9,4. El sector que en mayor medida apuntaló la suba fue el automotor, creciendo un 55 por ciento anual. Estuvo movilizado por el repunte en el mercado interno, producto de la mejora en las expectativas y el sostenimiento de los niveles de empleo y salariales. Además, la tracción proveniente de la pujante demanda brasileña.

De hecho, la performance externa, a pesar de haber desmejorado el saldo, fue positiva en abril. Las exportaciones crecieron un 13 por ciento. El conjunto de las ventas de manufacturas industriales subió un 39 por ciento, mientras que las de productos primarios lo hicieron un 50 por ciento. Para lograr este último resultado influyó el flojo desempeño en 2009 a causa de la sequía. En cambio, este año la cosecha de soja será record, lo que se notó en el mes por las ventas de porotos de soja y otros productos relacionados a la oleaginosa. Las importaciones subieron en abril un 48 por ciento, impulsadas por las compras de insumos, bienes intermedios y de capital. Refleja el dinamismo de la economía local, aunque matizado por la fuerte correlación entre crecimiento interno y dependencia de mercancías importadas, una amenaza para el superávit externo que se puede llegar a evidenciar hacia fin de año.

Parte de la evolución del frente externo se relaciona con la de la inversión, que viene creciendo por encima del 10 por ciento anual. “Es un desafío cómo se va a financiar la inversión. Previo a la crisis fue con reinversión de utilidades, pero en el contexto actual de mejoramiento en el poder adquisitivo de los trabajadores, el sistema financiero jugará un rol fundamental”, explicó a este diario Andrés Tavosnanska, economista de AEDA (Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina). En ese sentido, indicó, estaría la reciente línea crediticia para inversión industrial con recursos del Banco Central a través de redescuentos.

La expansión fiscal por parte del Gobierno también repercutió en el nivel de actividad. Entre las medidas más destacadas está la Asignación Universal por Hijo y los aumentos de jubilaciones. Parte del incremento del consumo derivado de ello y de las condiciones generales del mercado interno se observan en los relevamientos oficiales en supermercados, donde las cantidades vendidas en abril subieron 11,7, y en sho-ppings, que se vieron favorecidos con un incremento del consumo del 34,1 por ciento.

El impulso estatal también tuvo como eje las obras de infraestructura y en viviendas. Por ello, también se sintió fuerte en la construcción, que creció 13,1 interanual en abril. La inserción del sector público en esta actividad supera el 20 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

La siderurgia viene siendo uno de los principales motores de la recuperación.
Imagen: Alejandro Elias
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.