EL PAíS › MAURICIO MACRI ANUNCIO UNA MEGAOBRA FERROVIARIA EN LA CIUDAD

En tren de hacer más promesas

 Por Santiago Rodríguez

Las promesas de campaña son tan viejas como la política. Cuando se postuló a la Jefatura de Gobierno porteña, Mauricio Macri dijo que haría diez kilómetros de subte por año que luego, una vez en el cargo, no hizo. Ayer volvió a echar mano a ese recurso. Con la mira puesta ahora en la presidencia, el líder del PRO anunció una obra que promocionó como “la más importante en la historia de la Ciudad de Buenos Aires” en materia de transporte de pasajeros: la construcción de túneles para extender todas las líneas de ferrocarriles urbanos hasta una megaestación debajo del Obelisco, donde los trenes conectarían con los subtes, el metrobus, las ecobicis y la terminal de combis. Se trata de una obra que demandaría 1800 millones de dólares, para la cual Macri no tiene financiamiento asegurado y ni siquiera habló con la administración nacional que controla los ferrocarriles y necesariamente debería participar en el emprendimiento. “Nuevamente en campaña vuelve a mentirnos”, le salió al cruce el ministro de Transporte y precandidato presidencial por el Frente para la Victoria, Florencio Randazzo.

Macri anunció la megaobra tras regresar del viaje relámpago que realizó a Barcelona, donde vio la semifinal de la Champions League entre el equipo local y el Bayern Munich y se sacó una foto con Lionel Messi y Javier Mascherano. Por esa escapada, el jefe porteño deberá dar explicaciones a legisladores de la oposición que quieren saber cuáles fueron los motivos concretos que lo llevaron a viajar y cómo se costeó el traslado (ver aparte).

“Es un día histórico para una obra histórica porque hablamos de beneficiar a millones de personas”, sobredimensionó Macri su anuncio, al hacer públicos los detalles del proyecto en el auditorio de la sede del gobierno porteño, que preparó una bonita animación para mostrar cómo “va a mejorar la forma de moverse” por la ciudad. Para brindar los pormenores del caso, el líder del PRO se valió además de una linda maqueta. Lo acompañaron el jefe de Gabinete porteño y candidato a sucederlo, Horacio Rodríguez Larreta, también en campaña electoral, y el secretario de Transporte, Guillermo Dietrich.

La nueva promesa de Macri consiste en hacer 16 kilómetros de túneles para vincular los trenes del Roca, Belgrano Sur, Sarmiento, Mitre, San Martín y Belgrano Norte en el Obelisco. La obra contempla allí la construcción de una estación con un nivel en superficie y tres subsuelos debajo de la 9 de Julio, entre Corrientes y Avenida de Mayo, adonde llegarán los ferrocarriles y los pasajeros podrán conectar con los demás medios de transporte ya existentes. Para su plan, Macri eligió el poco original nombre Red de Expresos Regionales (RER); o sea, el mismo que tiene la red de trenes de cercanías de París (Réseau Express Régional) compuesto por líneas que datan del siglo XIX y otras más nuevas, que atraviesan la capital francesa por túneles construidos entre 1970 y 1999.

La obra demandaría ocho años, lo que implicaría construir a razón de dos kilómetros de túneles por año, un objetivo mucho más modesto que los 10 que Macri planteó en su campaña a jefe de Gobierno y no cumplió. El líder del PRO, de todos modos, deja su cargo en diciembre y en siete meses poco podrá avanzar con su propuesta: además de conseguir los 1800 millones de dólares necesarios, para hacer realidad el proyecto debe coordinar cuestiones técnicas con la Nación, que tiene a su cargo los ferrocarriles.

Randazzo recordó ayer que Macri “en 2007 dijo construir 10 kilómetros de subte por año” y “ahora dice que hará llegar todos los trenes abajo del Obelisco”, para luego advertir: “Nuevamente en campaña vuelve a mentirnos afirmando que conectará todo el transporte público con cuatro pisos de túneles de 16 kilómetros”.

El ministro de Transporte, inmerso como el líder del PRO en la puja por la sucesión de Cristina Fernández de Kirchner, enfatizó que “Macri gobierna la Ciudad de Buenos Aires desde 2007 y su política de transporte tiene como mayor logro 2,3 kilómetros de metrobus en la 9 de Julio”. Tampoco pasó por alto que el jefe de Gobierno porteño “es el actual responsable de los subtes y, como tal, lo único que hizo fue aumentar la tarifa más del 300 por ciento”.

Randazzo señaló también que “los coches 0 kilómetro que circulan en los subtes son los que adquirió el gobierno nacional” y que Macri “compró coches de 30 años de antigüedad”. “La realización de las obras, como la transformación que estamos llevando adelante en los ferrocarriles, no es un simple boceto. Requiere de decisión política y de muchísimas horas de trabajo todos los días para poder materializarse. Macri, como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, demostró no actuar de este modo en Transporte. ¿Alguien cree que en el futuro lo hará?”, completó Randazzo.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri hizo el anuncio con Dietrich y Rodríguez Larreta.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.