EL PAIS › KIRCHNER RECIBIRA A LA
FAMILIA QUIÑONES ANTES DEL VIAJE A CUBA

Reencuentro con guiño presidencial

El médico Roberto Quiñones fue recibido por el canciller Bielsa, quien le confirmó el encuentro que solicitaba con Kirchner.

 Por Fernando Cibeira

El presidente Néstor Kirchner accedió a reunirse con la familia del médico Roberto Quiñones antes de mayo, la fecha prevista para el viaje a Cuba para visitar a su madre, Hilda Molina. No fue la única buena noticia que Quiñones recibió ayer. De boca del propio canciller Rafael Bielsa se enteró de que la carta que le envió Fidel Castro al gobierno argentino ofrece “todas las garantías para todo el grupo familiar” en caso de que quieran viajar a La Habana. Mientras digería las novedades, Quiñones evaluaba que ahora podría acompañar a su esposa y sus hijos en la travesía.
La reunión de ayer en Cancillería había sido pactada la semana pasada, cuando Quiñones y su asesor jurídico, el ex funcionario Eduardo Valdés, fueron a plantear un par de inquietudes respecto del viaje. Ayer volvieron para enterarse de la respuesta y se encontraron con que junto al representante permanente de Derechos Humanos de Cancillería, Horacio Méndez Carreras, los esperaba la plana mayor del ministerio: Bielsa, el vicecanciller Jorge Taiana y el futuro embajador en La Habana, Darío Alessandro.
El nivel de la convocatoria era reflejo de la conclusión del diálogo que mantuvieron Kirchner y Bielsa a propósito de este caso. Básicamente, resolvieron allí mostrar la predisposición del Gobierno a buscar una solución y a desvirtuar las sospechas de la familia Quiñones acerca de que las respuestas que exigían se dilataban. El interés de la Casa Rosada es bajar el nivel de conflictividad del asunto y evitar que una pequeña cuestión de tipo familiar se termine convirtiendo en un condicionante de la política exterior.
Quiñones y su mujer, Verónica Scarpatti, recibieron las respuestas anheladas. Kirchner, efectivamente, accedía a atenderlos en su despacho. La familia siente que mostrarse en público junto al Presidente será una garantía extra de que su viaje a Cuba se desarrollaría sin contratiempos. El médico también había pedido leer la carta que Castro le mandó a Kirchner, respondiendo a una anterior del Presidente argentino solicitando que dejara salir a Molina de la isla para pasar las Fiestas en la Argentina. Ese correo es privado entre jefes de Estado, pero Bielsa le comentó la parte del mensaje que le interesaba a Quiñones: que las garantías que Castro le brindaba a la familia lo incluían, ya que habla de “toda la familia” que quiera ir de visita. El temor de Quiñones es que, al ser un disidente e infractor a la ley cubana, una vez que pise La Habana no lo vuelvan a dejar salir.
“Esto ha sido un acto de buena voluntad. Agradezco la deferencia del canciller en atendernos y también la que tendrá el presidente Kirchner”, dijo el médico a Página/12. Ahora Quiñones tratará de convencer a su madre y a su abuela para que acepten que él se sume al viaje de su esposa y sus dos hijos, y hacer el reencuentro familiar completo. Las mujeres le habían pedido que no viajara porque temían por lo que pudiera sucederle.
Ayer no se fijó fecha para el encuentro con Kirchner, pero en Cancillería estimaban que se hará en un plazo cercano. Es más, imaginaban que el viaje a Cuba podría adelantarse y que no era necesario esperar a mayo como sostuvo Quiñones. “Si ya está todo listo, ¿para qué esperar? Por ahí después surge alguna complicación”, explicaba ayer un funcionario. “Como sea, lo bueno es que estamos avanzando.”

Compartir: 

Twitter
 

Taiana, Bielsa y Alessandro de un lado de la mesa; Valdés, Quiñones y su esposa, del otro.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.