ECONOMIA › LLOVIO EN VASTAS ZONAS AFECTADAS POR LA SEQUIA

Los brujos hicieron su labor

Las lluvias que comenzaron a registrarse en las principales regiones productivas de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe llevaron cierto alivio al sector agropecuario regional, donde ahora proyectan avanzar con las siembras de maíz y soja, tras admitir las fuertes pérdidas que dejarán los cultivos de trigo de esta campaña. También las explotaciones tamberas se verían beneficiadas de continuar las lluvias en los próximos días, al permitir reponer las pasturas.
En el caso de Santa Fe, las precipitaciones tuvieron mayor intensidad en el centro y norte de la provincia durante el fin de semana y continuaban ayer, beneficiando particularmente a los productores de maíz y soja. Productores trigueros de la región, en tanto, lamentaron los fuertes quebrantos que ya soportan por los menores rindes que dejará la campaña del cereal de este año, debido a que la falta de humedad impidió la normal evolución cultural de los sembrados. En La Pampa, en tanto, las precipitaciones fueron dispares. El gobierno provincial está trabajando con los productores y ya se decretó la emergencia agropecuaria en zonas de invernada y cría, mientras que todavía no hubo definiciones para las áreas agrícolas.
En territorio bonaerense, el fuerte temporal de lluvia que azotó ayer por la madrugada la zona de Sierra de la Ventana determinó que en poco más de seis horas cayeran unos 260 milímetros. “Las lluvias son importantes y el aumento de la humedad permitirá mejorar la situación de la agricultura y recuperar los pastizales para beneficio de la ganadería”, estimó el subsecretario de Agricultura y Economía Rural bonaerense, Gustavo Alvarez. “Según el pronóstico, no habrá más tormentas fuertes, pero durante el día de mañana (por hoy) van a continuar las precipitaciones suaves y sostenidas por lo que podría mejorar aún más la situación que tenemos hoy (por ayer).” Alvarez explicó que “el próximo jueves habrá una reunión en la Secretaría de Agricultura de la Nación para discutir la distribución de un aporte no reintegrable del gobierno nacional para asistir a las provincias que están en situación de sequía más grave, como Buenos Aires, La Pampa y parte de Córdoba”.
El funcionario sostuvo que esa ayuda “se complementará con un decreto del Ejecutivo nacional eximiendo del pago de impuestos a las ganancias, aportes patronales, seguridad social y otras cargas tributarias”. Esta ayuda es complementaria a la declaración del estado de emergencia o desastre agropecuario dictada la semana pasada en los partidos donde los daños superaron el 80 por ciento de la producción local.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.