ECONOMIA › A IGUAL NIVEL DE CONSUMO QUE EL AÑO PASADO, LA FACTURA DE GAS PROMEDIO PARA PYMES SUBIRA 277 POR CIENTO

Menor aumento, pero “llega en un peor momento”

Los consumidores no residenciales, que incluyen a pymes, instituciones culturales y deportivas y otras sin fines de lucro, pagarán por el gas un precio 463 por ciento más caro, pero la incidencia en el valor final de la factura es del 277 por ciento.

El Gobierno publicó los nuevos cuadros tarifarios del gas, que no sólo involucran cambios para los usuarios residenciales, como se desprendía del fallo de la Corte Suprema, sino también para los no residenciales. Para este segmento de usuarios, del cual se destacan las pymes, el aumento tarifario promedio es del 277 por ciento a igual nivel de consumo que el año pasado, informó ayer el Ministerio de Energía, lo que representa un aumento medio inferior al planteado con el tarifazo original, que regía hasta ayer. Además, continúa en vigencia el tope del 500 por ciento sea cual sea la evolución interanual que se haya registrado en el consumo. Desde el sector pyme advirtieron que “la suba implementada es muy fuerte para algunas empresas, en una situación complicada tras diez meses de caída de la demanda”.

Según cálculos de la Fundación Generación Sur a los que accedió este diario, la boleta promedio de un usuario no residencial en el área de cobertura de Metrogas en la provincia de Buenos Aires se ubicará ahora en 2048 pesos. Ese número supone una suba del 288 por ciento frente a los 527 pesos que abonaba en marzo y una merma del 43 por ciento frente a la factura que pagó entre abril y septiembre, que se ubicó en una media de 3579 pesos (que a su vez suponía un alza del 579 por ciento frente a marzo, lo que disparó los reclamos en todo el país).

El universo de usuarios no residenciales incluye empresas, centros culturales, centros de jubilados, clubes de barrio y universidades, entre otros. El rubro de las pymes es sensible a la cuestión tarifaria porque allí están en juego miles de puestos de trabajo. Frente al impacto demoledor del primer tarifazo de abril, el sector obtuvo el tope del 500 por ciento que resultó a las claras insuficiente. Luego, las pymes quedaron bajo el amparo de los fallos judiciales hasta que la Corte Suprema dictara el fallo en favor de los usuarios residenciales, pero dejando intacto el cuadro tarifario para los no residenciales. Gracias a la presión política y nuevos fallos judiciales a su favor, el Gobierno incluyó a las pymes en la segunda versión del cuadro tarifario difundido ayer.

Antes de la modificación tarifaria de marzo, la categoría de usuarios no residenciales P1-P2, que involucra a la mayoría de las pymes, pagaba 0,16 dólares el millón de BTU consumido, mientras que la categoría P3 abonaba 0,44 dólares. Con el nuevo cuadro tarifario, los usuarios P1-P2 pasan a pagar 0,90 dólares el millón de BTU y la categoría P3, 2,48 dólares. Esto supone un aumento del 463 por ciento en el precio del gas para el usuario no residencial, inferior al del tarifazo original, del 795 por ciento, que continuó vigente hasta ayer para las pymes.

Los números anteriores refieren al precio del gas en boca de pozo que paga cada tipo de usuario no residencial. Sin embargo, el precio del gas es sólo uno de los tres componentes que tiene la boleta de gas, que incluye además la remuneración correspondiente al sector del transporte y la distribución. De ahí que el tarifazo original incluyera un aumento promedio del precio del gas en boca de pozo del 795 por ciento que se traducía en aumentos de la boleta de gas del 689 por ciento en promedio para la categoría P1-P2. De modo análogo, el incremento del 463 por ciento en la remuneración del gas en boca de pozo supone que la boleta media para los usuarios no residenciales P1-P2 suba ahora un 277 por ciento. La categoría P3 pasó de un aumento promedio de la boleta de gas del 572 por ciento a un 369 por ciento con el anuncio.

La Fundación Generación Sur calculó que en el área de cobertura de Metrogas en la provincia de Buenos Aires, la factura promedio de un usuario SGP2 (en la franja media del escalonamiento de consumo) se ubicaba en marzo en 1241 pesos. El tarifazo original, que rigió hasta ayer, llevó ese valor a los 10.248 pesos, lo que representó un aumento del 725 por ciento. El nuevo cuadro tarifario ubica esa boleta promedio en los 4701 pesos, lo que supone una suba del 279 por ciento frente a marzo, pero una merma del 54 por ciento en relación a las boletas que corrieron para el período abril-septiembre. En el caso de la categoría SGP1, de más bajo consumo comercial, la boleta promedio entre marzo y abril subió de 174 a 1158 pesos y ahora se ubicaría en 606 pesos. En el caso de la categoría SGP3, de más alta nivel de consumo, la factura subió con el tarifazo original de 15.833 a 91.888 pesos y ahora se ubicará en una media de 67.180 pesos. El Gobierno dio a conocer el sendero de aumento del precio del gas hasta octubre de 2019 que afectará a los no residenciales. Los 0,90 y 2,48 dólares que pagan las categorías P1-P2 y P3, respectivamente, suben escalonadamente hasta llegar a los 6,80 dólares dentro de tres años.

Compartir: 

Twitter
 

Pese al “gradualismo”, muchas empresas medianas afrontarán situaciones complicadas con el incremento del costo energético.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared