ECONOMíA › KICILLOF DIJO QUE LA LEY DE PAGO SOBERANO PERMITIRá CUMPLIR CON EL PRóXIMO VENCIMIENTO

“En unos días, vamos a estar pagando”

El ministro de Economía se mostró conforme con el respaldo del Congreso y el repudio de la Organización de las Naciones Unidas a los fondos buitre. También defendió los proyectos de defensa del consumidor y el plan de 12 cuotas sin interés.

“Con la Ley de Pago Soberano hemos asegurado que en el próximo vencimiento, a fin de septiembre, ahora en unos días, vamos a estar de nuevo pagando, con lo cual no van a poder hablar de default”, aseguró ayer el ministro de Economía, Axel Kicillof. A su vez, el funcionario destacó que “la mayoría del mundo acompañó a la Argentina en su lucha contra los fondos buitre”, al destacar el apoyo cosechado en la Organización de Naciones Unidas (ONU) para avanzar con un marco legal en torno a las reestructuraciones de deuda soberana. También defendió los proyectos de ley de defensa del consumidor, la decisión de garantizarles a las automotrices 100 millones de dólares por mes para importar y el plan de 12 cuotas sin interés anunciado el jueves pasado.

Kicillof sostuvo que el respaldo logrado en la ONU y la ley de pago soberano “le deja cada vez menor espacio a los fondos buitres para operar porque su lugar de reproducción es justamente esa oscuridad, falta de información, y campañas de desprestigio que generan, que han tenido éxito en Estado Unidos pero casi en ningún otro lugar del mundo”.

En declaraciones a Radio Nacional Rock, el ministro subrayó que el Gobierno trabajó “para dejarles a todos en claro que acá el enemigo de Argentina, de los argentinos, del sistema financiero internacional se llama Paul Singer, el fondo Elliott, el fondo Aurelius, que son unos fondos multimillonarios” que se especializan “en perseguir a los países a través de agujeros en el sistema judicial para obtener ganancias extraordinarias”. “Eso de la mano de un juez como Griesa pone en jaque todo el sistema de reestructuración” de la deuda, fustigó.

“Los fondos buitre no tienen que tener ningún amparo de sistemas jurídicos internacionales”, enfatizó Kicillof quien lamentó que “la justicia norteamericana les dio ese calorcito que necesitan las plagas para reproducirse”. También justificó que la pelea “con los buitres y su eco interno hubo que darla porque trataron de instalar que el problema era que Argentina no quería negociar, que no quería pagar”. “Todo eso es mentira, tenemos los instrumentos que nos ha dado el Parlamento para seguir pagando”, sentenció.

Kicillof justificó a su vez la decisión del Gobierno de garantizarle a las automotrices 100 millones de dólares por mes para importar autopartes a cambio de que no haya suspensiones en el sector, al explicar que, por la estructura de las terminales, si no pueden importar, no pueden producir y eso afectaría el nivel de empleo. “Si el sector automotor no puede importar, entonces no puede producir porque hay un montón de componentes de los autos que vienen del exterior”, señaló. No obstante, advirtió que las terminales tienen que colaborar con el plan Pro.Cre.Auto. “Lo que no vamos a admitir es que se boicotee ese programa porque las políticas de las terminales automotrices puedan ser tratar de vender más afuera u otro tipo de modelos, o enviar dólares al exterior (que) es muy distinto que tener las divisas necesarias para comprar los componentes y seguir produciendo autos”, planteó.

El ministro sostuvo que “si no tiene dólares el sector automotriz, si no tiene acceso al mercado cambiario, tiene problemas para comprar los insumos porque no es posible producir autos solo con insumos argentinos para abastecer al mercado argentino”. Al respecto, explicó que el sector automotriz argentino tiene dos particularidades estructurales: “la primera es que es un sector deficitario en divisas”, e indicó que en 2013 entre lo que el rubro importó y exportó hubo un déficit comercial de aproximadamente 9 mil millones de dólares”. “Como contrapartida, lo que tenemos son autos armados en el país y un sector autopartista que genera empleo”, señaló Kicillof, quien precisó que más de la mitad de esos vehículos producidos en Argentina “no abastecen el mercado nacional, sino a Brasil”.

El funcionario destacó que “estos dos factores, primero que lo que produce no se coloca en el país sino afuera, y que para producir necesita importar, hace que sea un sector que requiere una administración bastante precisa”. “Ni todo lo que se produce en el país se consume en Argentina, ni todo lo que se consume en Argentina se produce en el país”, enfatizó el ministro quien lamentó que esta situación “muchas veces no se entienda y se armen líos informativos sobre todo cuando hay mala leche; si uno no le da dólares al sector, el sector no puede producir”.

El titular de la cartera económica opinó también sobre el paquete de leyes enviado por el Ejecutivo al Congreso. “Apunta a la defensa del consumidor contra el abuso de las empresas que tienen posición monopolica u oligopólica”, afirmó. Además, criticó a las entidades empresarias porque “convirtieron todo esto en una lucha contra el intervencionismo del Estado”, y los exhortó a que hablen con todas las palabras y digan lo que piensan: “No quieren responder al consumidor cuando tiene problemas con el celular, con el cable, o con un electrodoméstico no quieren reponer, no quieren indemnizar”, agregó. El ministro calificó de “maniobra comunicacional absolutamente perversa” la postura empresarial en contra del proyecto de reforma a la Ley de Abastecimiento que se tratará esta semana en el Congreso. Además, alegó que las herramientas vigentes fueron insuficientes para cumplir con la defensa del consumidor al quejarse de que las grandes empresas no atienden los reclamos de los usuarios.

Por último, el ministro se refirió también al plan de 12 cuotas sin interés anunciado el jueves por el gobierno. “El plan sintetiza muy bien cuál es el objetivo inclaudicable de la Presidenta. Vamos a usar todos los instrumentos para que los influjos negativos del comercio que viene de afuera y la incertidumbre interna no se instalen”, aseguró. “Hemos tenido una enorme acogida de los productores y fabricantes que han colaborado muchísimo con este plan porque sirve para el que vende y para el que compra, pero sobre todo para el país”, agregó en referencia al plan Ahora 12.

Compartir: 

Twitter
 

“Los fondos buitre no tienen que tener ningún amparo de sistemas jurídicos internacionales”, enfatizó Kicillof.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.