ECONOMíA › ACUERDO CON CEREALERAS PARA QUE ADELANTEN DIVISAS DE 2015. INGRESARáN 5700 MILLONES DE DóLARES ESTE TRIMESTRE

Apoyo a las reservas y la estabilidad cambiaria

Las firmas agroexportadoras se comprometieron a ingresar en el transcurso de este trimestre 5700 millones de dólares. Son 4200 millones por liquidación de ventas externas y 1500 como adelanto de futuras operaciones.

 Por Sebastián Premici

Las empresas agroexportadoras ingresarán en los próximos tres meses 5700 millones de dólares. Así lo acordaron con el gobierno nacional luego de una serie de tres reuniones, en las que participaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro y vice de Economía, Axel Kicillof y Emmanuel Agis, y el titular del Banco Central, Alejandro Vanoli. De aquel total, 4200 millones de dólares corresponden a lo que ya estaba previsto para este año, mientras que los 1500 millones restantes fueron parte de la dura negociación con los exportadores y corresponde a un adelanto de 2015. Las multinacionales del sector fueron uno de los principales actores que forzaron la devaluación concretada en enero de 2014. Entre octubre y diciembre del año pasado, habían liquidado solamente 2937 millones de dólares contra los 5700 millones comprometidos para la última parte de este año. Es decir, poco más de la mitad que la cifra actual. Esta diferencia da cuenta del retaceo previo a la devaluación.

En todo 2013, los industriales de oleaginosas y exportadores de cereales liquidaron 23.208 millones de dólares. De cumplir el acuerdo rubricado con el gobierno nacional, este año el sector terminará con un nivel de liquidación de 24.304 millones de dólares, una diferencia de 0,4 por ciento.

“Como resultado de las reuniones mantenidas con funcionarios del Ministerio de Economía, el Banco Central y la Jefatura de Gabinete, en las que se efectuaron minuciosos análisis sobre la venta potencial de soja por los productores hasta fin de año, en el marco de la estabilidad cambiaria actual y la perspectiva a la baja de los precios de las commodities, se concluyó que es factible un ingreso de divisas de 5700 millones de dólares para el último trimestre del año”, sostuvo la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Como parte de la negociación, los exportadores asumieron la postura pública de hablar de “estabilidad cambiaria”, como quedó expresado en el comunicado de Ciara-CEC, en contraposición a las supuestas “promesas” de devaluación que algunos operadores financieros habrían recibido de las anteriores autoridades del BCRA. Las divisas que anticipen los exportadores quedarán en los bancos con que opera cada compañía en el país, por ende se contabilizarán como reservas y habrá un plazo mayor para liquidarlas. También se están negociando los términos de una letra en dólares del BCRA que los exportadores podrían recibir a cambio de las divisas que adelanten.

Sin embargo, las empresas exportadoras argumentan que nada tuvieron que ver con la devaluación de enero. “Entre mitad de diciembre de 2013 y fines de febrero de 2014, la industria ingresó a pedido del Gobierno 2800 millones de dólares como puente (...) con la suscripción de una letra de BCRA por solo 400 millones de dólares”, argumentó ante este diario un ejecutivo de una multinacional. Es decir, su argumento es que ingresaron dólares a pedido del Ejecutivo, sin tener una cobertura total por parte del Estado, como si se tratara de un acto de beneficencia.

Sin embargo, las mismas compañías tuvieron el poder suficiente para escatimar la liquidación de divisas entre octubre y diciembre de 2013, prácticamente la mitad de lo que terminará liquidándose este año para el mismo período. El promedio del tipo de cambio a octubre de 2013 estuvo en 5,84 pesos. El promedio de febrero ya había saltado a 7,85 pesos. Es decir, las multinacionales cerealeras obtuvieron una gran rentabilidad producto del corrimiento cambiario.

El precio promedio de la tonelada de soja en el Mercado de Chicago era de 476,7 dólares en enero de 2014, alcanzó su pico en el año con 560 dólares el 29 de abril y desde entonces comenzó su desplome, impulsado por los records de cosecha de Estados Unidos y Brasil. Ayer cerró en 353,76 dólares por tonelada, una baja de 0,2 por ciento en comparación con la cotización anterior. Es decir que ya perdió un 40 por ciento desde aquel valor record. El promedio de 2013 la ubicó en los 620 dólares.

La ya repetida situación de tener que negociar con la industria y cerealeras el flujo de liquidación de divisas provocó que varios sectores ubicados en la heterodoxia económica refloten nuevos mecanismos de intervención en el mercado granario y el comercio exterior, para evitar cualquier escenario de especulación.

“Cuando llega octubre y los últimos embarques de la cosecha salen para Asia, recurrentemente los operadores se niegan a liquidar las divisas del comercio para empujar una devaluación. Esta es una cuestión cíclica, ya que no hay ningún mecanismo que permita morigerar los efectos del ciclo económico. Una forma de intervenir en este ciclo, que es más político que económico, sería la creación de una empresa nacional de granos para participar en los mercados mundiales con la protección, apoyo y financiamiento de la producción a pequeños y medianos productores”, concluyó un reciente trabajo de los economistas Alejandro Robba y Federico Vaccarezza, integrantes de la Gran Makro.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Un acuerdo alcanzado “en el marco de la estabilidad cambiaria actual”, señalaron las cámaras de exportadores en un sugestivo párrafo.
Imagen: Pablo Añeli
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.