ECONOMíA › BRASIL CAYO 4,5 EN AGOSTO

Crisis sin fin

La economía de Brasil continúa sin encontrar el rumbo. El Banco Central de ese país informó ayer que la actividad retrocedió 4,5 por ciento en agosto con respecto al mismo mes del año pasado. En los primeros ocho meses del año la caída acumulada es del 3 por ciento, presionada por la desaceleración de la actividad industrial.

El índice de actividad económica IBC-Br elaborado mensualmente por la entidad es considerado un anticipo de las cifras de la evolución del PBI y mostró una caída superior a la esperada por los analistas. Las nuevas cifras sobre el deterioro de la principal economía del continente se difundieron un día después de que la agencia Fitch redujera la calificación creditica del país de “BBB” a “BBB”, considerado como el último nivel de grado de inversión y con perspectiva negativa. Brasil pasó así a ubicarse en el mismo lugar que Rusia, Turquía e Indonesia. Fitch pronosticó que la recesión continuará el año que viene con una caída de 1 por ciento del PBI y que el gobierno de Dilma Rousseff tendrá dificultades para alcanzar las metas de superavit primario tanto este año como en 2016. Ayer también se conoció que el desempleo en la industria subió 0,8 por ciento en agosto, lo que constituye la octava caída consecutiva y un descenso acumulado del 5,6 por ciento en doce meses, según datos del Instituto Brasilero de Geografia y Estadística (IBGE).

Pese a las perspectivas negativas, el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Armando Monteiro, estimó ayer que el país cerrará el año con un superávit comercial de 15 mil millones de dólares, y que el saldo positivo se duplicará en 2016. Monteiro precisó que las exportaciones de productos manufacturados a Estados Unidos registraron en lo que va del año un aumento de 5 por ciento y que el déficit de la balanza comercial de estos bienes se reducirá en 2015 de 100 mil millones a 80 mil millones de dólares. El funcionario explicó que el resultado es consecuencia también de “una baja acentuada” de las importaciones y de la depreciación del real frente al dólar, pero destacó que las exportaciones crecieron en volúmenes, por lo que si los precios de los commodities se mantuvieran en los niveles de 2014, la balanza comercial podría tener un resultado positivo de más de 35 mil millones de dólares. “Es evidente que hay un efecto por el tipo de cambio, pero también hay un claro compromiso del sector empresarial en el esfuerzo exportador”, resaltó el ministro.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.