ECONOMíA › EL PARLAMENTO DE BELGICA DEBATIRA UN PROYECTO DE LEY PARA RESTRINGIR EL ACCIONAR DE LOS FONDOS BUITRE

La liga antibuitre tiene capital en Bélgica

El fondo NML Capital informó que busca congelar cuentas de la embajada argentina en Bélgica. Página/12 dialogó con un diputado de ese país que adelantó que su Parlamento aprobará una norma que limitará la política extorsiva de los buitres.

 Por Tomás Lukin

Los fondos buitre reanudaron en Bélgica sus intentos por embargar y ejecutar activos argentinos en el exterior. Con NML Capital a la cabeza buscan congelar cuentas bancarias de la embajada argentina en Bruselas con 52 mil euros. El país elegido para congelar fondos no es casual. El sistema financiero está protegido contra el accionar buitre por ley y el Parlamento belga está debatiendo una nueva legislación para restringir aún más sus posibilidades. Página/12 entrevistó a Ahmed Laaouej, diputado por el Partido Socialista belga que impulsa la iniciativa antibuitre. “El caso contra Argentina es un escándalo financiero inaceptable. Bélgica quiere desempeñar un papel pionero en la lucha contra los fondos buitre”, explicó el legislador.

Durante casi diez años la estrategia buitre fue infructuosa. Si bien lograron victorias simbólicas al retener o imposibilitar temporalmente el uso de bienes y cuentas alrededor del mundo, nunca consiguieron apropiarse de fondos. Dos años atrás, la Corte Suprema belga emitió un contundente fallo a favor de Argentina cuando los mismos buitres intentaron un embargo. Con esos antecedentes, en el equipo económico entienden que el nuevo intento podría formar parte de una reactivación del agresivo accionar extrajudicial buitre. Un malestar entendible: la sentencia y órdenes del juez Thomas Griesa a su favor están por cumplir un año sin los resultados esperados.

Ahmed Laaouej, el diputado por el Partido Socialista belga, afirmó que “la ley otorgará nuevas armas a la Justicia belga para luchar contra las prácticas inmorales de los buitres”, precisó Laaouej durante el intercambio que mantuvo con este diario. “Coincidencia o no, la noticia (del intento de embargo contra activos argentinos en Bruselas) demuestra la relevancia de nuestro proyecto de ley”, consideró el legislador.

“Este proyecto tiene por objeto limitar los derechos de un tipo particular de acreedores, aquellos que buscan ganancias ilegítimas. Sin embargo no cubre a un tipo particular de deudores, sino que alcanza a todos los Estados endeudados”, afirma el texto presentado a fines de abril por diputados de distintas organizaciones políticas. “Uno de los efectos perversos de las actividades de los fondos buitre es que perturban los procesos colectivos de reestructuración de la deuda de los países muy endeudados. Bélgica ya cuenta con una ley antibuitre. La iniciativa fue impulsada luego de 2001 cuando la Justicia de ese país favoreció al fondo NML Capital y puso en riesgo un proceso de reestructuración peruano. El país europeo buscó así resguardar su posición en los mercados internacionales y, fundamentalmente, proteger a empresas como Euroclear, la firma encargada de procesar una porción de los pagos de los vencimientos de deuda argentina.

–¿Existe algún vínculo entre el nuevo intento de embargo impulsado por el fondo buitre NML Capital y el proyecto bajo discusión en el Parlamento belga?

–Es bastante increíble. Coincidencia o no, la noticia demuestra la relevancia de nuestro proyecto de ley que tiene por objetivo regular y limitar las demandas judiciales de estos fondos. La situación nos lleva a reaccionar con rapidez. El proyecto de ley será debatido en la Comisión de Finanzas del Parlamento este mes y será votado en junio.

–¿Por qué está tan confiado del avance parlamentario de la iniciativa?

–Este proyecto de ley cuenta con el apoyo de todos los grupos políticos de Bélgica. Este es un hecho bastante excepcional, lo que refleja el deseo de contrarrestar este tipo de prácticas financieras. Confío en que será aprobado el próximo mes.

–¿Por qué necesita Bélgica una ley que limite el accionar buitre?

–Bélgica quiere desempeñar un papel pionero en la lucha contra los fondos buitre. En nuestro territorio está albergada, por ejemplo, la caja compensadora financiera Euroclear a través de la cual se cursa gran parte de las transacciones financieras mundiales. Vale recordar que en marzo un juez estadounidense ordenó a Euroclear no procesar los pagos de la deuda reestructurada de la Argentina hasta que el país no cumpliera con la sentencia a favor del fondo NML. Por lo tanto, está claro que se trata de una cuestión esencial para muchos países.

–¿Cuál es el objetivo del proyecto?

–La ley otorgará “nuevas armas” a la Justicia belga para dar una mejor lucha contra las prácticas inmorales de los buitres, lo que yo llamo el “abuso de debilidad económica”. En Bélgica venimos trabajando hace varios años sobre esta cuestión. La demanda de una legislación para hacer frente a los fondos buitre proviene además de la sociedad civil belga, particularmente de las organizaciones no gubernamentales que vienen trabajando sobre el tema hace muchos años.

–¿Qué herramientas otorgará la legislación a los jueces para prevenir y limitar el accionar buitre?

–Concretamente este proyecto de ley permite a un juez belga determinar si está frente a un fondo buitre. Para eso, el magistrado deberá determinar si existe una “diferencia manifiesta entre el valor de compra y de reventa de los bonos”. Los jueces también considerarán otros criterios como si el fondo demandante está radicado en un paraíso fiscal y la situación del país sobre el que recae el reclamo. Cuando el demandante sea un fondo buitre no podrá reclamar ante los tribunales belgas más que el precio inicialmente pagado por su obligación de compra y no su valor nominal.

–¿Qué evaluación hace de la disputa entre Argentina y los fondos buitre?

–Estamos tratando con un escándalo financiero real. Los hechos son suficientes para comprender que ésta es una situación totalmente inmoral e indecente. NML Capital compró bonos de Argentina en 2008, casi siete años después de la declaración del default y más de tres años después de la primera operación de reestructuración de la deuda pública de su país. En 2012, un fallo de un tribunal de Nueva York les reconoció su reclamo por 1330 millones de dólares contra Argentina. Ese importe incluye el valor nominal de los bonos por aproximadamente 700 millones de dólares y casi 600 millones de intereses adeudados. Esto es simplemente inaceptable.

Compartir: 

Twitter
 

“Bélgica quiere desempeñar un papel pionero en la lucha contra los fondos buitre”, afirmó a Página/12 Ahmed Laaouej, diputado belga.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.