CIUDAD › EL COMISARIO SIGUE PRESO

Temen que se fugue

El juez de Instrucción Juan Andrés Donnola le negó la libertad al jefe de Logística de la Policía de Acción Táctica (PAT) que fue detenido hace una semana, acusado de asesinar por la espalda a un joven en 2011, en Pueblo Esther. Es el comisario Mario Urquiza, quien está detenido en la subcomisaría 27º, imputado de "homicidio calificado por el uso de arma de fuego y agravado por haberse cometido en uso de sus funciones", cuando se desempeñaba en la subcomisaría 15º de Pueblo Esther. En aquel entonces, el oficial dio la versión de que Sergio Luján, la víctima, había caído en un tiroteo, cuando intentaban detenerlo por un delito previo. Sin embargo, se probó que solamente el arma de Urquiza había sido disparada aquella noche del 2 de diciembre contra el muchacho de de 19 años.

Donnola dejó preso al uniformado ante el peligro de fuga que generaría dejarlo en libertad, ya que el monto de la pena en expectativa por el hecho que cometió es de prisión perpetua. Según indicaron fuentes cercanas a la investigación, también fundamentó que hay "mucha prueba que lo sindica" como autor del hecho; y que es demasiado pronto para otorgarle la libertad, ante la gravedad de la acusación.

El pedido de excarcelación, presentado el lunes pasado por la defensa de Urquiza, ya había generado el dictamen negativo del fiscal Carlos Covani, y ayer Donnola tomó la decisión definitiva de denegatoria.

A fines de la semana pasada, el magistrado había ordenado la detención del imputado, quien revistaba como jefe del área Logística de la PAT, tras determinar que su arma fue la única que disparó la noche que murió Luján y por lo tanto, era el único bajo sospecha.

Al inicio de la causa se había instalado la versión de un tiroteo, pero tras reunir testimonios y pruebas, el juez lo citó a declarar como autor del crimen. En su momento, se dijo que los efectivos estaban en un operativo y que impartieron la voz de alto, pero que los perseguidos contestaron con varios disparos a los uniformados, y que estos repelieron la agresión.

Sin embargo, más de tres años después, se pidió una rueda de reconocimiento para testigos del hecho, y el oficial Urquiza fue identificado como el único que disparó su arma. Enseguida, Covani pidió su detención.

Esta semana, el abogado Oscar Pandiani, que patrocina a la familia Luján, reveló que "todo ocurrió cuando Sergio fue detenido y llevado a la puerta misma de su vivienda familiar, donde la policía buscaba a un primo. La puerta del móvil quedó abierta y el chico salió de la unidad y comenzó a caminar en dirección opuesta. Cuando hizo cinco pasos ante la posibilidad de fuga, el policía Urquiza lo ultimó por la espalda".

Ahora, la causa dio un giro y se investigan otras cuestiones relacionadas con el hecho, en el que Urquiza aparece como el único que disparó un arma de fuego, pese a que el expediente cuenta también con un revólver calibre 22 que, según dijo el policía, le fue sustraído a la víctima. Sin embargo, en el revólver no hay huellas de Luján.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.