UNIVERSIDAD › ENTREVISTA AL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE ROSARIO, DARíO MAIORANA

"Realizamos una política de apertura"

Destacó la generación de programas y acciones que tuvieron impacto en la comunidad, como la creación del Espacio Cultural Universitario, la Universidad Abierta de Adultos Mayores, la reapertura de los comedores universitarios y el sistema de becas.

 Por Claudio Socolsky

El rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Darío Maiorana, convocó para el próximo 22 de mayo a la Asamblea Universitaria para elegir a su sucesor tras ocho años en la función. En diálogo con Rosario/12, Maiorana trazó un balance de su gestión al frente del rectorado, destacando que en una primera etapa se pensaron mejoras en infraestructura, de la mano de una fuerte inversión del gobierno nacional, y en apuntalar el lobby de la Universidad para reinsertarla en espacios que se habían abandonado. En los últimos años, el ex decano de Humanidades destacó la generación de programas y acciones que tuvieron impacto en la comunidad, como la creación del Espacio Cultural Universitario (ECU), la Universidad Abierta de Adultos Mayores, la reapertura de los comedores universitarios y las becas para personas que no podían acceder a la Universidad. Maiorana reconoció que no llegaron a cumplir con algunos objetivos, entre los que mencionó la apertura del canal de televisión y un sitio web de periodismo de investigación. También se refirió a su relación con el gremio docente, que esta semana concretó un nuevo paro (ver aparte), y adelantó que está analizando la posibilidad de una candidatura a diputado nacional.

-¿Cuáles fueron los puntos más importantes de su gestión?

-Por un cuestión de planificación, que veníamos discutiendo desde hacía mucho tiempo, en los primeros años queríamos dar una fuerte impronta a lo que era infraestructura, de la mano en estos últimos años de una fuerte inversión por parte del Estado nacional. También mejorar el lobby de nuestra Universidad en el sistema, ya que estábamos muy retrasados en todas una serie de programas, se habían abandonado espacios de gestión importantes, tanto a nivel nacional como internacional, en función de las redes que integrábamos. Fui dos veces presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), y presidí la asociación de Universidades del Grupo Montevideo. En los últimos siete años, la nuestra fue la Universidad que más redes internacionales ganó con financiamiento por parte del Ministerio de Educación de la Nación.

-¿Y en una segunda etapa?

-En estos últimos años, generamos programas y acciones, con una concepción de extensión más moderna, que tuvieron impacto en la sociedad. El ECU, que sin lugar a dudas es hoy la plataforma cultural más dinámica que tiene nuestra ciudad, es absolutamente gratuita, con actividades todos los días. La Universidad Abierta de Adultos Mayores, un espacio lúdico, formativo, y que al mismo tiempo contenga. En tres años, tenemos cuatro mil inscriptos en Rosario y otros mil en distintas ciudades y pueblos del sur de Santa Fe.

-¿Qué balance puede realizar respecto a las políticas de bienestar estudiantil y docente?

-Entendimos que era imprescindible todo lo que históricamente se llamó como bienestar estudiantil, y llevarlo al bienestar docente, no docente, y de los graduados. Recuperamos los comedores estudiantiles, comenzando con el más emblemático, el de La Siberia. Hoy contamos con el que tenemos por convenio en La Toma, el de Veterinarias, abrimos el de Ciencias Médicas, y está previsto inaugurar el de Humanidades. Pensamos en becas para aquellas personas que no llegaban a la Universidad. Pudimos concretar las de Pueblos Originarios, pero no alcanzamos a realizar un proyecto más ambicioso para becar a chicos que terminan o están terminando la escuela primaria, para que terminen el secundario en nuestras escuelas medias, y después continúen en la Universidad. Esta es una deuda de gestión, pero por otro lado pudimos concretar la extensión aúlica del Politécnico en Grandero Baigorria. Creamos el posgrado gratuito para los docentes de la Universidad, y los cursos gratuitos de capacitación oral en lengua inglesa, portuguesa e italiana para que puedan perfeccionarse. También reinstalamos el programa de asistencia para viajes al exterior.

-La Universidad se involucró en temas que conmocionaron a la ciudad.

-Sí, trabajamos en áreas sensibles de la comunidad como el narcotráfico, la trata de personas. En un primer nivel, a través de la Dirección Multimedial, con los Documedias. Empezamos con Vibrato, después Calles Perdidas, que obtuvo el premio Rey de España, Mujeres en venta. También trabajamos con organizaciones que luchan contra la trata; de hecho, la Fundación de Susana Trimarco tiene sede en nuestra Universidad.

-Seguramente habrán quedado temas pendientes.

-No pudimos llegar con la apertura del canal de televisión. La Universidad ya tiene una frecuencia asignada por el Afsca, pero es un trabajo que lleva mucho tiempo. De todos modos, mejoró bastante la radio que tiene la Universidad, no sólo por los contenidos, si no que en lo laboral firmamos un convenio por el cual asimilamos los sueldos a lo que acuerda el Sindicato de Prensa Rosario. Y nos queda una página web de periodismo de investigación, para tratar los temas no sólo desde una perspectiva académica, si no incorporando columnistas de la ciudad y la región. Rosario necesita un espacio que genere opinión y que realice investigaciones y procesamientos de datos que estén al alcance de todos. -Esta semana convocó a la Asamblea Universitaria para elegir a su sucesor. ¿Cómo ve el futuro de la UNR?

-Nosotros tenemos la mayoría de los votos de la Asamblea Universitaria como para elegir rector y vicerrector en primera vuelta. Este es el resultado de realizar una política de apertura, en ningún momento la Universidad privilegió una afilación política, teniendo en cuenta que cada uno tiene su filiación que es pública. Nadie puede plantear que se le haya negado financiamiento y apoyo institucional para cualquier proyecto que se haya presentado.

-No ha sido buena su relación con el gremio docente, que esta semana concretó un nuevo paro.

-Hago un análisis de los paros como metodología legítima de lucha cuando considero como docente, que soy desde hace 25 años, que el paro se utiliza de una manera que no ayuda a obtener las conquistas gremiales que el conjunto de los universitarios consideran necesarias y correctas. El año pasado fui muy crítico respecto de un paro por tiempo indeterminado, que se plantea cuando ya no hay ningún tipo de opción de negociación. En ese momento, no era la metodología más acertada, hasta la ciudad opinó sobre esto. Tampoco creo en los paros individuales o aislados, desconociendo la representación de las asociaciones de segundo grado para discutir salarios y condiciones de trabajo general.

-¿Cuál será su futuro político inmediato?

-En este momento tengo varios proyectos académicos, que los continuaré independientemente de lo que pase. Sí estoy considerando la posibilidad de una candidatura de política pública que, en función de los turnos, son las de diputado nacional.

Compartir: 

Twitter
 

Maiorana está considerando la posibilidad de una candidatura a diputado nacional.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.