EL MUNDO › UN HOMBRE MATó A UN SOLDADO Y ASALTó EL CONGRESO

Pánico en el corazón de Ottawa

 Por Tim Walker *

El terror llegó a las puertas del gobierno canadiense ayer, cuando al menos dos hombres armados lanzaron lo que parecía ser un ataque coordinado en el corazón de Ottawa, la capital. Uno mató a disparos a un soldado que hacía guardia en el National War Memorial, antes de correr hacia el edificio del Parlamento, donde fue asesinado a tiros por la policía.

El incidente se produce un día después de que Canadá elevara su nivel de alerta antiterrorista tras la muerte de otro soldado en un ataque sorpresa en Quebec por un hombre sospechado de tener simpatías jihadistas. Otros países, entre ellos el Reino Unido, también están en alerta máxima, en respuesta al crecimiento del Estado Islámico (EI) en regiones de Irak y Siria. Canadá se encuentra entre los países que se unieron a la coalición liderada por Estados Unidos para combatir al EI, con aviones para participar en la campaña de bombardeos.

Los primeros disparos se escucharon poco antes de las 10, hora local, de ayer, en el monumento a los caídos, en la Plaza de la Confederación, a metros del Parlamento. Después de disparar al soldado, un hombre con un rifle fue perseguido por la policía hacia los edificios del gobierno. Un testigo, Scott Walsh, dijo a la Canadian Broadcasting Corporation (CBC) que vio a un hombre vestido con jeans y una bufanda sobre el rostro y sosteniendo una escopeta de doble caño. Walsh dijo que el hombre obligó a punta de pistola a un conductor a dejar su coche y luego condujo hasta las puertas del Parlamento. En el interior, los informes sugieren que más de treinta disparos fueron hechos antes de que el hombre armado cayera muerto, baleado por la policía.

La policía dijo anoche que aún estaba recorriendo el centro de Ottawa buscando al menos otro sospechoso. El Parlamento y sus alrededores fueron cerrados mientras agentes armados patrullaban el lugar. La policía les ordenó a los periodistas que estaban en el vestíbulo de la Cámara de los Comunes que se tiraran al suelo. Otros huyeron del edificio, algunos reptando hacia abajo desde los pisos más altos en los andamios erigidos para obras de renovación, dijeron los testigos.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, y los líderes de los dos principales partidos de la oposición abandonaron el edificio. Un diputado, Tony Clement, tuiteó que cuando se efectuaron los disparos estaban en una reunión de gabinete en el Parlamento. El Globe and Mail dijo que el soldado se llamaba Nathan Cirilo, mientras que la CBS identificó al presunto agresor como Michael Zeha Bibeau, de nacionalidad canadiense.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.