ECONOMíA › KICILLOF SALIO AL CRUCE DE UN NUEVO INTENTO DE EMBARGO BUITRE

“Tiraron un chaski bum”

El ministro de Economía recordó que ya hay dos fallos de la Corte Suprema belga que rechazaron embargos sobre bienes diplomáticos. La movida del fondo buitre de Paul Singer fue con un oficial de Justicia, figura que no pertenece al Poder Judicial.

“Los fondos buitre tiraron un chaski bum a ver si alguien les da bola”, calificó el ministro de Economía, Axel Kicillof, al intento que llevan a cabo las empresas litigantes contra el país de embargar una cuenta de 50 mil euros de la embajada argentina en Bélgica. “Están en una embestida que yo denominaría manotazo de ahogado”, agregó Kicillof y recordó que hay dos fallos de la Corte Suprema del país europeo que rechazaron embargos sobre bienes diplomáticos. El Gobierno solicitó que rápidamente sea revertida la medida, sino va a demandar a los buitres en esa jurisdicción.

La intentona buitre fue encabezada por NML Capital, dirigido por el multimillonario Paul Singer, que mantiene su tenacidad aunque la dimensión de sus golpes sean de a poco más inofensivos. En este caso la jugada consistió en enviar a un oficial de Justicia (una figura que no pertenece al Poder Judicial) al banco en donde la embajada argentina tiene la cuenta con la que opera en Bélgica. El saldo de esa cuenta es de 55 mil euros.

“Bélgica tiene un sistema en donde existe la figura del oficial de Justicia, que son abogados del sector privado, no del sistema judicial estatal. Entonces llegó esta persona y dijo que en nombre de Paul Singer venía a congelar la cuenta de la embajada. Realmente una pavada. Más que pavada, qué triste la situación, porque con el juez Thomas Griesa los buitres iban por 1600 millones de dólares, que no pagamos ni vamos a pagar porque la Argentina no se va a arrodillar ante sus presiones. Y ahora anunciaron con bombos y platillos que congelarían 50 mil euros de esa cuenta. Un papelón”, los castigó Kicillof.

El intento no sólo quedó desdibujado por la irrelevancia del monto que quedó momentáneamente afectado sino porque está predestinado al fracaso. El titular de la cartera económica explicó que “como son bienes diplomáticos, no se pueden embargar. Y particularmente en Bélgica ellos están realmente complicados, porque ya hubo dos fallos de la Corte Suprema de ese país que rechazaron embargos así”. En resumen, no fue la Justicia belga la que aceptó el embargo sino un oficial privado y, todo lo contrario, el sistema judicial ya dio su opinión sobre este tema. “Depongan su actitud o los vamos a denunciar a ustedes”, advirtió ayer Kicillof.

“En realidad, creo que se trató de una maniobra publicitaria penosa”, siguió el ministro. Su lectura es que los buitres buscaron darle más visibilidad a la solicitada que publicaron en la edición de ayer de varios diarios. Allí califican de “costosa” la emisión de deuda que realizó la Argentina a través del Bonar 24, que le permitió recaudar 1416 millones de dólares. NML Capital y compañía advierten al pueblo argentino que la emisión es un “muy mal negocio” porque la tasa de interés es del 9 por ciento. “Hasta Ruanda y Pakistán obtienen préstamos a tasas menores, hasta Irak en su guerra contra el ISIS obtiene préstamos a 7,5 por ciento”, dicen, y cierran su mensaje de consternación por el futuro del país diciendo “Argentina: es hora de negociar. Terminemos con este default”.

“Lo que está claro son los malos balances que tuvieron los fondos buitre últimamente, por la millonada que pagan en propaganda en contra del Gobierno y a favor de la oposición, porque no paran de decir en algunos artículos ‘nuestros candidatos son tal y tal’. Y también está claro que todo lo que decían era mentira, porque Argentina hace una emisión por 500 millones y recibe ofertas por 2 mil millones, y porque el país no tuvo graves desastres económicos y el Gobierno no fue perjudicado”, respondió Kicillof. “En Estados Unidos, con todo lo que pagaron en lobbies, ya nadie se los fuma a los fondos buitre, porque son lo más detestable y repugnante que pueda haber en el sistema financiero internacional”, agregó.

El Gobierno destaca la operación del Bonar 24 que supuso el fracaso del intento buitre de bloquear las puertas del financiamiento voluntario para el país y con ello forzar al Gobierno a aceptar las condiciones de Griesa. De esa forma, se logró quebrar las expectativas negativas que veían una salida traumática del Gobierno. Como las expectativas en economía tienden a volverse profecías autocumplidas, la prioridad oficial fue quebrar esa tendencia.

Compartir: 

Twitter
 

“En realidad, creo que se trató de una maniobra publicitaria penosa”, evaluó Axel Kicillof.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.