ECONOMíA › EL SENADO EMPEZó A ANALIZAR LAS NUEVAS LEYES DE ABASTECIMIENTO Y DE DEFENSA DE LOS USUARIOS

La cuenta regresiva de los consumidores

El oficialismo se propone emitir dictamen a los tres proyectos de ley que serán tratados como un paquete unificado dentro de una semana, mientras que la media sanción llegaría en la primera semana de septiembre. Fuertes cruces con la oposición.

 Por Sebastián Premici

El Frente para la Victoria en el Senado comenzará hoy dos semanas de intensos debates sobre el paquete de leyes destinado a proteger a los usuarios y consumidores frente a ciertos abusos de los sectores concentrados de la economía. Lo más cuestionado por la oposición y las distintas cámaras empresarias es la llamada “Nueva regulación de las relaciones de producción y consumo”, es decir, una modificación de la antigua Ley de Abastecimiento, que le permitirá al Estado evitar los abusos de posición dominante, independientemente del alcance de la norma de defensa de la competencia. También entrarán en la discusión la creación de nuevos fueros judiciales para acelerar los reclamos de los consumidores y la creación de un observatorio de precios.

Asistirán al plenario de comisiones de hoy el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Justicia, Julio Alak, y los secretarios de Justicia, Julián Alvarez, y de Comercio, Augusto Costa. También serán invitados los empresarios nucleados en el Grupo de los 6, las distintas centrales de trabajadores y las asociaciones de consumidores, que podrán participar del plenario en los próximos días. El objetivo será emitir dictamen la semana próxima para llegar al recinto durante la primera semana de septiembre.

Ayer se decidió que el plenario de comisiones sea presidido por Asuntos Constitucionales, a cargo de Marcelo Fuentes (FpV) y no por Derechos y Garantías, a cargo del radical Luis Petcoff Naidenoff. El jefe de la bancada oficialista, Miguel Angel Pichetto, había avalado que fuera Derechos y Garantías la comisión cabecera, pero a partir de un pedido de Fuentes y una corrección administrativa realizada por Amado Boudou, presidente del cuerpo, se dispuso el nuevo orden. Este cambio le permitirá al oficialismo manejar los tiempos del plenario, mientras que la oposición denunció un “avasallamiento del reglamento de la Cámara”.

La primera reunión para tratar el paquete legislativo que buscará darles mayor protección a los consumidores y a su vez actualizar las atribuciones de la Secretaría de Comercio para regular a los sectores empresarios fue una reedición de los debates ocurridos en plena vigencia del Grupo A, cuando todo pasaba por la interpretación del reglamento de ambas cámaras. El sainete legislativo del período 2009-2011 estuvo marcado por una ardua interpretación sobre el reglamento de la Cámara alta.

El titular del bloque del oficialismo había acordado con el radicalismo tratar todos los proyectos por separado. Por eso la primera convocatoria incluía solamente los proyectos para crear un nuevo fuero para defensa de los consumidores y el observatorio de precios. El giro de estos proyectos había caído en tres comisiones: Derechos y Garantías e Industria y Comercio, presididas por los radicales Naidenoff y Eugenio Artaza, y la tercera era Justicia y Asuntos Penales, a cargo de Pedro Guastavino. Es decir, el reparto original de las comisiones le daba al radicalismo el manejo de los tiempos parlamentarios.

El propio Naidenoff reveló que esa distribución y los plazos del debate se acordaron con Pichetto, el miércoles de la semana pasada. La estrategia del radicalismo era dilatar lo más posible el debate sobre las modificaciones a la Ley de Abastecimiento y tratar cada uno de los proyectos por separado. Sin embargo, ayer al mediodía el oficialismo cambió de estrategia y decidió que todos los proyectos deben tratarse como un único paquete de leyes.

Fuentes envió una carta a la secretaría parlamentaria para incluir todos los proyectos en un mismo plenario y para que sea Asuntos Constitucionales la comisión cabecera. El pedido fue avalado y la resolución de Boudou llegó cuando estaba por finalizar el encuentro de ayer, que pasó a cuarto intermedio. De esta manera, el FpV recuperó el manejo de los tiempos parlamentarios.

“No puede presidir Asuntos Constitucionales. Este cambio lo han hecho para que el FpV maneje los ritmos y tiempos del plenario. Ustedes quieren aprobar todo mañana a las 9 porque tienen la orden, quieren llevarse todo por delante. Nosotros necesitamos una audiencia pública para escuchar distintas voces. Lo primero que pasará con estas leyes es el desabastecimiento. Luego el hilo se cortará por lo más fino”, argumentó Gerardo Morales (UCR).

Después de quedar expuesto el acuerdo entre la UCR y el FpV para tratar cada proyecto por separado, Pichetto pareció corregir el rumbo y adelantó que hoy mismo podría sacarse dictamen. Lo mismo había ratificado Fuentes. Sin embargo, entre que finalizó el plenario y las nueve de la noche, algo cambió. La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, estaba por anunciar el cambio del agente de pago de la deuda con el envío de un proyecto de ley al Congreso, que además traerá adjunto todo el expediente de la deuda externa.

El jefe de la bancada del oficialismo informó a la sala de prensa del Senado que el dictamen llegaría la semana que viene y que el debate se realizaría en varios días. El debate en el recinto llegará en la primera semana de septiembre.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Pichetto, jefe de la bancada oficialista, dijo que serán convocados empresarios y consumidores.
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.