EL MUNDO › EMPIEZA UNA NUEVA RONDA DE CONSULTAS CON LOS PARTIDOS PARA FORMAR GOBIERNO

Bersani no logró sumar voluntades

Ante el fracaso del Partido Democrático, el presidente Napolitano podría investigar si los seguidores de Grillo, del M5S, apoyarían un gobierno presidido por un personaje no partidario y quién podría ser ese personaje.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Pierluigi Bersani, el líder del centroizquierda que había sido encargado por el presidente de la República Giorgio Napolitano de verificar la posibilidad de un gobierno, después de casi una semana de consultas con los partidos políticos se presentó hoy ante el mandatario prácticamente con las manos vacías. O, al menos, con un resultado no lo suficientemente satisfactorio como para que el presidente le encargara oficialmente la formación del gabinete. Esto significa, en otras palabras, que un gobierno presidido por Bersani no conseguiría la aprobación de las dos Cámaras, tal como exige la Constitución.

Y el problema radica en el Senado, donde ningún partido tiene la mayoría absoluta. Para que esta Cámara apruebe un eventual gobierno del centroizquierda, se debería contar con los votos del centro (liderado por Mario Monti) y de parte al menos del Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo. Pero Grillo y los suyos dijeron no desde el principio y lo siguen diciendo. Ellos quisieran ser el próximo gobierno. Pero tampoco podrían serlo, porque en la Cámara de Diputados es el centroizquierda el que tiene una amplia mayoría. Entonces hablan de que el Parlamento podría funcionar perfectamente, aunque no se forme un gobierno. Y de hecho ya está funcionando, por lo cual las leyes que hay que cambiar o hacer podrían ser cambiadas o hechas de todas maneras, dice el M5S. La propuesta no tiene precedentes.

En definitiva, un matete, que por ahora nadie logra resolver. Y por eso se habla de elecciones en junio. Pero eso significa millones de euros por gastar nuevamente, en un acto que podría no cambiar la situación. La pelota pasó ahora de nuevo a manos del presidente de la República, quien, en un comunicado, luego del encuentro con Bersani, hizo saber que “se reserva la posibilidad de tomar iniciativas que le permitan, sin demoras, ir adelante en la formación del gobierno”.

Bersani, por su parte, al salir del encuentro con Napolitano dijo a los periodistas que los resultados de sus conversaciones habían sido “no resolutorios”, porque tanto el M5S como el Pueblo de la Libertad (PDL), de Silvio Berlusconi, le habían impuesto condiciones u obstáculos no aceptables. Desde el vamos se sabe que el M5S no quiere saber nada con un gobierno presidido por el propio Bersani, aunque por ahora no se sabe si aceptarían a otro personaje propuesto por el centroizquierda.

El PDL, por su parte, pretende que el próximo presidente de la República, que debe ser votado por el Parlamento a partir del 15 de abril, porque Napolitano termina en mayo sus siete años de mandato, sea un exponente del centroderecha, el propio Berlusconi o su amigo y portavoz, Gianni Letta.

Por ahora, el Partido Democrático hizo saber que Bersani no renuncia al encargo hecho por el presidente el pasado 22 de marzo. Pero no se sabe en qué medida podrá mantenerlo si no ha logrado encontrar una solución. Hoy Napolitano hará una nueva ronda de consultas con los partidos políticos y tal vez de allí pueda venir a la luz una alternativa, sobre todo porque tanto el centro de Monti como la derecha de Berlusconi dicen tener plena confianza en que Napolitano logrará encontrar un camino. Lo que sucede es que Berlusconi y los suyos, que perdieron millones de votos en estas elecciones, para poder sobrevivir quisieran hacer un acuerdo gubernamental con el Partido Democrático de Bersani. Pero éste sabe que un acuerdo con Il Cavaliere, después de lo ocurrido durante sus gobiernos, sería cavarse la propia fosa.

La gente de Grillo, mientras tanto, que se estaba preparando para tomar algunos días de vacaciones en ocasión de la Semana Santa, debió hacer marcha atrás y quedarse en Roma porque esta tarde tienen cita con Napolitano, quien, se dice, podría investigar si los “grillinos” apoyarían un gobierno presidido por un personaje no partidario y quién podría ser ese personaje.

Compartir: 

Twitter
 

Bersani buscó aliados, pero al final se quedó con las manos vacías.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.