ECONOMIA › EXTRAñA PARADOJA EN EL MERCADO DE ELABORACION DE ALUMINIO

Venden más y ganan menos

La AFIP informó que las firmas del sector incrementaron sus ventas en 2009 y declararon una utilidad operativa de 495 millones de pesos, pero sólo pagaron 4 millones por Ganancias.

Las empresas productoras de aluminio declararon en 2009 una utilidad operativa de 495 millones de pesos, 39,4 por ciento menos que el año anterior. La caída se debió a un aumento de los costos porque las ventas subieron 3,5 por ciento llegando a 3274 millones de pesos. Sin embargo, lo llamativo es que las firmas del sector pagaron en conjunto apenas 4 millones por impuesto a las Ganancias, 97,3 por ciento menos que en el mismo período de 2008, según informó ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). El dato despertó la inquietud de los “sabuesos”, quienes no descartan que se haya apelado a algún tipo de ingeniería tributaria, contable y financiera para eludir el gravamen.

El año pasado, la economía argentina sufrió una fuerte desaceleración por el impacto que provocó la crisis financiera internacional. La elaboración de aluminio no fue la excepción, pero ninguno de los indicadores que dan cuenta de la actividad justifican el derrumbe que registró el cobro de Ganancias. En el informe, por ejemplo, se puede observar que el sector ocupa aproximadamente a 2900 personas, cifra que se mantiene relativamente estable desde 2007. Además, el promedio mensual de remuneración que reciben los trabajadores viene creciendo ininterrumpidamente desde 2005.

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, advirtió incluso que la recaudación de ese impuesto viene cayendo en el sector desde 2006, pese a que las ventas en el mismo período crecieron 63,5 por ciento. Lo que hizo encender las alarmas en esta ocasión fue la magnitud del derrumbe. Las firmas pagaron 225 millones en 2006, 187 en 2007, 146 en 2008 y sólo 4 millones en 2009.

La explicación surge de los mismos balances. El año pasado, la ganancia operativa conjunta de las firmas del sector fue de 495 millones de pesos, pero el resultado financiero dejó un rojo de 776 millones. Los “sabuesos” de la AFIP afirman que ninguna inversión financiera justifica esa pérdida y sospechan de algún artilugio llevado adelante con el solo objetivo de ocultar ganancias para pagar menos impuestos.

El informe de la AFIP analiza declaraciones juradas de 24 firmas. El 45,8 por ciento son microempresas, el 29,2 pequeñas, el 16,7 medianas y el 8,3 por ciento restante son grandes. No obstante, estas últimas venden el 97,2 por ciento del total del sector e ingresan el 69,2 por ciento del impuesto analizado, mientras que las microempresas efectúan ventas por menos del 1 por ciento del total.

El documento oficial no menciona el nombre de ninguna empresa, pero es de público conocimiento que la firma que tiene posición dominante en este mercado es Aluar. Es el único productor nacional de lingotes de aluminio, primer eslabón de la cadena de valor, y se expande “aguas abajo” en los segmentos de productos semielaborados (derivados de la fundición y laminación de lingotes) y terminados (envases de alimentos, cosmética e industria de la construcción). Por lo tanto, es muy difícil que Aluar no esté involucrada en el derrumbe que registró la recaudación del impuesto a las Ganancias en el sector.

En la AFIP informaron a este diario que el área de fiscalización se encargará ahora de analizar por qué cayó tanto la recaudación de Ganancias y ver si se detecta alguna irregularidad. Por el momento prefirieron no adelantar ninguna hipótesis, pero aseguraron que lo que ocurrió no es algo normal y sospechan de una maniobra tributaria, contable y financiera destinada a ocultar ganancias.

El impuesto a las Ganancias es uno de los más complicados de controlar y, en consecuencia, uno de los que registra mayores tasas de evasión y elusión. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner puso como ejemplo de esta situación al sector de la alimentación cuando expuso en la Bolsa de Comercio de Rosario el pasado 18 de agosto. “El sector de la alimentación facturó el año pasado 147.569 millones de pesos, aportó por derechos de exportación (retenciones) 17.500 millones de pesos, pero por impuesto a las Ganancias tan sólo 2200 millones.” Además sostuvo que las ventas destinadas al mercado externo explicaron 1900 de esos 2200 millones, mientras que los otros 300 millones se recaudaron por ventas en el mercado interno, algo muy exiguo. Esos datos citados por la Presidenta habían dejado a las empresas de la alimentación en el top de los evasores del impuesto a las Ganancias, pero las cifras del informe de AFIP distribuido ayer parecieran demostrar que las empresas que elaboran aluminio están dispuestas a pelear por el liderazgo.

Compartir: 

Twitter
 

La recaudación del impuesto a las Ganancias cayó 97,3 por ciento en el sector del aluminio.
Imagen: Adrián Perez
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.