ECONOMíA › INSPECCION EN ESTACIONES PARA GARANTIZAR EL ABASTECIMIENTO DE NAFTA

Pelea por el precio de los combustibles

La suspensión de las exportaciones de combustibles aceleró el operativo para asegurar el suministro de nafta a las estaciones de servicios. Se empieza a normalizar la situación con los controles en todo el país. Las petroleras todavía no bajan los precios.

En la primera jornada con las exportaciones de combustibles suspendidas, Guillermo Moreno comenzó a recibir reportes de las provincias afectadas por el desabastecimiento. El secretario de Comercio también pidió a las distintas gobernaciones relevamientos detallados con los precios actuales de las naftas y los que mostraban a fines de octubre último. El Gobierno quiere que los valores bajen a aquellos niveles. Desde las empresas dijeron que siguen evaluando la medida oficial y no se notaron movimientos en los precios.

Daniel Scioli fue uno de los primeros gobernadores en salir a medir el mercado de los combustibles. Le ordenó a Santiago Montoya, titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, la realización de inspecciones en distintas estaciones de servicio. Hubo controles en puestos del conurbano y también de la costa atlántica, donde en las últimas semanas se habían detectado faltantes y fuertes incrementos en los precios. El propio Montoya encabezó un operativo en una estación de servicio de las calles 7 y 32 de La Plata. “Este es el primero de los controles que se realizaron hoy (por ayer) en 80 estaciones de servicio, 55 de ellas ubicadas en ciudades de la costa atlántica y 25 en localidades del conurbano bonaerense”, informó el funcionario.

Para esta jornada, Montoya diseñó operativos en unas 200 estaciones de la costa atlántica. En el relevamiento inicial, los inspectores detectaron falta total de naftas en algunos comercios y la imposición de cupos en otros. El funcionario aseguró que los inspectores terminarán de recorrer todas las estaciones de servicio que operan en la provincia dentro de los próximos diez días. Montoya reportó todo a Moreno, incluyendo los precios que se están consiguiendo en Buenos Aires.

Montoya dijo que la Secretaría de Comercio empezará a normalizar la situación de abastecimiento y de los precios de las naftas entre hoy y mañana. En el entorno de Moreno, en cambio, aseguraron a este diario que no existen plazos, pero tienen la expectativa de que los precios empezarán a bajar no bien el conjunto de las provincias complete la información requerida.

Desde las principales compañías del mercado señalaron a Página/12 que la situación de los precios sigue sin cambios, a pesar de la prohibición de exportar combustibles. Juan José Aranguren, titular de Shell, dijo directamente que la iniciativa oficial no tendrá ningún impacto en el mercado interno porque las petroleras exportan productos que no se consumen dentro de la Argentina.

Respecto del abastecimiento de naftas, las fuentes empresarias consultadas aseguraron que la situación se irá normalizando. “Hay combustible, pero existen problemas de logística. El boom de consumo en algunas localidades eminentemente turísticas provocó desequilibrios. Estamos reviendo la logística a toda marcha para cumplir con el abastecimiento pleno”, sostuvieron, en diálogo con este diario, en una de las petroleras más grandes.

Daniel Scioli salió ayer decididamente a respaldar la jugada instrumentada por Moreno. “No quiero que falte ni un litro de combustible en los sectores productivos ni en los usuarios, especialmente para las familias que encaran tan merecidos días de descanso”, afirmó el gobernador durante una visita a la ciudad de Lobería.

Una de las localidades turísticas donde ya se volvió a la normalidad fue Bariloche. Ayer, los consumidores no tuvieron problemas en conseguir naftas. No obstante, los precios están por encima de los del año pasado. La nafta súper, por ejemplo, se expende a 2,42 pesos por litro contra 2,15 de fines de octubre último, lo que representa un alza del 12,6 por ciento.

La estrategia del gobierno nacional para retrotraer los valores, que en el caso de las naftas premium ya superaron los tres pesos por litro, recibió el respaldo tanto de los expendedores como de los trabajadores de las estaciones de servicio. Raúl Castellano, titular de la entidad que agrupa a los expendedores de combustibles, consideró a la medida como “extrema pero acertada”. Por su parte, Carlos Acuña, representante de los trabajadores estacioneros, aseguró que “la medida es justa y acertada: había que ponerles un límite a las grandes petroleras porque no están acompañando el crecimiento sostenido que vive el país”.

Compartir: 

Twitter
 

Santiago Montoya, titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, en inspección de estaciones.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.