EL MUNDO › UN AVIóN ATERRIZó EL VIERNES EN LA GUYANA FRANCESA PARA UNA EVENTUAL LIBERACIóN DE INGRID. AYER VOLVIó A PARíS

Francia está lista para buscar a Betancourt

A partir de hoy, otro avión Falcón dotado de equipos médicos adecuados esperará la orden de Nicolas Sarkozy. El Ejecutivo francés, en alerta, confirmó que acordó con Uribe que recibirá a rebeldes de las FARC si liberan a rehenes.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Algo se mueve en la hondura de la selva colombiana. Un avión francés de urgencia en la pista de despegue y una oferta francesa para que los miembros de las FARC vengan a Francia llenaron de expectativas e incertidumbres el horizonte de la posible liberación de la rehén franco colombiana Ingrid Betancourt. La presidenta francesa confirmó ayer la información aparecida en el semanario JDD, según la cual Francia había enviado a la Guyana francesa un avión Falcón 900 que se posó en un aeropuerto militar. El aparato fue “preposicionado” ante la eventualidad de una liberación de Betancourt. El Palacio presidencial francés aclaró luego que el Falcón 900 contaba con un equipó médico “listo para intervenir en cualquier momento”, a fin de “dar la atención apropiada” a la rehén. Al final de la tarde otra información vino a completar la primera: el Falcón regresó a la capital francesa a las diez de la noche pero el operativo no quedó desactivado. A partir de hoy, otro avión del mismo tipo y dotado de equipos médicos adecuados esperará en París la orden de Nicolas Sarkozy. Según Francia, esta medida fue adoptada debido a “las informaciones sobre el estado de salud de Betancourt y a las declaraciones sobre posibles negociaciones para su liberación”. La unidad de la fuerza aérea encargada del transporte de altas personalidades (ETEC) tiene dos Falcón 900 previstos para ser montados para realizar evacuaciones sanitarias.

“El presidente francés dio la orden para que un avión con equipo médico esté preparado para intervenir en cualquier momento para que Ingrid Betancourt sea trasladada lo antes posible a un centro hospitalario si es liberada. Este avión, también un Falcón 900, está en territorio metropolitano de donde podría despegar inmediatamente si la situación lo requiere”, afirmó la presidencia francesa. Todo parece indicar que existe un “marco” para que se produzca un desenlace. Anoche, el primer ministro francés, François Fillon, ratificó el estado de alerta y desarrolló una información suministrada el sábado por el presidente colombiano. Uribe reveló que había acordado con Francia que los guerrilleros de las FARC que liberaran a los rehenes serían protegidos y podrían partir al extranjero. El jefe de gobierno francés ahondó esa información: “Francia está dispuesta a hacer todo lo que sea necesario para permitir la liberación de Betancourt y el recibimiento de los militantes de las FARC forma parte de este esfuerzo”. Si se siguen de cerca las declaraciones de François Fillon, éstas, con toda la prudencia del caso, indican una dirección. Fillon declaró que París contaba con “medios técnicos de forma permanente para poder responder a todas las situaciones. (...). “Sentimos que, progresivamente, se cumplen todas las condiciones para esta situación.”

“En este momento hay un ruido de fondo e iniciativas convergentes. Hay que continuar, hay que empecinarse”, había dicho el viernes el canciller francés, Bernard Kouchner, comentando la última salida del presidente colombiano. Se trata de la propuesta de liberar prisioneros de las FARC si la guerrilla colombiana dejaba libre a Ingrid Betancourt. Sin embargo, tanto en París como en Bogotá la última carta puesta en la mesa por Alvaro Uribe suscitó ciertas reservas y hasta el temor, expresado por el ex marido de Betancourt, Fabrice Delloye, de que Uribe procediera así porque la ex candidata presidencial ya estaba muerta. Las informaciones sobre su estado de salud vinieron a corroborar el testimonio de Eladio Pérez, el ex senador liberado hace unas semanas por las FARC y que había alertado sobre la gravedad de la afección de la que sufría Ingrid, en este caso se trata de Hepatitis B. En París, el portavoz del Comité de Apoyo a Ingrid Betancourt, Hervé Marró, confesó que las noticias eran tan malas que estaba “profundamente angustiado”. La hermana de Ingrid, Astrid, puso el acento en lo que llamó “la incoherencia” del gobierno colombiano que, por un lado, “aboga por una vía negociada y por el otro intensifica la presencia militar”. Es oportuno recalcar que Bogotá emite señales contradictorias. El sábado, Uribe visitó la selvática localidad de San José del Guaviare donde Ingrid Betancourt fue vista por última vez a finales de febrero cuando las FARC la llevaron a un dispensario médico. Allí, Uribe pidió al ejército que localizara a los secuestrados y explicó que esa localización tenía una meta “humanitaria”. “Una vez que los tengamos localizados, en lo que se llama una localización humanitaria, convocar a los organismos humanitarios nacionales e internacionales para que entren allí a hacer el acuerdo de liberación.”

Anoche, la Federación Internacional de Comités Ingrid Betancourt resaltó que, por el momento, “no había ninguna información concreta que haga esperar una liberación inminente”. Con todo, aunando las informaciones de que se dispone se llega al esbozo de un movimiento. Por ejemplo, el primer ministro francés evocó como algo concreto la posibilidad de que Francia recibiera a miembros de las FARC. Esa idea circula hace mucho, pero se hizo más visible luego de la visita a Francia de Eladio Pérez. El senador liberado presentó un plan que, entre otras cosas, contemplaba “el recibimiento en Francia, en Guyana por ejemplo, de altos miembros de las FARC liberados por Colombia”. Por lo pronto, desde ayer por la tarde, la cuestión de la liberación de Ingrid Betancourt y las opciones asumidas por Nicolas Sarkozy ganaron la esfera política local. El primer secretario del Partido Socialista francés, François Hollande, dio un respaldo público a las gestiones de Sarkozy. Además de pedirles a las FARC un “reflejo humanitario”, Hollande dijo que apoyaba “todas las iniciativas” de Sarkozy con vistas a liberar a Betancourt.

Compartir: 

Twitter
 

Una mujer tiene puesta una máscara con la cara de Ingrid Betancourt, la rehén de las FARC.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice
  • TRAS LOS CHOQUES QUE DEJARON 300 MUERTOS EN IRAK
    Tregua del clérigo chiíta
  • UN AVIóN ATERRIZó EL VIERNES EN LA GUYANA FRANCESA PARA UNA EVENTUAL LIBERACIóN DE INGRID. AYER VOLVIó A PARíS
    Francia está lista para buscar a Betancourt
    Por Eduardo Febbro
  • ENTREVISTA A JORGE QUIROGA, EX PRESIDENTE DE BOLIVIA
    “Que medie la Iglesia”
    Por María Laura Carpineta
  • CAMPAñA POR EL VOTO EN SUDAMéRICA PARA LOS COMICIOS DEL 13 Y 14 DE ABRIL
    Dos candidatos al Senado en Italia

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.