ECONOMíA › POR LA PAZ Y EL MEDIO AMBIENTE

Batería de acciones

El Foro Social Mundial (FSM) concluyó con una convocatoria a protestas globales contra la guerra y en defensa del medio ambiente. En el acto de clausura, celebrado ayer en un campo de fútbol convertido en un pantano por una tormenta tropical, los activistas reclamaron por medidas que modifiquen el sistema capitalista mundial y pidiendo principalmente el desmantelamiento del sistema financiero para acabar con la crisis actual.

La cumbre del movimiento contra la globalización propuso una batería de acciones de carácter urgente para contener la crisis actual del capitalismo. “Son los ricos los que tienen que pagar los platos rotos, y no los pobres”, aseguraron los asistentes. Entre las ideas que se consensuaron figura el desmantelamiento de las instituciones de Bre-tton Woods, es decir, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), considerados pilares del actual sistema financiero. También se demandó un compromiso global para acabar con los paraísos fiscales y la creación de un mecanismo mundial para el control de los mercados financieros, que regule efectivamente los flujos de capital. Además se impuso una condición necesaria para la nueva arquitectura financiera global: excluir al dólar como moneda de referencia. Asimismo se exigió que las materias primas sean excluidas de los mercados de valores para acabar con la especulación y la creación de fondos regionales de reservas.

En el terreno ambiental se propuso crear tasas internacionales para financiar la preservación de lo que llamaron bienes públicos mundiales, entre los que citaron expresamente a la Amazonia.

En cuanto a la política, todos los presentes coincidieron en solicitar una reforma inmediata de las Naciones Unidas (ONU), por considerar que su funcionamiento, en especial el de su Consejo de Seguridad, no es democrático. A su vez, los manifestantes antiglobalización condenaron a Israel por lo que calificaron de “genocidio” en la Franja de Gaza y anunciaron su determinación de llevar a funcionarios y militares israelíes ante la Justicia internacional, por lo que identificaron en sus documentos como “crímenes de guerra”.

Por otra parte pidieron terminar con la OTAN, exigieron el desmantelamiento de los arsenales nucleares y también de las bases militares en suelo extranjero, entre las que citaron la de EE.UU. en Manta (Ecuador), y la devolución de la península de Guantánamo a Cuba.

Durante la clausura fue anunciado un calendario de protestas globales, que tendrá su epicentro entre los días 28 de marzo y 4 de abril próximos, semana en la que se manifestará contra la guerra y el capitalismo, y que incluirá un Día de Solidaridad con Palestina, el 30 de marzo. Asimismo, habrá manifestaciones en el encuentro del G-20 que se realizará en Londres el 2 de abril, ante la Cumbre de las Américas del 17 al 19 abril en Trinidad Tobago, en la cita anual del G-8, a celebrarse en Italia en junio, y en la reunión de la ONU sobre el clima, prevista para diciembre en Dinamarca. El 12 de octubre, según la Asamblea de los Movimientos Sociales, será convocada una gran movilización en defensa de la Madre Tierra y los derechos de los indígenas.

Según los organizadores, la novena edición del FSM contó con 133 mil activistas y un total de 5808 movimientos sociales de 142 países de todos los continentes. La enorme mayoría de esos movimientos (4193) fue de naciones sudamericanas, mientras que 491 grupos llegaron desde Europa y otros 489 de Africa.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice
  • EL ESTABLISHMENT MUNDIAL TEME QUE LA CRISIS ECONóMICA DERIVE EN BROTES DE VIOLENCIA
    El miedo al estallido social se hizo carne en Davos
  • TEMAS DE DEBATE: SISTEMA TRIBUTARIO Y DISTRIBUCIóN DEL INGRESO
    Herramienta para favorecer la igualdad

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.