ECONOMIA › LOS PASIVOS DEL ESTADO EN MONEDA EXTRANJERA CAYERON EN RELACION CON EL PIB

Deuda en verdes, abajo de diez

La política de desendeudamiento y el crecimiento de la economía llevaron la relación deuda-PIB en dólares con acreedores privados a 9,6, mientras que los pasivos totales con el sector privado equivalían a 13,1 puntos del Producto a fines de 2012.

El Gobierno informó ayer que la deuda estatal con acreedores del sector privado se ubicó a fines de 2012 en un 13,1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Ese valor representa una baja de 0,7 punto porcentual con respecto a su peso en 2011, lo que equivale a 1369 millones de dólares. Una porción más pequeña, el 9,6 por ciento del PIB, representaron los pasivos que retiene el sector privado nominados en dólares, frente al 9,8 por ciento del año anterior. Si al sector privado se suman los pasivos frente a organismos internacionales, la deuda total llega al 18,8 por ciento del PIB. Los datos fueron presentados por el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, quien también detalló que el lunes se efectuó el pago con reservas del Banco Central de los bonos Descuento emitidos en los canjes de 2005 y 2010, por un monto de 619 millones de dólares, de los cuales 374 millones correspondieron a la versión bajo legislación extranjera. “El pago del Descuento corrobora una vez más la capacidad de pago y el compromiso de la Argentina de seguir cumpliendo con el cronograma de servicios de la deuda”, señaló Cosentino.

Pese a haber cumplido sus compromisos de deuda desde 2005, cuando se renegociaron los pasivos en default, y de haber presentado dos canjes para que los bonistas pudieran cobrar una parte del capital que prestaron para sostener el modelo de la convertibilidad, el gobierno nacional enfrenta en la Corte de Apelaciones de Nueva York un litigio que sostienen los fondos buitre. Esa situación incrementó el grado de incertidumbre sobre la capacidad de pago del país, especialmente ante la posibilidad de un fallo adverso por parte de la Justicia norteamericana.

Desde la regularización en el pago de sus vencimientos de deuda, el Gobierno no afrontó sus erogaciones en esa materia a partir de la toma de nuevo endeudamiento. En cambio, recurrió casi totalmente a las divisas adquiridas a partir del saldo positivo de la balanza comercial. Por eso se verificó en estos años un proceso de reducción de la deuda externa, impulsado también por el quite de deuda en la renegociación de 2005.

Cosentino presentó ayer los resultados del último informe de deuda, a diciembre de 2012. La deuda pública total argentina alcanzó en 2012 los 197.464 millones de dólares, un 44,9 por ciento del PIB, mientras que en el 2011 fue de 178.953 millones de dólares, equivalente a un 41,8 por ciento del Producto. Sin embargo, aquella parte de la deuda pública que está en manos de acreedores del sector privado y de organismos multilaterales de crédito equivale al 18,8 por ciento del PIB. El resto es deuda intrasector público, que tiene refinanciación automática y no supone un condicionamiento para que el Estado despliegue políticas públicas. El Gobierno también dio a conocer ayer la colocación de dos títulos de ese tipo por un total de 1200 millones de pesos.

Otro indicador relevante para medir el grado en que el endeudamiento puede afectar la sostenibilidad de la economía nacional es la moneda en la cual los pasivos están nominados. Mientras que en la década del ’90 la deuda pública en dólares representaba casi la totalidad de los compromisos, en la actualidad la deuda en pesos, cuya cancelación no presiona sobre la restricción externa, pasó a representar el 41 por ciento del total y equivale a unos 81.059 millones de dólares, de los cuales 35.124 millones ajustan por el coeficiente CER.

Por otro lado, Cosentino recordó que junto al Cedin se emitirá el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Energético (Baade), que permite blanquear ahorros en dólares a cambio de un título a tres años con una tasa del 4 por ciento anual. Al igual que el Cedin, la convocatoria a los inversores que quieran comprar el Baade permanecerá abierta por 90 días. El Baade se emitirá en las versiones registral, cartular o pagaré, según las condiciones del inversor. Los fondos que recaude se destinarán al sector energético, especialmente para financiar las inversiones de YPF.

Compartir: 

Twitter
 

Adrián Cosentino, secretario de Finanzas, destacó la política de desendeudamiento.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared