soy

Viernes, 16 de septiembre de 2016

MI MUNDO

Mostras para armar

Empieza una nueva temporada de Drag Race, el reality de RuPaul en el que se corona a la drag queen más increíble de Estados Unidos y, posiblemente, del mundo. Aquí, un fixture para seguir cada semana el progreso del mostraje.

 Por Ignacio D’Amore

Después de ocho temporadas y una primera edición de All Stars, el reality religión que desde 2009 nos subyuga no sólo ha elevado sus –y nuestros– standards de calidad drag sino que los ha reconfigurado. En el show, hoy existen desafíos en que la fisonomía y los manierismos femme clásicos de una drag queen son puestos en jaque (se evalúan: look siamesas, mujeres con barba, vestirse de bebé o de animal), mientras que las exigencias ya no apuntan a formar Stepford Wives sino todo lo otro: se desguazan los preconceptos que manejamos sobre esas perfectas mujeres y se los vuelve materia gris performativa.

Para esta temporada de ya familiares superestrellas, las reglas cambiaron: el duelo lipsync de cada episodio no es más entre las de menor puntaje sino entre las dos mejores. A su vez, la ganadora elige a la eliminada, y no RuPaul, como viene ocurriendo desde 2009. Y con una primera fulminada en el episodio de anoche (usen el fixture que para eso lo armamos), las nueve aún en carrera tendrán que seguir luchando fieras para repujar su nombre en el mármol de las malditas..

TATIANNA (Eliminada). Malvadas indiscutible. Looks no memorables, velocidad olímpica para la polémica, buena imitadora de Britney. Reaparece para matar o matar, con el mismo rostro de bebota de hace seis años.

PHI PHI O’HARA. La que hizo la peor maldad en la historia de Drag Race: le tendió una trampa a otra concursante inexperta, que quedó eliminada. Representó el anticuado estilo pageant en la puja con Sharon Needles, modernísima, dark y cómica.

ADORE DELANO (Renunció). Ex American Idol que supo capitalizar ciertos dotes para el canto y la frescura necesaria para meter la pata en cámara riéndose de todo. Y sin corset, algo no disculpable por el jurado. En All Stars debería saber cómo romper el esquema de ex teen tonta.

KATYA.“La mujer más sudorosa del mundo del espectáculo”, se autodefine. Sentido del humor oscuro, random. Sus looks pueden romper rankings o rankear entre los peores de la historia. La amamos.

ALASKA. Quizás la mejor drag queen del mundo. Es sensual, descartable, cómica, vergonzante. Interpela siempre y es mostra de la cultura pop, su mente una Encarta mal copiada que replica info con voz de Fran Fine en un after.

ROXXXY ANDREWS. La definición de pasivismo-agresivismo, con especial énfasis en lo segundo. Cuando en su temporada se le notó lo malísima que es, quiso dar pena contando que de pequeña su mamá la abandonó en una parada de colectivo. Pobre. Eso sí: su truco de la doble peluca sigue dando que hablar.

DETOX. El look que usó en la final de su temporada debería haberla hecho acreedora automática de la llave maestra del colisionador de hadrones (googleen y verán). Lipsync-era maestra de rostro de masilla epoxi.

ALYSSA EDWARDS. Por suerte fue mucho más que la rival de Coco Montrese. Muy carismática. Conduce sus propias series web y sigue formando dragcitas que llevan su apellido. Está cerca del drag más clásico, aunque con el timing mediático de las concursantes más nóveles.

COCO MONTRESE (Eliminada). Entró para pelear con Alyssa Edwards debido a una vieja rivalidad que absolutamente nadie nunca se interesó en llegar a comprender. Sombras naranjas, lentes de contacto turquesa flúo, ego desbocado, paillete mal cosido. Suficiente.

GINGER MINJ (Eliminada).La definición de “pageant queen”: anticuada en el estilo y negada a aceptar nuevos acercamientos al drag. Es dañina con fachada de señora buena. Nos cae pésimo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.