ECONOMíA › ASESORARá A LA FIRMA LUEGO DE QUEBRAR A BANKIA

Telefónica sumó a Rodrigo Rato

Telefónica, la principal empresa española, designó como asesor para Latinoamérica y Europa a Rodrigo Rato, quien fuera director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), ministro de Economía español y presidente de Bankia. Por su actuación al frente de este último banco, el cual tuvo que ser rescatado por el Estado español el año pasado, fue acusado de presuntos delitos de estafa, falsedad contable y administración desleal. Bankia requirió la friolera de 23 mil millones de euros para no quebrar, en un contexto de fuerte ajuste fiscal que perjudica a los trabajadores españoles. Antes, Rato dirigió el FMI en plena etapa de gestación de la burbuja financiera que desató la crisis internacional y protagonizó varias peleas con el Gobierno argentino.

Rodrigo Rato, de 63 años, es uno de los referentes del conservador Partido Popular, a partir de una larga gestión al frente de la cartera económica durante la presidencia de José María Aznar. Está alejado de Mariano Rajoy, actual presidente, aunque mantiene aceitados vínculos con otros funcionarios del gobierno y con el establishment español. El ex Bankia no tendrá una función ejecutiva en Telefónica y su salario dependerá de la asistencia a las reuniones. La compañía de telecomunicaciones, que encabeza César Alierta, también decidió designar en el consejo asesor a Luis Abril Pérez, quien hasta ahora era secretario general técnico de la Presidencia de la firma. “Por su experiencia y trayectoria, ambos nombramientos vienen a reforzar la visión global de Telefónica”, explicó en un comunicado.

Más allá del optimismo de la compañía, los antecedentes de Rato no dan para ilusionarse. En relación a su gestión al frente del FMI, desde junio de 2004 hasta noviembre de 2007, un informe interno del organismo, difundido a comienzos de 2011, ofreció una severa crítica. “El FMI no anticipó la crisis, su ritmo ni su magnitud y no pudo advertir a sus países miembros”, indica. También recordó que el Fondo puso a Islandia como modelo de un sistema financiero “resistente”, antes de que la banca de ese país quebrara y llevara la situación a una crisis económica general.

El FMI promocionó los novedosos instrumentos financieros que en Wall Street eran un éxito antes del crack que inició Lehman Brothers. Al borde del estallido de la burbuja, el organismo que dirigía Rato, al igual que las calificadoras, minimizaba los riesgos de las hipotecas subprime y pronosticaba para Europa “crecimiento económico sostenido”.

La revista estadounidense Bloomberg Businessweek publicó recientemente un ranking internacional de los mejores y peores directivos de compañías privadas. En el quinto lugar, entre los de más flojo desempeño, aparece Rodrigo Rato. “Está bajo investigación por fraude vinculado al espectacular colapso de Bankia y el rescate del gobierno español. En 2011, Bankia anunció una ganancia de 309 millones de euros. Después de la designación de Rato, ese resultado fue modificado y se aceptó una pérdida de 3 mil millones de euros”, indica. En julio, la Audiencia Nacional de España imputó a Rato y a otros ex altos cargos de Bankia, acusados de falsificación de cuentas, administración desleal y apropiación indebida.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.