ECONOMíA › EL ESTADO COMPRA MAS GAS NATURAL Y MENOS FUEL

Importan combustibles más baratos

 Por Fernando Krakowiak

El Indec informó el martes que las importaciones de combustibles demandaron 6120 millones de dólares en el primer semestre, un 23 por ciento más que en igual período del 2012. La cifra es record y genera preocupación en el Gobierno por la fuerte demanda de divisas que supone. No obstante, en el Ministerio de Planificación destacaron a Página/12 que las importaciones de combustibles a cargo del Estado crecieron en el semestre menos que el promedio y muestran una tendencia a la baja, a tal punto que en junio registraron una caída interanual de 12,8 por ciento. La explicación oficial es que esa desaceleración se debe fundamentalmente a la mayor importación de gas natural de Bolivia, el cual se paga más barato que los otros combustibles provenientes del exterior.

El Estado importó combustibles por 4194 millones de dólares en el primer semestre a través de Enarsa y Cammesa, un 6,1 por ciento más que en igual lapso del 2012. Ese total incluye cuatro grandes rubros: 1) Gas natural de Bolivia, 2) gas natural licuado, 3) gasoil y 4) fuel-oil.

El gas de Bolivia que importa Enarsa demandó 1063 millones de dólares en el semestre, lo que representa una suba interanual de 38 por ciento. Las mayores compras son consecuencia de un acuerdo firmado con Bolivia el 18 de julio de 2012 en el que se comprometió a elevar los envíos. En la actualidad, se importan unos 16 millones de metros cúbicos diarios para abastecer a las centrales térmicas, a once dólares por millón de BTU.

La contracara es la menor importación de gasoil y fuel-oil, combustibles más costosos. El gasoil, que se consigue a cerca de 25 dólares el millón de BTU, demandó 1152 millones de dólares, un nueve por ciento menos que en el primer semestre del 2012. En enero y febrero no se concretaron compras, en marzo las importaciones treparon 40 por ciento, en abril cayeron 67 por ciento, en mayo subieron un diez por ciento y en junio bajaron un 20 por ciento. En el caso del fuel-oil, que se importa a un valor que oscila entre 17 y 20 dólares por millón de BTU, la caída fue mayor. En el semestre, este combustible demandó 257 millones de dólares, un 61 por ciento menos que en el mismo período del año pasado. La importación se concentró sólo en el segundo trimestre, con bajas interanuales todos los meses: 48 por ciento en abril, 75 en mayo y 54 por ciento en junio. En Gobierno destacaron que esta caída no fue sólo por las mayores compras de gas natural sino también por la mayor producción local de fuel.

Por último, Enarsa importó gas natural licuado por 1722 millones de dólares en el semestre, un 38 por ciento más interanual. En enero las compras cayeron un tres por ciento, en febrero subieron un 25, en marzo alcanzaron su pico con un aumento del 155 por ciento y luego comenzaron a desacelerarse: en abril treparon un 93 por ciento, en mayo un 23 y en junio un 14 por ciento, siempre en términos interanuales. La importación de este combustible cuesta cerca de 18 dólares el millón de BTU, y si bien en algunos casos puede llegar a ser más oneroso que el fuel-oil es más eficiente desde el punto de vista energético porque sirve para generar más megavatios, y también en términos logísticos porque alcanza con inyectar el combustible en las plantas regasificadores de Bahía Blanca y Ensenada para distribuirlo al sistema.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.