ECONOMíA › LOS PASAJES DE TRENES Y COLECTIVOS SE AJUSTARAN A PARTIR DEL 6 DE AGOSTO PARA QUIENES NO TIENEN LA TARJETA SUBE

Con el SUBE no sube la tarifa del boleto

El boleto mínimo de colectivo sin SUBE será de 2,00 pesos, manteniendo la actual tarifa de 1,10 a 1,25 peso para quienes tienen la tarjeta. El de tren aumentará de 0,7 o 0,8, según el ramal, a 2,00 pesos. La Nación fijó un tope de subsidios mensual al transporte.

 Por Tomás Lukin

A partir del lunes 6 de agosto quienes no tengan la tarjeta SUBE pagarán más caros los pasajes de trenes y colectivos del área metropolitana. Los usuarios del nuevo sistema electrónico continuarán abonando las tarifas subsidiadas vigentes, pero quienes decidan hacerlo en efectivo no gozarán del beneficio que desembolsa mes a mes el Estado. Para ese grupo los boletos de colectivo pasarán de 1,10, 1,20 y 1,25 hasta 2,00 pesos. Por su parte, el mínimo del tren subirá desde el vigente 0,7 o 0,8 centavos, dependiendo del ramal, a 1,50 peso, y para los recorridos más largos de 13 a 52 kilómetros la tarifa llegará a 2,00 pesos. En ambos casos, ferrocarriles y colectivos, cuando no se use la SUBE, las tarifas más altas llegarán hasta 5,00 pesos.

El Ministerio del Interior y Transporte fijó, además, un techo para los subsidios que paga a las empresas de colectivos en todo el país y estableció nuevos criterios para el pago de esos desembolsos (ver aparte). Según precisó el titular de la cartera, Florencio Randazzo, frente al reclamo empresario de un aumento de costos, cada jurisdicción, provincia o municipio decidirá si permite un cambio en la tarifa o entrega compensaciones de sus propios presupuestos.

La creación del Sistema Unico de Boleto Electrónico (SUBE) ofreció un paliativo a la falta de monedas, pero fundamentalmente creó un instrumento de supervisión del sistema de transporte. Desde su creación en 2009, el objetivo del Gobierno fue modificar la forma en la que se pagan subsidios para transferir esos recursos directamente a los pasajeros que más lo necesitan y, también, mejorar la distribución de recursos hacia las empresas.

El primer paso en ese proceso es la “universalización” de la SUBE: se entregaron once millones de tarjetas y por día se activan entre 6 y 7 millones. En el equipo de Interior y Transporte estiman que falta que obtengan su plástico alrededor del 10 por ciento de los pasajeros regulares, aproximadamente un millón de individuos. Para seguir pagando las tarifas subsidiadas, esas personas deberán abonar los 15 pesos que hoy cuesta la tarjeta y comenzar a utilizarla.

La decisión de diferenciar las tarifas y “penalizar” a quienes no usen la SUBE busca avanzar en ese sentido. Desde el lunes 6 de agosto las personas que elijan pagar en efectivo el boleto deberán desembolsar hasta un ciento por ciento más que quienes usan la tarjeta SUBE. En las líneas de colectivos del área metropolitana los pasajes que hoy salen 1,10, 1,20 y 1,25 costarán 2,00 pesos. Las tarifas para los recorridos más largos, aquellos que cuestan 1,75 y 2,00 pesos, subirán hasta 4,00 pesos. En el caso de las líneas municipales que no tienen SUBE, no habrá cambios en las tarifas. En Interior y Transporte aseguraron que no surgirán inconsistencias tarifarias entre las líneas que sólo circulan en la Ciudad de Buenos Aires y aquellas que cruzan la General Paz hacia el conurbano. Para garantizar la armonización se trabajará en el marco de la flamante Agencia de Transporte Metropolitana.

En los ferrocarriles metropolitanos el boleto mínimo –oscila entre 0,70 y 0,80 centavos, según el ramal– subirá hasta 1,50 peso cuando no se use la tarjeta. En todos los recorridos el precio para los tramos de entre 13 y 52 kilómetros subirá hasta 2,00 pesos. La escala tarifaria varía en cada ramal, pero se trata de los boletos que oscilan entre los 0,90 centavos y 1,85 peso. Más allá de estos cambios, en los trenes existe un elevado nivel de evasión de pago. A continuación se detallan algunos ejemplos concretos con los precios que deberán pagar quienes no usen la SUBE:

- Sarmiento y Mitre: En las líneas operadas por la nueva Unidad de Gestión Operativa entre Metrovías y Ferrovías en reemplazo de TBA, un pasajero que viaje de Retiro a Tigre en el Mitre y abone en efectivo pasará de pagar 1,35 a 2,00 pesos mientras que quienes lleguen hasta Garín pasarán de 1,85 a 2,00 pesos. El viaje entre Moreno y Once en el Sarmiento también pasará de 1,35 a 2,00 pesos.

- Urquiza: Desde Lacroze hasta Villa Bosch el precio pasará de los 0,80 centavos vigentes hasta 1,50 peso. A partir de Martín Coronado, sin la SUBE, llega hasta 2,00 pesos.

- San Martín: Los pasajes que desde Retiro cuestan 0,75 centavos para cubrir las estaciones entre Palermo y La Paternal aumentarán hasta 1,50 peso. Desde Villa del Parque hasta José C. Paz las tarifas pasan a 2,00 pesos.

- Roca: Los servicios hasta Quilmes pasarán de 0,90 centavos hasta 1,50 peso y desde Ezpeleta hasta Tolosa pasarán a 2,00 pesos. El recorrido hasta Remedios de Escalada pasará de 0,8 a 1,50 y entre las estaciones de Banfield y Spegazzini llegará a 2,00 pesos. Los aumentos para los tramos más largos se conocerán a partir de hoy.

- Belgrano Norte: Entre Retiro y Aristóbulo del Valle el precio pasará de 0,75 centavos hasta 1,50 peso. De Padilla hasta Villa Rosa hasta 2,00 pesos.

A fines de enero el gobierno nacional había informado que la segmentación de precios se implementaría a partir del 10 de febrero. En el verano se avanzó en la distribución y masificación de las tarjetas pero la decisión no se puso en marcha. Después de la tragedia de Once del 22 de febrero los cambios quedaron en segundo plano. Distintos funcionarios pusieron fechas tentativas, pero la aplicación volvió a postergarse ante las modificaciones en la Secretaría de Transporte. Alejandro Ramos asumió en reemplazo de Juan Pablo Schiavi, al tiempo que la cartera pasó de la órbita de Planificación Federal a Interior y la rescisión de la concesión de TBA. El evento más reciente fue la suspensión por irregularidades de la Unión Transitoria de Empresas que supervisa el SUBE, actividad que pasó a manos del Estado.

Compartir: 

Twitter
 

Alejandro Ramos, secretario de Transporte, y Florencio Randazzo, ministro de Interior y Transporte. Ya se entregaron once millones de SUBE.
Imagen: Luciana Granovsky
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.