ECONOMíA › EL DOCUMENTO DE LA UNIóN EUROPEA EN CONTRA DE LAS POLíTICAS DE REGULACIONES AL COMERCIO EN ARGENTINA

Haz lo que yo digo, no lo que yo hago

En un informe sobre “barreras al comercio”, el bloque europeo expone su pretensión de imponer la ausencia del Estado en sus socios comerciales. El organismo promete seguir presionando contra las regulaciones comerciales en Argentina.

 Por Javier Lewkowicz

La Unión Europea difundió un informe sobre las “barreras al comercio” que aplican sus principales socios comerciales, donde critica la política en la materia adoptada por Argentina y anticipa que seguirá presionando para que se relajen las regulaciones. Pone el énfasis sobre las restricciones a las exportaciones de commodities agrícolas, las licencias no automáticas de importación y los planes de compensación de importaciones con exportaciones que despliega el gobierno nacional. El documento fue realizado con anterioridad al nuevo sistema de “ventanilla única electrónica” que aplica la AFIP, a través del cual el Gobierno busca tener un panorama completo del universo importador para endurecer la política comercial y maximizar el superávit externo, una lógica que está a contramano de las recetas de los organismos internacionales.

Las declaraciones juradas anticipadas forman parte de un esquema comercial, junto a las licencias no automáticas de importación, antidumpings y valores criterio, que el Gobierno pretende reforzar, de manera de maximizar el saldo de la balanza comercial e impulsar el crecimiento de algunos segmentos de la industria nacional. Esa estrategia choca con los intereses de las empresas transnacionales, cuya política de provisión de partes e insumos tiene una lógica global, con la cual buscan aprovechar bajos costos salariales o de materias primas en distintas partes del mundo y concentrar actividades de mayor valor agregado en las casas matrices. Pero además, el libre comercio asegura que los países periféricos permanezcan atados a la explotación de sus recursos naturales, donde tienen ventajas comparativas estáticas, en lugar de impulsar su desarrollo industrial. Por eso la política comercial es “mala palabra” para el establishment.

“Con el proteccionismo como amenaza siempre presente, necesitamos asegurarnos de que el comercio siga abierto para impulsar el crecimiento y el empleo”, destacó ayer en un comunicado el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht. Lo hizo al presentar el informe “Barreras al comercio y la inversión. Agenda de la Unión Europea para romper las barreras al comercio: comprometiendo a nuestros socios estratégicos para mejorar el acceso a los mercados”. Es el segundo informe anual de este tipo, donde la Comisión Europea (CE) analiza la evolución normativa en materia comercial del Mercosur, China, India, Japón, Rusia y Estados Unidos. Allí critica las políticas adoptadas por Argentina. “No se han obtenido mejoras en 2011 en el Mercosur donde, por el contrario, continuaron tendencias proteccionistas, en especial en Argentina y Brasil”, dice la CE.

“En el caso de las licencias no automáticas de importación de Argentina, el sistema se mantuvo y la situación no ha mejorado”, indica el informe, y detalla que ese instrumento afecta al 12,3 por ciento de las importaciones desde el bloque europeo, lo que les habría producido pérdidas a sus compañías por 147 millones de dólares de enero a septiembre de 2011.

La Comisión Europea destaca que el gobierno argentino mostró una “disposición limitada” para buscar soluciones, con una lógica de “caso por caso”, lo que “ha contribuido de algún modo a aliviar los casos más agudos de compañías europeas”. “El problema, sin embargo, continúa siendo muy serio porque Argentina ha forzado a las compañías a aplicar planes de compensación de importaciones y exportaciones donde, por cada peso importado, las firmas tienen que exportar el mismo monto, con serias distorsiones en las decisiones de los negocios”, dice el informe. La Comisión Europea, “dada la gravedad de la situación”, asegura que podría presentar el caso ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), con “consultas a otros países afectados por esta situación”. La OMC es el organismo garante del libre comercio, pilar del neoliberalismo.

El documento europeo también denuncia trabas en China, Japón e India, aunque destaca que en el último país ha habido “progresos” como la “eliminación de las restricciones a las exportaciones de algodón”.

Compartir: 

Twitter
 

Los titulares de Comercio Interior y Exterior en la mira europea: Guillermo Moreno y Beatriz Paglieri.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.