ECONOMíA › LA CORTE DE APELACIONES HABILITó LA APELACIóN ARGENTINA A UNA ORDEN DE GRIESA

Una a favor en la misma Nueva York

Es por el cuestionamiento al fallo que le prohibió al Citibank pagar los bonos emitidos bajo ley argentina. El Citi luego se abrió del negocio, por un acuerdo con los fondos buitre, pero Argentina siguió adelante con la demanda.

La Corte de Apelaciones de Nueva York habilitó a la Argentina para apelar la orden del juez de distrito Thomas Griesa que impedía al Citibank pagar los vencimientos de los bonos en dólares emitidos bajo la legislación argentina. Se trata de la decisión del magistrado que alcanzó, dentro de su bloqueo, al mecanismo de pago de la deuda a los títulos regidos por las leyes locales. Hasta ahora, la segunda instancia judicial de Estados Unidos había negado la posibilidad de apelar, ya que consideraba que con sus contradictorios avances y retrocesos, en ese ramal de la causa, el juez Griesa sólo realizaba “aclaraciones” a sus órdenes. La Corte de Apelaciones consideró que cuando, en medio de la disputa abierta por el pacto firmado entre el Citi y los fondos buitre para perjudicar a los bonistas argentinos, el octogenario magistrado le negó al holding definitivamente la posibilidad canalizar los fondos su orden original cambió y abrió el camino a una apelación argentina.

Hoy en día esos bonos están siendo pagados totalmente en la plaza local ya que el Citibank fue desplazado de su función y está siendo demandado. Pero el avance del caso no es irrelevante. Si la apelación prospera favorablemente, los bonos emitidos por la legislación local, como los flamantes Bonar 2024 colocados a fines de abril, quedarían excluidos del alcance de la sentencia a favor de los buitres.

La orden y el bloqueo original del juez a favor de los demandantes (los fondos buitre) quedarían intactos –los bonos con legislación neoyorquina y londinense no se podrían pagar–, pero una revisión de su errático comportamiento elimina la incertidumbre alrededor de las posibilidades de colocar deuda en el mercado internacional bajo las leyes argentinas. El país presentará a mediados de agosto la apelación.

A fines de marzo, como parte de un entendimiento con los buitres rubricado en los tribunales de Griesa, el Citibank renunció a la posibilidad de apelar las decisiones del juez, que la entidad bancaria cuestionó con dureza durante meses, en tándem con los abogados de Argentina. De hecho, desde que la justicia norteamericana dejó firme el fallo, Griesa había habilitado por “tres únicas veces” (en otros tantos vencimientos trimestrales) al holding estadounidense para cursar los fondos depositados por el país. El banco era, hasta el mes pasado, el responsable de transferir a los acreedores del exterior los pagos de los títulos regidos por la ley argentina denominados en dólares.

El acuerdo entre el Citi y los buitres en Estados Unidos le costó el cargo a la máxima autoridad del banco en Argentina, Gabriel Ribisich, y una denuncia en la justicia argentina que ya comenzó a cuestionar las decisiones de Griesa. Si bien el banco renunció a su derecho para apelar, la Argentina realizó su propio cuestionamiento a la decisión del juez.

Ayer, la Corte de Apelaciones rechazó el pedido de desestimación de esa apelación presentada por los buitres. Así se habilitó el camino formal para volver a disputar ese ramal de la causa en la justicia estadounidense. Hasta este momento, todas las presentaciones que realizaban los abogados de la Argentina eran rechazadas, ya que los jueces consideraban se pretendía apelar una aclaración y no una modificación de la orden original, referida a la posibilidad de pago de los servicios de la deuda doméstica emitida en dólares. Para el derecho estadounidense, las aclaraciones de órdenes confirmadas (es decir, las intepretaciones) son una potestad del juez.

Sin embargo, en esta oportunidad la decisión de Griesa de restringir definitivamente la posibilidad de pago de esos papeles, emitidos bajo las leyes argentinas, fue considerada como una modificación. Por lo tanto, abrió la vía para una apelación. Ahora la Cámara deberá definir si el juez se excedió al incluir en sus órdenes a los bonos emitidos bajo ley local.

Compartir: 

Twitter
 

Thomas Griesa, juez de Nueva York. Es la primera vez que la Corte accede a una apelación argentina en su contra.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.