ECONOMíA › RENUNCIO TODO EL DIRECTORIO DEL BANCO DE LA NACION

“Sin internas partidarias”

El Banco Nación fue ayer el centro de otra renovación política encarada por el Gobierno. Roberto Lavagna aceptó las renuncias de seis directores de la entidad, que se suman a las tres dimisiones de la semana pasada. El único director que continuará en su cargo es Francisco Gulluscio, un técnico que trabajó en la consultora Ecolatina junto al ministro de Economía. El descabezamiento es el primer paso hacia una reestructuración del banco, al cual la nueva presidenta, Felisa Miceli, quiere darle un perfil más profesionalizado.
Ayer, Miceli volvió a reivindicar al banco como un aliado del sector productivo. En un breve discurso ante periodistas evitó dar los nombres de los directores que acompañarán su gestión. Lo que quedó en claro ayer, con la publicación en el Boletín Oficial de la aceptación de las dimisiones de los anteriores funcionarios, es que el Gobierno –también en el Nación, como en el PAMI, la Policía o en ámbitos de mayor trascendencia política como las Fuerzas Armadas o la Corte– parece decidido a realizar cambios drásticos.
La idea del Gobierno radica en que los nuevos directores respondan al perfil de reconocidos especialistas con una fuerte vocación política, comprometidos con una estrategia de aliento a la producción, según comentaron a este diario fuentes oficiales. “Queremos un Banco Nación ajeno a lo peor de la política. Los cargos no funcionarán como compensaciones a las internas partidarias”, añadieron.
Los directores que se fueron respondían a esas nominaciones eminentemente partidarias. Desde el vice, el ex gobernador mendocino Rodolfo Gabrielli (que incluso resistió hasta último momento su partida), pasando por el ex titular del PAMI José Manuel Corchuelo Blasco, o bien el ex referente radical, o el alfonsinista Victorio Bisciotti.
La Carta Orgánica del Nación establece un directorio de 12 miembros. Sin embargo, en el Gobierno evaluaban dos alternativas: o bien designar sólo a ocho –el quórum mínimo necesario para sesionar– o bien reducir el directorio a un triunvirato, con lo cual sería necesario modificar la Carta.
Sin dejar trascender los próximos pasos, Miceli insistió en el perfil que tendrá su gestión. “El banco funcionará en apoyo de la producción nacional”, apuntó. Y puso énfasis en las pymes y en las actividades productivas de las provincias.
Para aliviar la presión sobre los endeudados, el banco prorrogó “por única vez”, y hasta el 15 de julio próximo, el vencimiento de facilidades de pago a los deudores de la entidad al 31 de mayo. La medida beneficia a clientes cuya deuda va de los 50.000 a más de 400.000 pesos, de tres planes distintos: “cancelación de deudas con quitas”, “reprogramación de pasivos” y “plan para clientes que hayan ingresado al Régimen de Reinserción productiva para pymes”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.