ECONOMíA

Los trabajadores salieron de compras

El libro de Natalia Milanesio explora un terreno poco conocido de la historia del peronismo. El extraordinario proceso de inclusión social en esa etapa motivó la conformación de un nuevo sujeto social: el consumidor obrero. Por primera vez, este actor contó con una enorme visibilidad cultural e influencia económica y política. Ahí confluyeron dos fenómenos. La revolución en el mercado interno generó la necesidad de un mayor énfasis en la regulación estatal, para mediar en la relación entre empresas y consumidores, por un lado; mientras que la adhesión absoluta de los sectores asalariados al gobierno de Juan Perón permitió al líder contar con un actor fundamental como un medio directo para hacer política económica. El resultado fue, en primer lugar, la creación de una serie de instituciones de defensa de los consumidores. Y en segundo turno apareció una apelación directa al consumidor para “ayudar” al gobierno en la tarea de equilibrar la macroeconomía. ¿Cuántos de estos elementos se reeditaron, seguramente con otra intensidad, en los últimos años del gobierno kirchnerista?

El libro documenta que en 1947 se sancionó la Ley 12.983, de “Represión de la especulación, el agio y los precios abusivos” y que en 1948 Perón creó la Dirección Nacional de Vigilancia de Precios, para llevar a cabo la “guerra contra el agio y la especulación”. El gobierno despliega, en ese entonces, mercados municipales, proveedurías manejadas por la Fundación Eva Perón e impulsa la formación de cooperativas de consumo. Son iniciativas para desconcentrar la oferta de alimentos y que con ello mejoren los precios al consumidor. “En las actuales circunstancias no es urgente sino impostergable impedir el engaño del consumidor”, arengaba el diputado peronista Eloy Camus.

Desde el lado de la apelación directa al sujeto consumidor, Perón aprovechó el sólido apoyo de los sectores trabajadores para llevar a cabo su Plan Económico de 1952, para enfrentar la crisis. A través de las campañas de incentivo al consumo de pan negro y el mensaje para concientizar sobre la necesidad de “no derrochar”, por ejemplo, el gobierno fomentaba la austeridad en el consumo para aumentar el saldo exportable y aliviar la restricción externa.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Los trabajadores salieron de compras
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.