ECONOMIA › NUEVA LEY IMPOSITIVA BONAERENSE, CON AUMENTOS DEL 35 POR CIENTO EN INMOBILIARIOS Y PATENTES

Vidal le puso precio al desequilibrio

La iniciativa, que ingresará a la Legislatura junto al Presupuesto provincial para 2017, establece incrementos que duplican la tasa de inflación para el año prevista por el gobierno nacional. Pese al impuestazo, el gobierno de Vidal tiene previsto endeudarse en 65 mil millones de pesos.

El gobierno bonaerense enviará el miércoles próximo a la Legislatura el proyecto de Ley Impositiva 2017, el cual contempla un incremento del orden del 35 por ciento para los impuestos inmobiliarios urbano y rural y patente automotor. La iniciativa ingresará junto con el proyecto de ley de Presupuesto provincial para el año próximo. La gobernadora María Eugenia Vidal había anticipado esta semana que el revaluó sobre tierras y propiedades no será tenido en cuenta para la elaboración del Presupuesto para 2017. De esta manera, los nuevos valores inmobiliarios no serán tenidos en cuenta para el cálculo del impuesto del año próximo sino que el aumento –del 35 por ciento– es producto de modificaciones en las alícuotas sobre los valores actuales de Catastro. El aumento en la Provincia estará en línea con el ajuste implementado por el gobierno porteño, que aplicará el año próximo un incremento promedio del 30 por ciento, aunque en algunos casos llegaría a casi el 40 (ver aparte). En ambos casos, los incrementos superarán holgadamente la meta inflacionaria prevista por el gobierno nacional de hasta 17 por ciento.

Según el borrador que elaboró el gobierno provincial, el aumento para la patente y el inmobiliario se ubicará entre 25 y 35 por ciento. Se estima que la mayor carga será sobre el inmobiliario, debido a que los valores fiscales para terrenos y propiedades no se actualizan con la misma velocidad que para automotores y el gobierno de Vidal intentará compensar el haber dado marcha atrás con la aplicación del revaluó para el próximo ejercicio. Además, este año la Provincia mantuvo los valores de las cuotas respecto de 2015. De todos modos, los detalles se confirmarán recién la semana próxima cuando ingrese en la Legislatura el mensaje de Presupuestos adosado con la reforma fiscal.

La medida impactará sobre 300 mil dueños de establecimientos rurales y 6,5 millones de bonaerenses que figuran como titulares de inmuebles en territorio bonaerense. Para el Fisco, el Inmobiliario representa el 10 por ciento de los ingresos, mientras que el grueso de la caja de Vidal pasa por la recaudación sobre los Ingresos Brutos (sobre facturación de empresas, comercios y profesionales) que aporta el 75 por ciento de lo que ingresa a la provincia.

Este año se venció el revaluó inmobiliario, que se hace cada diez años, y la gobernadora había adelantado que se realizará la actualización pero que no se tendrá en cuenta para el calendario impositivo del año próximo. “No significa automáticamente el traslado al aumento de ningún impuesto, y no va a ser considerado este trabajo técnico en el presupuesto que se presenta este año”, explicó anteayer la mandataria. El revaluó inmobiliario modificará los tributos nacionales, provinciales y municipales. A nivel nacional impactará en el impuesto a los bienes personales. Para el año próximo, el aumento será producto de retoques en la alícuota y en el índice de actualización que realizará la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA). También se prevé un aumento de entre 25 y 35 por ciento a las patentes de embarcaciones, sellos e impuesto al juego. En el caso de Ingresos Brutos se actualiza de manera automática según el nivel de facturación. Este último caso acompañará el ritmo de inflación del año próximo, pero en el resto de los casos, donde se incluyeron cambios metodológicos, los aumentos serían superiores a lo proyectado por el Ejecutivo nacional.

El escenario más complicado para el contribuyente será en 2018, cuando el revalúo conviva con los nuevos criterios de actualización previstos para el año próximo. Las estimaciones de Catastro adelantan que en inmuebles residenciales el revalúo podría ser del 1000 por ciento. Varios intendentes, legisladores y entidades ligadas al campo habían pedido frenar el recálculo, dado que advertían que las alzas extraordinarias podrían impactar hasta un 2000 por ciento en el impuesto inmobiliario del año próximo. Pese al aumento impositivo, el gobierno provincial tiene previsto tomar deuda por encima de los 65 mil millones de pesos. Vidal cerrará este ejercicio fiscal con 60 mil millones de pesos de nueva deuda (ver aparte).

Compartir: 

Twitter
 

María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires. Su política fiscal imita la del Gobierno de la Ciudad.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared