ECONOMíA › SEGUNDO AUMENTO DE SHELL TRAS LA FIJACIóN DE TOPES

Los combustibles buscan su techo

 Por Raúl Dellatorre

Por segunda vez desde que pusiera en vigencia la reglamentación de los topes a los precios de los combustibles, Shell corrigió esta semana los precios de pizarra de las naftas, llevando la súper a 7,19 pesos en las estaciones de servicio de su red oficial en la ciudad de Buenos Aires. El dos por ciento adicional que el aumento implica acerca al 10 por ciento su incremento acumulado desde el 9 de abril, similar al que promedia el ajuste en el mismo combustible de las distintas marcas. Conforme a las normas establecidas por la Resolución 35 de la Secretaría de Comercio, las petroleras podrían seguir subiendo los precios hasta los máximos valores vigentes en el mercado en aquella fecha en cada zona. En el caso de la Región 6 (a la que pertenece la ciudad de Buenos Aires), ese tope le corresponde a las estaciones “blancas” (sin marca) del interior de la provincia, que para el caso de la nafta súper se ubica por encima de los 7,70 pesos.

“Ya se registró un aumento del 10 por ciento en promedio, y seguramente se va a dar en las próximas semanas otro ajuste de 5 o 10 puntos, que es el margen que tienen algunas petroleras para alcanzar el valor máximo al 9 de abril por región; después de producido ese ajuste, puede ocurrir que haya un congelamiento hasta completar el semestre”, señaló Manuel García, titular de la asociación que nuclea a los dueños de estaciones “blancas”. Con respecto a estos últimos, señaló “somos los que vamos a estar en peor situación, porque cuando los precios se acerquen al tope las distribuidoras de combustibles van a intentar avanzar sobre nuestros márgenes de comercialización, que ya es bastante estrecho”.

Uno de los impactos buscados por la reglamentación de la Secretaría de Comercio es eliminar la fuerte dispersión que existe entre los precios de una misma región. Sin embargo, el impacto inmediato fue provocar una suba generalizada, convalidada por la diferencia que existe con “alguna estación” de la misma zona, la que estuviera cobrando más alto el precio, porque es la que funcionaría como tope. “Hay varias petroleras que mandaron a fotografiar las estaciones de servicio del interior para encontrar la que tuviera el precio más alto, que usualmente corresponde a una blanca, y así poder demostrar que están respetando el tope”, comentó el vocero de una de las firmas del sector a este diario.

Con la suba de Shell de esta semana, los valores mínimos de la nafta súper de las principales petroleras del país quedaron alineados entre 6,92 y 7,25 pesos por litro. Aunque otros puntos de venta de las mismas marcas la venden, en el Gran Buenos Aires, entre 10 y 25 centavos más cara.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.