EL MUNDO › ANUNCIó EL CRONOGRAMA PARA EL RETIRO DE TROPAS EN UNA BASE MILITAR Y AGRADECIó A LOS SOLDADOS

Obama dio por terminada la guerra de Irak

El mandatario dijo que el grueso de las tropas se irá de Irak antes del 31 de agosto de 2010, pero unos 50.000 efectivos permanecerán en el país hasta fines de 2011 en misión de entrenamiento, protección de civiles y contraterrorismo.

El presidente Barack Obama anunció ayer el retiro del grueso de las tropas estadounidenses en Irak para el 31 de agosto de 2010, pero dijo que unos 50.000 efectivos permanecerán en el país hasta fines de 2011 en misión de entrenamiento, protección de civiles y contraterrorismo. El resto de las tropas se retirarán a fines de 2011. En un discurso sobre política militar ofrecido a los marines en la base de Camp Lejeune, en Carolina del Norte, Obama agradeció la labor de las fuerzas estadounidenses en brindar más estabilidad al convulsionado Irak.

Hablando tres semanas antes del sexto aniversario de la invasión estadounidense a Irak, Obama dijo: “Hoy he venido a hablarles de cómo va a terminar la guerra en Irak”. Sostuvo que, gracias a los sacrificios de las tropas estadounidenses, “la situación ha mejorado”, la violencia se ha reducido y el grupo de Al Qaida en Irak sufrió un golpe severo. “Pero que no queden dudas: Irak todavía no es seguro y habrá dificultades en los días por venir”, dijo, y agregó que su decisión tiene en cuenta otras prioridades. “Encaramos el desafío de centrarnos en Afganistán y Pakistán; de aliviar el peso que recae sobre nuestros militares y de reconstruir nuestra economía. Son desafíos que vamos a encarar”, afirmó.

Obama señaló que durante la carrera a la Casa Blanca había dicho que debía consultar con los jefes militares en Irak sobre escenarios alternativos antes de tomar una decisión final y dijo que ahora optó por un nuevo cronograma para poner fin a la polémica e impopular guerra de ya casi seis años. “Elegí un calendario que sacará nuestras brigadas de combate en los próximos 18 meses. Déjenme decir esto tan claramente como sea posible: para el 31 de agosto de 2010, nuestra misión de combate en Irak habrá terminado”, dijo el presidente en su esperado discurso.

El mandatario agregó que “entre 35.000 y 50.000” soldados estadounidenses quedarán en Irak entre agosto de 2010 y fines del año siguiente para entrenar a las fuerzas de seguridad iraquíes, proteger a civiles que trabajen en proyectos de reconstrucción y realizar operaciones de contraterrorismo limitadas y puntuales.

Obama dijo que la salida de Irak era una necesidad, tanto para el futuro del país árabe como para permitir que Estados Unidos reconcentre su atención en Afganistán, que enfrenta la peor ola de violencia desde la caída de los talibán, en 2001. De manera gradual, los soldados estadounidenses irán regresando a casa hasta que no quede ninguno en Irak, tal y como se comprometieron Estados Unidos e Irak. La anterior administración estadounidense firmó un pacto de seguridad con el gobierno iraquí que fue aprobado por el Parlamento que ponía como fecha límite de la retirada total el 31 de diciembre de 2011. Obama aseguró que su intención era reducir el número de militares a “cero” para esa fecha.

La retirada de las tropas estadounidenses debería enviar una clara señal de que el futuro de Irak es ahora su responsabilidad. “El éxito a largo plazo de la nación iraquí dependerá de las decisiones hechas por los líderes de Irak y de la fortaleza de pueblo iraquí”, dijo Obama. Agregó: “Irak es un país soberano con instituciones legítimas; Estados Unidos no puede –y no debe– tomar su lugar. Sin embargo, un fuerte esfuerzo político, diplomático y civil de parte nuestra puede adelantar el progreso y ayudar a sentar las bases para una paz y seguridad duraderas”.

“Este esfuerzo será liderado por nuestro nuevo embajador en Irak, Christopher Hill. Desde su trabajo en el Cuerpo de Paz hasta su trabajo en Kosovo y Corea, el embajador Hill ha sido puesto a prueba y ha demostrado el pragmatismo y la habilidad que necesitamos justo ahora. Estará apoyado por el trabajo valiente y capaz de tantos diplomáticos estadounidenses y trabajadores humanitarios que trabajan en Irak”. Recientemente, Hill se desempeñó como negociador para el desarme nuclear de Corea del Norte.

Obama felicitó a los soldados que “hicieron su trabajo”. Elogió al embajador Ryan Crocker y a los generales David H. Petraeus y Ray Odierno como los “mejores generales”, sin mencionar a Bush. Su única referencia implícita a su predecesor fue cuando dijo que Irak había enseñado una dolorosa lección sobre cómo y cuándo debía Estados Unidos ir a la guerra.

Antes de anunciar su plan de retiro de tropas, Obama llamó al ex presidente George W. Bush, quien comenzó la guerra a la que Obama se opuso tan vehementemente. Los funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Obama hizo la llamada desde Camp Lejeune momentos antes de dar su discurso. Robert Gibbs, el secretario de prensa de la Casa Blanca, dijo que Obama hizo la llamada como una “cortesía” al ex presidente. Anteriormente, a bordo del Air Force One, Obama llamó a otra de las partes interesadas, el primer ministro iraquí, Nouri al Maliki.

El calendario de retirada no es la única iniciativa que toma Obama con respecto a la guerra de Irak. El mandatario ya presentó el jueves su primer presupuesto, en el que recorta el gasto para los conflictos en Afganistán e Irak. Las dos contiendas recibirán 130.000 millones de dólares en el año fiscal que comienza en octubre de este año. Esto supone 11.500 millones menos, lejos de las necesidades que los jefes militares habían presentado a la Casa Blanca.

Como parte de la nueva actitud, Estados Unidos también llevará a cabo un acercamiento “sostenido y guiado por principios” a todos los países en Oriente Medio, “incluidos Irán y Siria”.

Compartir: 

Twitter

Obama anuncia la retirada de Irak en la base militar de Camp Lejeune ante la atenta mirada de los soldados.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.