ECONOMIA › EL GOBIERNO SUSPENDIO EL MES PASADO LA IMPORTACION DE CUATRO BARCOS DE GNL

Un error de cálculo que costó caro

Un barco se canceló y tres se reprogramaron para 2017, lo que implicó un costo adicional de 1,5 millón de dólares. En Enarsa lo explican por la suba de la temperatura en agosto.

 Por Fernando Krakowiak

El gobierno canceló el mes pasado la importación de un barco con Gas Natural Licuado (GNL) acordado con Shell y reprogramó para el año próximo otros tres envíos que le había contratado a las firmas Gunvor, Trafigura y British Petroleum. Los cargamentos tenían que llegar al Puerto de Bahía Blanca, pero desde Enarsa se informó que la demanda de gas disminuyó porque las temperaturas de agosto fueron más altas de lo esperado. Por lo tanto, no hizo falta concretar esas importaciones. Fuentes del sector aseguraron a este diario que esas suspensiones demuestran un error en la planificación de las importaciones por parte del gobierno que le costó al Estado 1.575.000 dólares adicionales como consecuencia de esas reprogramaciones. “Es un costo de reprogramación producto de una negociación prevista en los contratos. Es algo habitual. De hecho, en 2014 se abonaron cerca de 5 millones de dólares por costos de reprogramación”, respondió a Página/12 Fernando Pazos, jefe de Relaciones Institucionales y Comunicación de Enarsa. En el sector también cuestionaron la decisión de haber cancelado esas importaciones de GNL en lugar de recortar las compras de gas provenientes de Chile, que tenían un precio mayor.

Con Shell el 13 de agosto se negoció la cancelación sin costo de un barco que tenía previsto traer 3,1 millones de BTU de GNL, unos 83 millones de metros cúbicos. Sin embargo, dos de los tres barcos reprogramados tuvieron una penalidad. El costo extra que habrá que pagarle a Trafigura por estirar el plazo de descarga hasta marzo de 2017 es de 1.350.000 dólares, mientras que BP cobrará un adicional de 225.000 dólares por descargar el 31 de mayo de 2017. La diferencia de precios obedece a los distintos acuerdos firmados con cada una de las empresas. Por último, se acordó reprogramar un barco de Gunvor sin costo adicional el cual deberá descargar el 20 de julio del año próximo.

Los cuatro barcos hubieran aportado en conjunto 12.576.000 de BTU a un precio que oscilaba entre 5 y 6,4 dólares por millón de BTU. Ese total equivale a unos 340 millones de metros cúbicos de gas. La importación de gas de Chile acordada este año también provino de cargamentos de GNL, pero el país vecino los regasificó en sus plantas procesadoras y los exportó a la Argentina. Por lo tanto, el precio fue mayor. Según el acuerdo, por el gasoducto Norandino se importaron 86 millones de metros cúbicos a 6,90 dólares el millón de BTU, mientras que por el gasoducto Los Andes ingresó el equivalente a otros seis buques a un precio que osciló entre 6,74 dólares en junio y 7,74 dólares en agosto.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, informó oportunamente que la importación de Chile se realizó por la imposibilidad de incrementar los envíos provenientes de Bolivia y remarcó que sirvió para reemplazar importación de gasoil que este año se estuvo pagando a 11,20 dólares por millón de BTU. Por lo tanto, la operación habría supuesto un ahorro para el Estado respecto del gasoil que hubiese tenido que importarse para las centrales térmicas. Sin embargo, fuentes del sector advirtieron a Página/12 que en lugar de haber cancelado los cargamentos de GNL, que hubieran tenido un costo de entre 5 y 6,4 dólares por millón de BTU, se debería haber importado menos desde Chile (entre 6,74 y 7,74 dólares) o menos gasoil (11,2 dólares en promedio).

Desde el gobierno, en cambio, responden que el acuerdo con Chile, vigente entre mayo y agosto, se cerró antes de que se supiera cuáles iban a ser las temperaturas de agosto y que el GNL va para los hogares una vez regasificado mientras que el gasoil es consumido por las centrales térmicas. Quienes cuestionan la decisión oficial retrucan que si bien el acuerdo con Chile se cerró a comienzos de año la planificación del gobierno debería contemplar una proyección de cuales van a ser las temperaturas. Por último, insisten en que se podría haber importado menos gasoil ya que las grandes usinas térmicas son duales y ese combustible podría haber sido reemplazado por gas natural.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Los cargamentos de GNL tenían que llegar a Bahía Blanca.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.