ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL SANCIONó A UNA CASA DE CAMBIOS E INHABILITó A SUS DIRECTIVOS. INVESTIGAN VíNCULOS CON EL BLUE

Para empezar, París bien vale una multa

Los directivos de la casa de cambios París recibieron fuertes sanciones del Banco Central e inhabilitación para seguir operando. Es por irregularidades en sus registros que podrían hacer presumir la existencia de operaciones cambiarias no declaradas.

 Por Javier Lewkowicz

El Banco Central (BCRA) instrumentó una dura sanción a la emblemática casa de cambio y turismo París, en medio de un clima enrarecido por la escalada del precio del dólar en el mercado paralelo. Los principales directivos de la empresa fueron además inhabilitados en el ejercicio de la actividad por uno a dos años. La autoridad monetaria encontró varias irregularidades en el funcionamiento de la financiera, que ofrecen elementos para presumir que dicha compañía podría haber estado operando en el mercado del dólar blue. El Central investiga también a varias de las principales casas de cambio en la city porteña que tendrían un vaso comunicante con el segmento ilegal.

A partir de una serie de irregularidades detectadas, el BCRA aplicó una multa de 610 mil pesos a la casa de cambio París. El presidente de la compañía, Carlos Alberto Reynier, fue también sancionado con 610 mil pesos e inhabilitado por dos años, mientras que el vicepresidente, Jorge Santiago Ramos, recibió una multa de 450 mil pesos y un año de suspensión. “Durante el tiempo de la sanción deberán dejar el cargo o desprenderse de las acciones que eventualmente posean”, indicaron fuentes del BCRA. Son las primeras inhabilitaciones que se fijan desde que asumió Mercedes Marcó del Pont. En tanto, el gerente de la sucursal, Marcelo Gustavo Suárez, fue sancionado en 298 mil pesos. Son en total 1.968.000 pesos de multa.

La autoridad monetaria encontró cinco infracciones en la operatoria de París. En primer lugar, detectó un incumplimiento de las normas sobre prevención del lavado de dinero. La empresa no habría aplicado el manual de procedimientos en lo que se denomina “conocer al cliente”. Es la obligación que tiene la entidad de pedir información a su cliente para identificarlo y precisar el origen de los fondos. En el caso de París, como en otros que están bajo sumario, se habría omitido requerir esa información. Esas infracciones son luego informadas por el BCRA a la Unidad de Información Financiera (UIF) para que continúe la investigación.

También se aplicó la sanción a partir de deficiencias encontradas en la confección e integración de boletos cambiarios, que son los comprobantes de compra-venta de divisas. Las copias de esos documentos deben quedar en poder de la entidad financiera, archivadas a disposición del Central. Asimismo, al momento de inspeccionar el tesoro de la compañía, se obstaculizó el ingreso de los inspectores, aseguró el BCRA, que catalogó la maniobra como “irregularidades en procedimiento de arqueo de valores”.

También, la casa de cambios París habría realizado operaciones cambiarias durante períodos no permitidos por la normativa relacionada con el régimen informativo, que obliga que las entidades a declarar al BCRA detalles de las operaciones de cambio que la autoridad monetaria debe validar. Cuando el Central observa alguna operación, si al quinto día la entidad no subsanó el motivo de la observación, no puede operar en cambios hasta que así lo haga. En este caso, París operó a pesar de la observación. Por último, la empresa habría encendido el cartel de cotización de venta de divisas fuera del horario establecido para realizar tales operaciones.

La sanción fue dispuesta por el Directorio del BCRA el miércoles por la noche, aunque fue fruto de una serie de inspecciones realizadas, que derivaron en la apertura de un sumario. El tipo de irregularidades detectadas permiten al Gobierno inferir que la casa de cambio París habría operado en el circuito cambiario ilegal. Sin embargo, el BCRA no tiene de ello pruebas, que sólo podrían surgir de toparse con el hecho in fraganti.

“Es la fachada que la televisión primero muestra cuando hay un informe sobre el dólar blue”, graficó a este diario una fuente del mercado sobre la importancia de la casa París, ubicada en pleno microcentro porteño, en la esquina de las calles Sarmiento y Reconquista. El Central y la AFIP vienen ejerciendo más presión para controlar que el precio del dólar en el segmento informal no se escape ni genere revuelos de la magnitud del que tuvo lugar días atrás. El análisis oficial sigue siendo que el dólar blue es un mercado muy pequeño en relación con el formal y que sus bruscas oscilaciones son fruto de movidas especulativas de las cuales las casas de cambio no son ajenas. Esta medida contra París, analizan en despachos oficiales, “es una señal de alarma para todo el sector”. La empresa ya había sido multada en enero con un millón de pesos y también el presidente recibió en ese caso una sanción por el mismo monto, por irregularidades similares a las ahora detectadas.

Por otro lado, la venta de dólares a los “coleros”, fenómeno que creció luego de los primeros controles a la compra de divisas y antes de la prohibición para la adquisición con el fin de atesorar, también motivó que el BCRA abriera un sumario contra la casa París. Por razones similares, la jueza federal María Servini de Cubría imputó a 51 directivos de casas de cambio porteñas. Desde el Gobierno también recuerdan que entre 2008 y 2011 las principales casas de cambio presentaron quebrantos, aunque en ese período la fuga de capitales, que alimenta directamente a través del spread los ingresos de estas entidades, fue muy intensa.

Compartir: 

Twitter
 

Cambio París, emblemática casa de cambio en la esquina de Sarmiento y Reconquista. El BCRA también investiga a otras agencias de la city.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.