ECONOMíA › EL DESEMPLEO AUMENTó A 7,5 POR CIENTO EN EL SEGUNDO TRIMESTRE

La desocupación ya da trabajo

La desaceleración económica se empezó a reflejar con mayor intensidad en el mercado laboral. Entre abril y junio subió la desocupación y bajaron la tasa de empleo y la tasa de actividad. El Gobierno desplegó medidas para amortiguar el impacto.

 Por Federico Kucher

La tasa de desocupación ascendió al 7,5 por ciento en el segundo trimestre del año, cuando había sido del 7,2 en el mismo período de 2013. Así lo informó ayer el Indec, que también precisó que en el primer trimestre de 2014 el desempleo había sido del 7,1 por ciento. Antes de eso, en el cuarto trimestre de 2013, la tasa de desocupación había llegado a un piso de 6,4 por ciento y desde ahí la tendencia fue en ascenso. Según los datos que figuran en el informe oficial, el desempleo se incrementó por la menor capacidad de la economía para absorber la oferta de nuevos trabajadores, mientras que no hubo destrucción de puestos ya existentes. El dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta la moderación de la actividad económica de los primeros meses del año por la caída de las exportaciones a Brasil, las tensiones cambiarias y el alza de los precios internos.

La cantidad de desocupados en los principales 31 aglomerados urbanos ascendió a 890.000 individuos entre abril y junio, cuando era de 858.000 personas en el mismo período del año pasado. El Indec informó además que los individuos ocupados pasaron en el último año de 10.985.000 a 10.994.000 trabajadores, mientras que la población económicamente activa (personas con la intención de desempeñar tareas en el mercado laboral que pueden tener o no trabajo) avanzó de 11.843.000 a 11.884.000 individuos. A su vez, la población total de los aglomerados aumentó en más de un millón de habitantes, al pasar de 25.499.000 a 26.552.000 personas.

En lo que se refiere a las tasas del mercado laboral, se indicó que la tasa de actividad (proporción de la población económicamente activa respecto de la población total de los aglomerados) bajó en el último año de 46,5 a 44,8 por ciento. Especialistas laborales explicaron que esta tendencia puede asociarse con una multiplicidad de factores, por lo que elaborar conclusiones a partir del desempeño de un solo trimestre es irrelevante. A su vez, la tasa de empleo (relación entre los individuos ocupados y la población total) retrocedió de 43,1 a 41,4 por ciento, mientras que la tasa de desocupación (proporción de desocupados respecto de la población económicamente activa) pasó de 7,2 a 7,5 y la de subocupación disminuyó del 9,7 al 9,4 por ciento.

Entre el segundo trimestre de este año y el mismo trimestre del año pasado, las empresas incorporaron en sus establecimientos a 9 mil trabajadores, cuando el total de individuos que salieron a buscar una ocupación ascendió a 41 mil personas. El resultado fue que 32 mil personas no lograron incorporarse al mercado laboral, por lo que pasaron a ser parte de la población de desempleados. La desaceleración de la actividad económica en los primeros meses de este año fue un elemento relevante para explicar la floja performance de la creación de puestos de trabajo. El Producto pasó de crecer del 3 por ciento en 2013 al 0,2 por ciento en lo que va de 2014, por el incremento de las distorsiones en el frente externo. El dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta que en 2011, cuando la actividad avanzaba al 8,6 por ciento, la apertura de puestos de trabajo ascendió a 229 mil individuos entre el cuarto trimestre de ese año y el mismo período de 2010.

El Gobierno avanzó en distintos frentes para moderar tensiones en el mercado laboral debido a la desaceleración económica. El anuncio del Proemplear fue una de las herramientas que apuntaron en esta dirección. La medida incluyó el relanzamiento con más recursos del Programa de Recuperación Productiva (Repro), un subsidio estatal destinado a las empresas para afrontar parte del salario de sus trabajadores y evitar así despidos en una coyuntura difícil. La puesta en marcha del programa Vivir Más Cerca fue otra de las iniciativas del sector público. Este plan contempla la construcción de más de 100 mil viviendas durante los próximos meses, para lo cual se destinarán 28 mil millones de pesos. Estas obras de infraestructura del sector público permitirán crear 100 mil puestos de trabajos directos y 160 mil indirectos, según las estimaciones del Ministerio de Planificación.

Volviendo al informe del mercado laboral del Indec, se subrayó que entre el segundo trimestre de 2013 y el mismo período de 2014 el desempleo pasó del 4,6 al 6,3 en la ciudad de Buenos Aires; del 8,6 al 8,2 por ciento en partidos del Gran Buenos Aires; del 6,0 al 6,6 en Corrientes; del 3,4 al 5,5 por ciento en Tucumán; del 3,9 al 6,4 en Jujuy; del 5,4 al 4,7 en La Rioja, y del 8,2 al 9,4 en Rosario. A su vez, se precisó que la tasa de desocupación regional más baja se anotó en Resistencia (0,6 por ciento), mientras que la más alta fue en Gran Córdoba (10,7).

Compartir: 

Twitter
 

El desempleo subió por la menor capacidad de la economía para absorber la oferta de nuevos trabajadores.
Imagen: Pablo Añeli
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.