ECONOMIA › EL MINISTERIO DE TRABAJO AFIRMA QUE VIENE DISMINUYENDO DESDE ABRIL

Conflictividad laboral en baja

El informe oficial sostiene que, luego de un pico de tensión en el primer trimestre, los conflictos y las huelgas disminuyeron y la situación se estabilizó. La desaceleración de la economía y el empleo pudo haber influido.

La conflictividad laboral en el primer trimestre se ubicó por encima del promedio registrado para esos meses entre 2006 y 2013. Sin embargo, a partir de abril comenzó a descender a valores medios y la tendencia decreciente continúa. Los datos surgen de un informe elaborado por el Ministerio de Trabajo que conduce Carlos Tomada. “La disminución y estabilización de la conflictividad laboral a partir de abril expresa el adecuado encauzamiento de estas negociaciones, en línea con lo ocurrido este año con las paritarias del ámbito privado. Es posible, por último, que la desaceleración de la dinámica económica y del empleo de los últimos meses haya contribuido en parte a atenuar los reclamos laborales”, remarca el texto. Diferencias con un informe reciente de la CTA disidente que había informado sobre un aumento interanual de la conflictividad en el segundo trimestre.

El informe oficial muestra dos fases claramente diferenciadas. La primera estuvo dominada por las negociaciones salariales posteriores a la devaluación de enero. Los reclamos laborales de mayor incidencia fueron impulsados por los trabajadores estatales, centralmente provinciales y municipales, los que protagonizaron el 65 por ciento de los conflictos laborales y concentraron el 78 por ciento de los trabajadores que adhirieron a las huelgas. Los valores registrados en ese primer trimestre fueron los más altos desde el año 2006, sobresaliendo en particular las jornadas de paro realizadas por los docentes en varias provincias como parte de sus negociaciones paritarias, aunque también creció la conflictividad en otras áreas del Estado.

En el sector privado, por su parte, la conflictividad laboral fue significativamente menor que en el ámbito estatal: los conflictos representaron el 35 por ciento del total, la cantidad de huelguistas el 22 por ciento y las jornadas individuales no trabajadas apenas el 6 por ciento, frente al 94 por ciento que concentraron los estatales. El informe oficial, elaborado por la Dirección de Estudios de Relaciones del Trabajo, remarca que los huelguistas y las jornadas individuales no trabajadas registraron valores similares o incluso inferiores a los años previos. De hecho se destaca que las negociaciones por salarios en el ámbito privado se resolvieron sin que los grandes sindicatos de rama a nivel nacional protagonizaran conflictos de relevancia. Donde sí crecieron los conflictos fue en algunas empresas privadas de tamaño reducido a principios de año, aunque el informe sostiene que a partir de abril ese tipo de conflictividad también se situó en niveles medios. “Se destaca finalmente en julio la caída de las disputas laborales en la mayor parte de las actividades privadas, y en especial en la industria, donde se registró uno de los valores más bajos del año”, agrega el texto elaborado por Ricardo Spaltenberg, de la dirección de estudios del ministerio.

El informe oficial contrasta con los datos difundidos la semana pasada en el último informe de coyuntura del Observatorio de Derecho Social de la CTA disidente, donde se remarcó un crecimiento de 37 por ciento de la conflictividad laboral en el segundo trimestre, en comparación con el mismo período de 2013, suba que, en el caso del sector privado, se explica por el aumento de las suspensiones y los despidos. Sin mencionarlo, el estudio del Ministerio de Trabajo cuestionó la metodología y las conclusiones del informe de la CTA disidente. “Los observatorios privados (...) construyen datos que carecen de rigor. Uno de estos observatorios informó recientemente sobre un supuesto incremento del 37 por ciento de la conflictividad laboral con datos obtenidos de la suma de acciones tan diferentes como las huelgas y las declaraciones o conferencias de prensa de sindicalistas”, se remarcó.

Compartir: 

Twitter
 

En el sector privado, la conflictividad laboral fue significativamente menor que en el ámbito estatal.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.