SOCIEDAD › MACRI ABRIO DOS ESTACIONES DE LA LINEA B DE SUBTE PESE A LAS DENUNCIAS DE FALENCIAS

Otra inauguración mirando el calendario

Desde ayer, el subte llega hasta Triunvirato y Monroe. Los metrodelegados denuncian que hay filtraciones en la estación Juan Manuel de Rosas que ponen en riesgo la seguridad. Trenes abarrotados en hora pico.

 Por Eduardo Videla

Desde ayer, el subte llega al corazón de Villa Urquiza. Las estaciones Juan Manuel de Rosas y Echeverría, de la Línea B, fueron inauguradas a pesar de algunas falencias como filtraciones de agua en los pasillos, lo que motivó una protesta sindical. Los metrodelegados, además, denunciaron que las dos nuevas estaciones carecen del sistema de comunicación vigente en el resto de la línea, por lo cual, si hay una emergencia, el motorman no se puede comunicar con la base desde el tren. Por esos dos motivos, los conductores se negaron a continuar viaje hasta las nuevas estaciones, por lo que debían ser reemplazados por personal jerárquico en la estación Los Incas.

Las nuevas estaciones estaban terminadas hace casi dos años, pero fueron inauguradas un día antes de la veda dispuesta por la Ley Electoral. La demorada extensión del ramal, que ahora llega hasta Triunvirato y Monroe, puso felices a los vecinos que, en una cantidad importante, sacaban fotos al bajar o antes de subir, como si no pudieran creer lo que estaban viendo.

Nadie veía el resultado de las filtraciones en uno de los pasillos de ingreso, que empapaban las venecitas de la pared. Tampoco los charcos en los pasillos y escaleras de la salida de emergencia, donde además no hay flechas que indiquen para dónde salir en caso de un siniestro, según pudo comprobar ayer Página/12.

“Las filtraciones son el resultado de una falla estructural por mala construcción”, sentenció Enrique Rossito, secretario de prensa de los metrodelegados. “La estación está debajo de una napa, pero el túnel subfluvial está debajo del río Paraná y no tiene filtraciones”, agregó. “La obra la hizo Benito Roggio, dueño de Metrovías, y el final de obra se lo da Sbase. Se ve que hay connivencia entre ellos.”

Los metrodelegados documentaron todas las fallas en un acta certificada por escribana pública y presentarán un nuevo recurso de amparo ante la Justicia. El jueves, una jueza rechazó un reclamo similar presentado por el legislador Alejandro Bodart.

Para la inauguración, la Ciudad compró 24 coches, de los cuales sólo pudo poner en marcha 18 (en tres formaciones de seis). “Compraron coches que fueron descartados en Madrid como chatarra”, denunció Enrique Viale, candidato por el frente Nueva Izquierda. Esos coches carecen del sistema de comunicación tierra-tren, presente en el resto de la línea, que permite al motorman comunicarse con la central de operaciones en caso de necesidad de evacuar el tren.

Con más recorrido, el intervalo entre trenes fue mayor y en hora pico era imposible subir entre Carlos Pellegrini y Pueyrredón. A las 19, el titular de Sbase, Juan Pablo Piccardo, supervisaba el funcionamiento junto al jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. “Ese sistema de comunicación sólo está en la línea H y en la B. Estas nuevas estaciones tienen el mismo sistema que las demás líneas: teléfonos en los extremos del andén y en los túneles.

Aunque las estaciones estaban terminadas hace rato, se notó cierta improvisación para la inauguración: los planos de evacuación son fotocopias del plano de obra con flechas dibujadas con birome.

Compartir: 

Twitter
 

Filtraciones de agua en la salida de emergencia.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.