soy

Viernes, 16 de septiembre de 2016

CINE

Para verte mejor

La nueva película de Woody Allen, Café Society, y una promesa del cine independiente que se espera para octubre, Certain Woman, donde interpreta a una abogada lesbiana, son las dos excusas para quedarse prendidas de la pantalla y de la ambigua belleza de Kristen Stewart.

 Por Gabriela Borrelli Azara

Que Woody sí, que Woody no. Que no ver más sus películas, o que verlas sin pensar en las denuncias de abuso de su hijastro o sin recordar que se casó con su hija adoptiva. La cosa es que en su película que se estrenó la semana pasada en Buenos Aires, Café Society, Allen regresa a una de sus habituales historias y construye un triángulo amoroso que une a un prominente representante de Hollywood, a un sobrino un poco caído del catre, y a su lindísima y misteriosa secretaria.

Y a esa lindísima chica nos quedamos prendidas en estas semanas, más que a la peli de Woody. Enganchadas a Kristen Stewart, a sus pantalones raídos que se detienen de su caída libre justito ahí, en la cadera, a sus ojeras negro koala de una noche que no termina, a su pelo platinado y esas raíces oscuras de “¿qué onda? no me importa”, más que a su atuendo pin up y peinado al agua de la década del 30. Ya la habíamos visto por el barrio, de la mano de la cancherísima Soko, una cantante francesa que le dio más de unos besos ante las cámaras indiscretas de los paparazzis que seguían a una de las nuevas caras de Hollywood, nada más ni nada menos que a la actriz que había cultivado todos los suspiros con la juvenil saga de Crespúsculo, y estaba haciendo las cosas tan bien para el puritarismo hollywoodense que hasta se había enganchado con su pareja en la ficción. Es que a veces es tan lindo cuando esos mundos se mezclan y se pasa de la ficción a la realidad. Pero Kristen no hacía las cosas del todo bien, alguna incomodidad con su papel en la vida real, algún cosquilleo que estaba ahí y bueno, una indiscreción que se coló entre los periodistas y pum: se convirtió en la malvada que le metió los cuernos a un novio tan lindo (Robert Pattinson). A Kristen no le importó y se fue a París a besarse con Soko. En esa época decía que vivía su bisexualidad con libertad. Que se enamoraba de personas sin importar su sexo. Siempre una puerta abierta hay que dejar para contentar a tanto director que espera que sea (como en esta película de Allen) parte de un triángulo amoroso que la tiene como única chica. Pero en esta vida, de este lado, está Kristen con gorra para atrás amarradísima a la cintura de su novia (Alice Cargile) una productora rubia que le clava las miradas más sexys. Como otra actriz de su generación, Ellen Page (la de Juno, ¿la recuerdan?, esa hermosa adolescente que afrontaba un embarazo con humor e ironía), que ante el estreno de una película taquillera como X-Men realizó su comming out con discurso muy sentido en una fundación de apoyo a los Derechos Humanos. Igual Kristen eligió el estreno para estrenar también nuevas formas de entrevistas: “Ahora mismo estoy muy enamorada de mi novia. Hemos terminado y vuelto un par de veces, pero siento que por fin puedo sentir de nuevo”. Kristen, corazón, en este barrio las idas y vueltas nos enrollan en un continuum hermoso y ya no son necesarias tantas justificaciones. Más nos gusta cuando la boca se te ensucia un poquito y declaras: “Vivo en la fucking ambiguedad de esta vida y lo amo”. Esa ambigüedad es también la que le permite surfear las olas de críticas que le llegan como las ráfagas de viento que la despeinan y nos dejan ver esos ojazos celestes y rockeros.

Lo que pareciera que está preparando en realidad Kristen es el estreno en octubre de una película, más independiente que la de Woody: Certain Woman, dirigida por Kelly Reichardt dónde interpreta a una abogada lesbiana, o un poco, o con ganas de probar. Como ella antes de este coming out que nos ratonea tanto. Porque sabe Kristen como garpa ese mezcladito de ficción y realidad, eso de lo que están hechas las fantasías. Bienvenida a las nuestras.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.