ECONOMIA › EL TRIBUNAL DEL BANCO MUNDIAL RECHAZO UN PEDIDO DE NULIDAD DE LA ALEMANA DAIMLER

Un fallo a favor del país en el Ciadi

La financiera había demandado al Estado 447 millones de euros por el cambio de reglas que supuso el fin de la convertibilidad. En 2012 el Ciadi falló en contra de la empresa. Los alemanes apelaron y ahora se desestimó el pedido definitivamente.

La Argentina obtuvo en el Ciadi una resolución definitiva a su favor en el caso que se abrió a partir de la demanda presentada por la empresa alemana Daimler Financial Services (AG Daimler). Un tribunal arbitral en el organismo que depende del Banco Mundial desestimó el pedido de nulidad que había realizado Daimler. La firma alemana pretendía dar de baja una resolución previa en la cual el Ciadi planteaba que no tenía jurisdicción en el caso, que involucraba una demanda por 447 millones de euros. Ahora a la empresa le queda la chance de asistir a los tribunales argentinos, en donde las perspectivas no le son favorables. Daimler se queja de un cambio de reglas de juego en el sector financiero con la crisis de 2001. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, celebró la decisión del tribunal arbitral.

La controversia surgió a partir de una serie de inversiones realizadas por Daimler, una empresa alemana de servicios financieros, en el negocio del crédito comercial a empresas nacionales. Con la crisis de 2001, los contratos de una gran cantidad de sectores económicos fueron rotos, lo que despertó en las empresas la idea de ir a reclamar al Ciadi. Pueden recurrir a esa instancia porque la Argentina firmó a lo largo de la década del ’90 una larga serie de tratados bilaterales de inversión, que constituyen una pérdida de soberanía y permiten a las multinacionales demandar al país en tribunales como el del Banco Mundial, donde por lo general juegan de local. En particular, en el sector financiero tuvo un papel preponderante el cambio de reglas de juego de la llamada “pesificación asimétrica” de comienzos de 2002. Esa medida transformó cada dólar depositado en el sistema financiero a 1,40 peso, al tiempo que las deudas en divisas pasaron a pesos a razón de “1 a 1”.

En virtud de esos fuertes cambios, Daimler citó el TBI entre Argentina y Alemania y recurrió al Ciadi en agosto de 2004 para reclamar por 447 millones de euros. Luego de ocho años de trámites en ese organismo, el tribunal arbitral compuesto por Pierre-Marie Dupuy (presidente), Charles N. Brower y Domingo Bello Janeiro definió en agosto de 2012 que Daimler no podía invocar el principio denominado “Cláusula de la Nación Más Favorecida”, por la cual la empresa alemana pretendía saltear el período de 18 meses de juicio en el país de origen del supuesto perjuicio que deben preceder al Ciadi. Quería saltar la Justicia local. Ese recurso es viable para las multinacionales, pero no lo fue en este caso.

Capitanich explicó ayer que “Daimler había iniciado un arbitraje ante el Ciadi a raíz de algunas de las medidas de emergencia adoptadas para afrontar la peor crisis de nuestra historia, alegando que tales decisiones violaban el tratado de inversiones bilaterales entre Argentina y Alemania, llamado TBI. En el laudo del Ciadi prevaleció la posición de la Argentina, que decía que el tribunal carecía de jurisdicción y por lo tanto no podía definir el reclamo presentado por el demandante”. No conforme con la decisión del Ciadi, la empresa alemana presentó el 20 de diciembre de 2012 una solicitud de anulación del laudo. Ahora se conoció la decisión de un nuevo tribunal que se confeccionó para tratar el pedido de nulidad.

“El comité del caso decidió por unanimidad rechazar las pretensiones de anular el laudo dictado, en virtud de que el tribunal había cumplido, sin contradicciones, con su deber de resolver la cuestión que le fue sometida; no incurrió en una falta de aplicación del derecho aplicable a la controversia, y no violó norma procesal alguna”, señaló Capitanich, y destacó “la posición de la Argentina y la acción de la Procuración del Tesoro, que implicó mantener firmeza y convicción ante este reclamo, lo cual permite un ahorro de 447 millones de euros”.

Daimler sostenía que la decisión de nulidad del Ciadi contenía “incongruencias” y que el paso por la Justicia argentina podía ser salteado. “La empresa quería volver a foja cero con el pedido de nulidad. En cambio, quedó en pie el laudo, lo que implica que el Ciadi no es el organismo apropiado para resolver la cuestión”, explicó a este diario Javier Echaide, doctor en Derecho. Estimó que Argentina llegó a tener 55 juicios en el Ciadi, de los cuales todavía están pendientes cerca de 25.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó ayer el fallo del Ciadi.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared