ECONOMíA › LA CNV DENUNCIó POR ESTAFA A UNA SOCIEDAD DE BOLSA

Inversores despojados de sus títulos

 Por Raúl Dellatorre

La Comisión Nacional de Valores denunció ante la Justicia penal de Santa Fe al titular de una sociedad de bolsa de esa provincia, por los delitos de estafa e intermediación irregular. El denunciado, Mario José Enrique Rossini, había capturado títulos valores de clientes de Bolsafé Valores, de la cual era titular, para transferirlos a una cuenta propia en el Banco de Galicia y luego venderlos. La sociedad de bolsa denunciada era controlada por el Mercado de Valores del Litoral SA, que funcionaba bajo el régimen de autorregulación anterior al nuevo sistema de controles convertido en ley el año pasado. Alejandro Vanoli, titular de la CNV, sostuvo que “la situación en Santa Fe muestra el fracaso de la autorregulación y la necesidad de que el Estado fiscalice directamente a todos los intermediarios del mercado”.

Se calcula que más de un centenar de inversores, que habían adquirido títulos públicos y papeles privados a través de Bolsafé, resultaron estafados. Rossini, titular de Bolsafé, era simultáneamente presidente de B.V. Emprendimientos SA, sociedad no registrada en el mercado de valores. Sin autorización de sus propietarios, Rossini dispuso transferir los títulos valores de sus clientes a una cuenta comitente a nombre de B.V. Emprendimientos en el Banco de Galicia y Buenos Aires. A través de esa cuenta, ordenó la venta de dichos papeles en el mercado, operación que se ejecutó a través de Galicia Valores Sociedad de Bolsa, nuevamente sin el consentimiento de sus propietarios.

La CNV había iniciado el año pasado una inspección en el Mercado de Valores del Litoral (MVL) a partir de anomalías detectadas y denuncias recibidas, en particular contra el agente Bolsafé Valores. En la auditoría que le realizó el MVL a Bolsafé percibió que, en vez de los títulos en cartera, la sociedad de bolsa sólo contaba con contratos de alquiler de los títulos, a los cuales además les faltaba la firma de los clientes. Rossini pidió unos días para regularizar la situación, pero sólo obtuvo la firma de una mínima parte de los titulares.

Según explicaron desde la CNV, el alquiler de títulos es una operación que está prohibida. Solía ser una práctica usual de quienes apostaban sobre papeles ajenos, vendiéndolos con la expectativa de rescatarlos posteriormente a un precio más bajo para su devolución. Al dueño de los títulos se le ofrecía una renta de alquiler y se esperaba conseguir otra mayor en la compraventa. En el caso de Bolsafé, aparentemente el rescate no tuvo lugar, ni hubo siquiera consentimiento vía alquiler para que dispusiera de los papeles. La investigación tampoco pudo detectar el destino de los fondos obtenidos con la venta. La CNV pidió además que se investigue al Banco de Galicia y Galicia Valores como posibles partícipes de los delitos denunciados.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.