ECONOMIA › CRUCE ENTRE MARANGONI Y MELCONIAN SOBRE PRECIOS Y POLITICA CAMBIARIA

“No hay atajos al desarrollo”

La frase, lanzada por Gustavo Marangoni, el sciolista que preside el Banco Provincia, respondió a las lucubraciones del economista del PRO sobre la idea de terminar con la administración del Banco Central sobre el mercado cambiario.

Alcanzar tasas de inflación de un dígito, mejorar la calidad de las estadísticas públicas, modificar el esquema de administración de las reservas del Banco Central y lograr un menor nivel del déficit fiscal. Hasta ahí llegaron los puntos de contacto entre dos de los referentes en temas económicos del Frente para la Victoria, Gustavo Marangoni, y Cambiemos, Carlos Melconian. Sin embargo, las coincidencias se agotaron a la hora de plantear las políticas necesarias para lograr esos objetivos. “El tipo de cambio no lo tiene que fijar el mercado, el Banco Central debe administrar el mercado cambiario, decir que van a levantar el ‘cepo’ el 10 de diciembre como propone Mauricio Macri no tiene consistencia técnica”, advirtió el presidente del Banco Provincia y asesor de Daniel Scioli. Desde su perspectiva, esa política sería acompañada por una brusca devaluación del tipo de cambio y la aceleración de la inflación. A lo largo de la conversación, Melconian anticipó una política monetaria y cambiaria diametralmente opuesta a la actual pero no arriesgó el valor pretendido para el dólar. El economista PRO se limitó, en cambio, a señalar que si el precio de la moneda estadounidense llegase a 16 pesos se recuperarían los niveles de competitividad de 2007. Cuidadoso de sus definiciones, se encargó de descartar la necesidad de un “ajuste fiscal draconiano”. Sin embargo, planteó que la inflación elevada es consecuencia del gasto público: “La tasa de inflación es una variable consecuencia, es subproducto de lo que hacés con el sendero fiscal. Dados los beneficios de una inflación baja, digo que cuanto antes baje, mejor”, fue la intrincada fórmula que desplegó Melconian.

El intercambio entre los colaboradores de los contendientes en el ballottage sucedió ayer por la mañana durante un evento organizado en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires por la publicación Bank Magazine. Con pequeñas chicanas, el encuentro fue ameno y ambos se encargaron de reiterar la buena relación que mantienen. Sin embargo, durante la tarde los dichos de Melconian despertaron una encendida polémica. “Yo voy a decir algo que Gustavo por razones políticas no lo puede decir”, comenzó al referirse a la economía que recibirá el próximo presidente. Para el economista macrista el Gobierno “se fumó las reservas, las vacas, el trigo, los fondos de pensión y descapitalizaron a la Argentina. Necesitamos una política económica consistente que en estabilidad, distribución, inclusión y crecimiento recapitalice al país. El subproducto que vos decís es que ahora no se puedan subir más las jubilaciones y los sueldos por arriba de esto, ahora no se puede más el desendeudamiento, ahora no se puede más con la inflación. Las reservas están peladas y el déficit son 7 puntos del PIB”, expresó el titular de la consultora M&S al describir la herencia evaluada por los equipos económicos del PRO.

Esa intrincada explicación de Melconian se tradujo por la tarde en la más contundente: “Ya no se pueden subir más sueldos y jubilaciones porque este gobierno se fumó las reservas, las vacas y el trigo”. Aunque el propio Daniel Scioli recurrió a ese extracto durante un encuentro con sindicalistas, Marangoni recurrió a la red social Twitter para asegurar, “nobleza obliga”, que el economista PRO “jamás se refirió a salarios y jubilaciones de la forma que algunos le adjudican”.

“No hay atajos al desarrollo”, manifestó Marangoni durante el encuentro. “Tuvimos muchos planes antiinflacionarios de shock que parecían dar una respuesta, pero al poco tiempo volvían a presentar los mismos problemas aumentados. Cambiar el sendero fiscal es fundamental, no se trata de un ajuste. De ninguna manera hay que hacer una gran devaluación para licuar el gasto fiscal. Ese shock es contraproducente”, explicó el funcionario bonaerense.

Ambos coincidieron en la necesidad de reducir el déficit fiscal. Marangoni consideró necesario “balancear” los ingresos y gastos a lo largo de los cuatro años de gobierno, contra la propuesta de shock que atribuyó al PRO. “Describir un esquema donde el BCRA está ‘pelado’ y plantear terminar con la administración el 10 de diciembre es inconsistente. Pasar de regular por cantidades a hacerlo vía precio supone una devaluación importante. Hacerlo en forma de shock pone en riesgo al sistema financiero”, lanzó Marangoni.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Melconian y Gustavo Marangoni. En tono amable, pero con posturas diametralmente opuestas.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared