ECONOMIA

Por segundo año consecutivo, la industria lidera la recuperación

Con un crecimiento anual del 10,7 por ciento, según estimaciones del Indec, la industria ratifica su condición de locomotora de la recuperación. El repunte en el indicador de obreros ocupados también marcó un salto record en las mediciones desde 1970.

 Por Claudio Scaletta

La industria creció en 2004 el 10,7 por ciento, informó el Indec. De esta manera, por segundo año consecutivo mostró un alza superior al Producto, cuya expansión habría superado el 8 por ciento. Los sectores manufactureros de mejor desempeño fueron los ligados al aumento de la demanda interna, como el automotor y la construcción. También se destacó la producción de insumos para el sector agropecuario, como sustancias y productos químicos. Otros rubros de fuerte crecimiento fueron los que pudieron continuar sosteniendo la sustitución de importaciones, como Edición e impresión y Papel y cartón. Las características del nuevo modelo productivo se completan con el fuerte crecimiento, por aumento en la demanda de exportación, de la producción de algunas manufacturas de origen agropecuario. Un dato destacado fue que el Indice de Obreros Ocupados en la industria creció el 10,2 por ciento, una suba record desde que comenzó a elaborarse el indicador en 1970.
A grandes rasgos, la evolución de la industria parece seguir el previsible camino señalado por algunas variables macroeconómicas, como la cotización del dólar, el bajo costo relativo de la mano de obra y la demanda interna –intersectorial y de consumo–, y de exportación.
- Sectores vinculados al aumento de la demanda doméstica. Los dos sectores industriales que más crecieron el año pasado fueron el automotor y los producción de insumos que abastecen a la Construcción. Las 260.420 unidades que salieron en 2004 de las terminales automotrices significaron un extraordinario crecimiento anual de la industria del 53,3 por ciento. El aumento fue impulsado fundamentalmente por la expansión de la demanda interna, que se duplicó en relación al año anterior. Un dato a tener en cuenta es que las 311.960 unidades vendidas en el mercado interno superaron holgadamente a las producidas localmente. Del total de vehículos nuevos comercializados, el 62,2 por ciento, 203.316 unidades, fue cubierto por importados. Ello resulta indicativo no solo de la transnacionalización de las terminales, sino también de un retroceso relativo de la producción local en la estrategia internacional de estas firmas. En parte, la situación fue compensada por el aumento de las exportaciones, especialmente a México, destino en el que se superó el pico pactado de 50 mil unidades. Pero el dato estructural resultante es que el sector opera todavía con una bajísima utilización de la capacidad instalada, que en diciembre fue de apenas el 35 por ciento. Las perspectivas para 2005 indican no obstante que la recuperación automotriz continuará.
El rubro Minerales no metálicos, que en el Estimador Mensual Industrial que elabora el Indec revela el crecimiento de la actividad de la construcción, se trata de la producción de sus insumos principales, aumentó en 2004 el 17,2 por ciento. El crecimiento no se dio solo en cemento y vidrio (el que también se utiliza para envases de la industria alimenticia), sino especialmente en los restantes insumos. La demanda fue motorizada tanto por la obra pública, la vial y el Plan Federal para la construcción de 120 mil viviendas, como la privada, en la que se destacan las edificaciones destinadas a viviendas.
- Sustitución de importaciones. Dos rubros que sobresalieron por su buen desempeño fueron Edición e impresión, que creció el 20,5 por ciento en el año, y Papel y cartón, que lo hizo el 11,3 por ciento. Si bien en ambos casos sus producciones fueron impulsados por la mejora de la demanda interna, el dato clave fue la sustitución de importaciones. En el primero de los sectores, que en diciembre trabajaba a un 74,5 por ciento de su capacidad, se registraron importantes inversiones. En el segundo, cuya producción se destina principalmente a abastecer a la industria gráfica, a los papeles sanitarios y al embalaje y packaging de otras industrias, el crecimiento fue superior al de los sectores que los demandan, un claro indicio de sustitución. Una situación similar se produjo en Neumáticos yManufacturas de Plástico, que en conjunto crecieron el 10,8 por ciento. Por el contrario, algunos rubros donde la sustitución fue el dato dominante en 2003, pero que en 2004 se detuvo, fueron los textiles, que crecieron el 7,9 por ciento, y algunos bienes de consumo durables, como las líneas blanca y marrón. En estos casos, la razón se encuentra en parte en el ingreso de importados de China, el sudeste asiático y Brasil, una situación relativamente compensada por el establecimiento de salvaguardias y acuerdos bilaterales.
- Aumento de las exportaciones. Entre los sectores cuyo crecimiento se explicó principalmente por el aumento de la demanda exportable se encuentran algunas manufacturas de origen agropecuario. En particular, la industria de la carne y los lácteos. La producción de carnes rojas creció el 17,3 por ciento y la de blancas el 22,1 por ciento. En ambos casos las ventas al exterior superaron en volumen y, más que proporcionalmente, en precios a las de 2003. Adicionalmente se registraron muchas aperturas de nuevos mercados. La industria láctea, que se expandió el 21,1 por ciento, se vio favorecida por la mayor disponibilidad de materia prima. Por el lado de la demanda y de la a mano de la suba de los precios internacionales, se produjo un gran aumento de las exportaciones de leche en polvo. En consecuencia, las plantas de secado en las principales usinas registraron un elevado nivel de utilización.

Compartir: 

Twitter
 

La industria automotriz registró una mejora de más del 50 por ciento con respecto a 2003.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.